espagnol.gif (840 octets)

english.gif (1445 octets)

Page d'accueil
Contacter
Nouveautés

Projets

Liens

Déclarations
Recherche
Publications
Résolutions des Nations Unies

Année internationale  pour une Culture de la  Paix

Manifeste 2000
Education pour une Culture de la Paix
Paix, Droits de l'homme, Démocratie et Tolérance

Unité de la Paix et des nouvelles dimensions  de la sécurité

Femmes et Culture de la Paix

Dialogue culturel et pluralisme pour une Culture de la Paix

Jeunesse
Bureaux UNESCO et les Comissions Nationales  
Chaires UNESCO
Prix UNESCO

 

CONFERENCIA LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE

SOBRE EL USO DE NIÑOS COMO SOLDADOS

Declaración de Montevideo sobre el Uso de Niños como Soldados

       La Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre el Uso de Niños como Soldados, celebrada en Montevideo, Uruguay, del 5 al 8 de julio de 1999;

Indignada ante el hecho de que en la actualidad más de 300.000 menores de 18 de años participan en conflictos armados de todo el mundo;

Recuerda los principios del interés superior del niño, de la no discriminación y de la protección integral que promuve la Convención de los Derechos del Niño, ratificada por 191 Estados;

Recuerda que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en su resolución 1999/80 sobre los Derechos del Niño, ha reafirmado «la necesidad urgente de aumentar la edad mínima límite establecida en el artículo 38 de la Convención sobre los Derechos del Niño para el reclutamiento y la participación de cualquier persona en los conflictos armados», y que la Relatora Especial sobre la cuestión de las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, entre otras recomendaciones, «apoya firmemente la aprobación de un protocolo de firma facultativa de la Convención sobre los Derechos del Niño para prohibir el alistamiento de niños menores de 18 años en las fuerzas armadas y en grupos armados y su participación en un conflicto armado, e insta además a los Estados a que adopten inmediatamente disposiciones unilaterales para aumentar a los 18 años la edad de reclutamiento» (E/cn.4/1999/39,párrafo 97);

Recuerda que el reclutamiento forzoso o voluntario de menores de 18 años y su utilización para participar, directa o indirectamente, en conflictos armados internacionales y no internacionales, así como en situaciones de violencia interna, por las fuerzas armadas y todo grupo armado, constituye una violación a los derechos humanos de los niños y de las niñas;

Tomando en cuenta las causas económicas, sociales, políticas y culturales que produce el fenómeno del niño soldado y considerando que el reclutamiento de menores de 18 años por fuerzas armadas nacionales o por grupos armados no pueden ser, a ningún efecto, considerados como "voluntario";

Acoge con beneplácito la adopción del Estatuto de la Corte Penal International en el que se tipifica como crimen de guerra el «reclutar o alistar a niños menores de 15 años en las fuerzas armadas nacionales o utilizarlos para participar activamente en las hostilidades», tanto en los conflictos armados internacionales como en los internos, ya sea por fuerzas armadas o por grupos armados, y  hace votos para que en el futuro la edad mínima sea aumentada a los 18 años;

Acoge con beneplácito el Convenio No.182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación, «incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados» como una de las peores formas de trabajo infantil, adoptado por unanimidad por la Conferencia Internacional del Trabajo, en junio de 1999;

Acoge con beneplácito la Proclamación de la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 2000, como Año Internacional de la Cultura de Paz;

Acoge con agrado y respalda el trabajo realizado por el Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados para prohibir el reclutamiento y la utilización de niños en los conflictos armados;

Acoge con beneplácito la presencia en esta Conferencia, tanto en calidad de participantes como de observadores, de delegaciones diplomáticas y de representantes de ministerios de defensa de varios países latinoamericanos, del Caribe y de otras regiones del mundo, así como de organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales;

Decidida a acabar con el uso de menores de 18 años como soldados;

1) Declara solemnemente que el uso de todo menor de 18 años de edad por cualquier fuerza armada nacional o grupo armado es, sin excepción, tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz, contrario al espíritu de protección integral que promueve la Convención de los Derechos del Niño, incluso cuando el menor de 18 años asegure ser voluntario o se le tenga por tal;

2) Considera que la erradicación del reclutamiento forzoso o voluntario de menores de18 años o su utilización para participar, directa o indirectamente, en conflictos armados internacionales y no internacionales, así como en situaciones de violencia interna, por las fuerzas armadas y todo grupo armado, es un objetivo prioritario a alcanzar;

3) Insta a todas las fuerzas armadas nacionales y a todos los grupos armados que operan a instigación, consentimiento o aquiescencia del Estado, a que se abstengan de reclutar menores de 18 años o su utilización para participar, directa o indirectamente, en los conflictos armados y en toda situación de violencia interna;

4) Insta a todos los grupos armados de oposición y fuerzas armadas disidentes a que se abstengan de reclutar menores de 18 años o utilizarlos para participar, directa o indirectamente, en los conflictos armados y en toda situación de violencia interna;

5) Insta a todos los Estados de Latinoamérica y el Caribe a:

a, fomentar, en cumplimiento de las obligaciones de la Convención de los Derechos del Niño, un entorno que favorezca el desarrollo integral, seguro y saludable de los niños y a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que ningún menor de 18 años participe en conflictos armados internacionales y no internacionales así como en situaciones de violencia interna;

b, apoyar activamente la adopción de un Protocolo Facultativo a la Convención de los Derechos del Niño que establezca los 18 años como la edad mínima para todo reclutamiento militar y participación en conflictos armados internacionales y no internacionales así como en situaciones de violencia interna;

c, ratificar el Estatuto de la Corte Penal Internacional;

d, ratificar el Convenio 182 de la OIT sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación, e informar durante la Conferencia Regional Americana del Trabajo, que se celebrará en Lima, en agosto de 1999, acerca de las medidas tomadas para dicha ratificación;

e, tipificar como delito en su legislación interna el reclutamiento de menores de 18 años en las fuerzas armadas o grupos armados o su utilización para participar deirecta o indirectamente en conflictos armados internacionales y no internacionales, así como en situaciones de violencia interna y someter a los autores y partícipes de estos delitos a la jurisdicción correspondiente;

f, tomar las medidas necesarias para asegurar que sus Constituciones políticas y legislaciones nacionales incorporen adecuadamente la Convención de los Derechos del Niño así como los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos Adicionales I y II de 1977 y su efectiva aplicación;  

g. promover una cultura de paz y tomar las medidas necesarias para que la enseñanza en las escuelas y academias militares para menores de 18 anos, se ajuste a las disposiciones de la Convención de los Derechos del Niño y demás instrumentos internacionales de derechos humanos y de derecho internacional humanitario y no permitir la militarización de la educación;

h. realizar campañas de sensibilización e información dirigidas a la sociedad civil, fuerzas armadas y/o grupos armados donde sea procedente, sobre las consecuencias negativas para el desarrollo integral del menor de 18 años que conllevan su reclutamiento y su utilización en la participación directa o indirecta en los conflictos armados, así como promover y difundir a través del sistema educativo, formal y no formal, programas de educación para una cultura de paz;

i. realizar diagnósticos nacionales sobre la situación del menor de 18 años soldado y adoptar e implementar planes nacionales para poner fin al reclutamiento de los menores de la anos, así como su utilización en la participación directa o indirecta en los conflictos armados, y adoptar mecanismos de alerta temprana que permitan vigilar anticipadamente eventuales reclutamientos o utilización de niños entre las poblaciones vulnerables. En especial, tales planes deben mantener actualizados los sistemas de registro civil y documentación de los menores de edad;

j, crear y/o fortalecer instituciones nacionales de derechos humanos encargadas especialmente de la cuestión del menor de 18 años soldado, de conformidad con los principios de las Naciones Unidas sobre las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos;

k. reconocer como refugiado a los menores de 18 años obligados a abandonar su país d origen por temor a ser perseguidos debido a su negativa a ser reclutados como soldados o a ser utilizados para participar en los conflictos internos;

l. tomar las medidas necesarias para ayudarse mutua y recíprocamente a fin de lograr los objetivos mencionados;

m. reconocer el derecho a la objeción de conciencia para la prestación del servicio militar como un derecho humano fundamental que se ejerce desde el momento mismo de su declaración y garantizar el reconocimiento de la objeción de conciencia de acuerdo con la Resolución No. 1998/77 de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La objeción de conciencia debe ejercerse siempre bajo regulación civil, y no deben existir instancias que obliguen al objetor a probar sus convicciones;

n. incluir desde el principio en los procesos de paz la cuestión de la desmovilización, reintegración y reinserción social integrales de los menores de 18 años soldados;

o. adoptar programas de desmovilización y reintegración integral de lo menores de 18 años soldados teniendo en cuenta la equidad de género e integrando de forma sistemática programas de prevención en los ámbitos comunitario y local, con el objetivo fundamental de lograr el rearme y lograr la reunificación familiar así como una plena reinserción social y en especial en el sistema educativo formal;

p. otorgar amnistías u otras medidas similares a los menores de 18 años que han participado, directa o indirectamente, en los conflictos armados; y

q. otorgar pronta y efectiva reparación integral a los menores de 18 años soldados;

6)Exhorta a la Organización de los Estados Americanos v a sus Estados miembros a que promuevan el fin del reclutamiento forzoso o voluntario de menores de 18 años y su utilización para participar, directa o indirectamente, en conflictos armados internacionales y no internacionales así como en situaciones de violencia interna, por las fuerzas armadas y todo grupo armado, en todo el continente, v en particular que:

a. el Consejo Permanente se ocupe de la cuestión de los menores de 18 años soldados;

b. la Asamblea General adopte una resolución sobre la erradicación del uso de los menores de 18 años como soldados;

c. la Comisión Interamericana de Derechos Humanos adopte una recomendación sobre la erradicación del uso de los menores de 18 años como soldados;

d. el Relator sobre los Derechos del Niño de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos incorpore en su informe anual la cuestión del uso de los menores de 18 años en los conflictos armados;

e. el Instituto Interamericano del Niño incluya en sus actividades la cuestión del uso de menores de 18 años en los conflictos armados;

f. los órganos y conferencias interamericanos de defensa, seguridad y asuntos militares incorporen a sus actividades la cuestión de los menores de 18 años soldados; y,

g.al Banco Interamericano de Desarrollo dar prioridad en sus políticas y programas de asistencia al respeto de los derechos económicos, sociales y culturales de los menores de 18 años y a sus familias, y a apoyar proyectos destinados a promover la reinserción productiva, familiar y educativa de los menores de 18 años que han sido afectados por los conflictos armados;

7)Exhorta a todos los Estados del mundo a:

a. apoyar activamente la adopción de un Protocolo Facultativo a la Convención de los Derechos del Niño que establezca los 18 años como la edad mínima para todo reclutamiento militar y participación en conflictos armados internacionales v no internacionales así como en situaciones do violencia interna;

b. prestar la más amplia cooperación y asistencia internacionales a fin de lograr los objetivos de esta Declaración;

c. abstenerse de vender armas y/o de hacer transferencias de tecnología militar a los países donde menores de 18 años son reclutados o utilizados para participar, directa o indirectamente, en los conflictos armados;

d. ratificar la Convención de los Derechos del Niño;

8)Exhorta al sistema de las Naciones Unidas a proporcionar la ayuda apropiada con la que se garantice la aplicación de los objetivos expuestos anteriormente, y, en particular a:

a. aportar recursos financieros, técnicos y de otra índole para ofrecer alternativas a los menores de 18 años inducidos por las circunstancias a incorporarse a fuerzas armadas o grupos armados, y para facilitar la desmovilización, rehabilitación y reintegración de los niños soldados;

b. intensificar sus esfuerzos para garantizar que se erradique con el uso de menores de 18 años como soldados, en especial por parte del Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados, al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, a la Oficina de la Alta Comisionada para los Refugiados, a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, (Programa Cultura de Paz);

c. realizar una campaña para la ratificación universal del Convenio No. 182, a través del programa para la erradicación del trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo;

d. dar prioridad, en particular por parte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en las políticas y programas de asistencia al respeto de los derechos económicos, sociales y culturales de los menores de 18 años y sus familias, y apoyar proyectos destinados a promover la reinserción productiva, familiar y educativa de los menores de 18 arios que han sido afectados por los conflictos armados;

9)Hace un llamado a la sociedad civil y a las Organizaciones no gubernamentales, y en particular a las latinoamericanas y caribeñas, para que:

a. asuman el compromiso de velar por el cumplimiento, implementación y amplia difusión de esta Declaración; y

b. establezcan, con la participación activa de los menores de 18 años, mecanismos de movilización social en torno al tema, particularmente en el ámbito local, fortaleciendo redes de organizaciones comunitarias en contra del reclutamiento de menores de 18 años de edad o su utilización para participar, directa o indirectamente, en los conflictos armados.

10)Hace un llamado a las organizaciones no gubernamentales a que presenten informes alternativos al Comité de Derechos del Niño, para lograr un diálogo constructivo con los Estados partes y otros organismos internacionales que traten asuntos relacionados con la promoción y protección de los derechos del niño y que transmitan información al Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados:

11)Hace un llamado a los medios de comunicación latinoamericanos. caribeños e internacionales para que apoyen los esfuerzos orientados a acabar con la utilización de menores de 18 años como soldados, teniendo presente la imperiosa necesidad de proteger a los niños contra la estigmatización y de preservar su dignidad, seguridad y autoestima:

12)Decide presentar esta Declaración a la Organización de los Estados Americanos y solicitar a la Secretaria de esa Organización que la difunda a todos los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros;

13)Expresa su más profundo agradecimiento al pueblo y al gobierno de Uruguay por patrocinar esta Conferencia.

 

Adoptada en Montevideo, Uruguay, el 8 de Julio de 1999

copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)

vsmFRLogo.gif (2056 octets)