MATTA, Roberto (1911-2002)

LA MAYOR APERTURA HACIA EL COSMOS
Pintura mural, pintura al óleo sobre tela encolada
245 x 550 cms
Fecha de entrada a la UNESCO
País de origen Chile
Adquisición hecha por la UNESCO a la finalización del edificio de la Sede en Fontenoy, Paris, 1958.
© Photo: UNESCO
Todos los derechos reservados

En 1957, el " Comité para la Arquitectura y las obras de arte " de la UNESCO organiza un concurso de artistas para dar vida a su Sede permanente. Solamente once artistas fueron elegidos y entre ellos, Roberto Matta. Este Comité contaba entre sus miembros los arquitectos que construyeron los edificios, Bernard Zehrfuss, Marcelo Breuer, Luigi Nervi, así como C. Parra-Pérez quien presidía el Comité de consejeros artísticos, encargado de guiar la selección de obras; entre ellos también se contaba con Georges Salles, Shahid Subrawardy y Herbert Read.

“La mayor apertura hacia el cosmos”, forma parte, junto con las de Afro Basaldella y de Karel Appel,entre las obras seleccionadas para la decoración del 7° piso del edificio de Fontenoy.

Esta pintura mural, muestra un “espíritu de utopía”’ llamado a favorecer, según las propias palabras de Matta, “la mayor apertura hacia el cosmos”. El surrealismo en el que Roberto Matta se reclama, es, en su opinión, la “única disciplina que permite una constante transformación”.

El deseo y Eros son las líneas de fuerza de sus composiciones cibernéticas donde los insectos, las larvas, los tótems y las maquinas extrañas forman parte de un delirio monumental perfectamente controlado. Sus obras forman una saga revolucionaria que sigue los movimientos de lucha en todo el mundo contra los imperialismos y los ataques a la libertad humana.

Biografía

Roberto Matta Echaurren nació el 11 de noviembre 1911 en Chiloé (Chile) en una familia de origen hispano-vasco-francés. En 1929, comenzó sus estudios de arquitectura en la Universidad Católica de Santiago que interrumpió para instalarse, a partir de 1931, en Europa, viajando primero a Italia, España, Rusia y Gran Bretaña donde conoció a René Magritte. Discípulo del arquitecto Le Corbusier, rechaza sin embargo su racionalismo en la revista “Minotaure”. En 1934, decidió instalarse en París donde conocerá a través de Federico García Lorca, a Salvador Dalí, André Breton, Yves Tanguy y Picasso. En 1937, se dedica a la pintura y realiza sus primeras obras al óleo en 1938. Participó en la Exposición Internacional del Surrealismo en Paris en 1938, junto a Magritte, Picasso y Miró, en el pabellón de España. En el año 2000, una gran retrospectiva que reunió 162 de sus obras – óleos, dibujos, pastel, esculturas y cerámicas hechas entre 1930 y 2000 - fue celebrada en Santiago de Chile. Considerado como “el último de los surrealistas” y uno de los grandes pintores del siglo XX, Matta decía ser un “ciudadano del mundo”. Falleció en Civitavecchia (Italia) en 2002.