english.gif (813 octets)

francais.gif (833 octets)

Comienzo
Novedades
Proyectos
Enlaces
Declaraciones
Buscar
Publicaciones
Resoluciones de las NNUU
Año internacional de la Cultura de Paz
Manifiesto 2000
Educación para una Cultura de la Paz
Paz, Derechos Humanos, Democracia y Tolerencia
Paz y Nuevas Dimensiones de la Seguridad
Mujeres y una Cultura de Paz
Diálogo cultural y pluralismo para una cultura de la paz
Jóvenes
Oficinas de la UNESCO y las Comisiones Nacionales
Cátedras de la UNESCO
Premios UNESCO
splogosm.gif (3322 octets)
Esta información es dada por:

UNESCO
Unidad Cultura de Paz (CPP)
Comunicación e Información
7, place de Fontenoy
75352 París 07 SP
FRANCIA
Tfo: (+33 1) 45 68 12 19
Fax: (+33 1) 45 68 55 57
e-mail: cofpeace@unesco.org
Internet: www.unesco.org/cpp

DECLARACION DE BAMAKO

Bamako, Mali, 28 de marzo de 1997

 

Deplorando la proliferación de los conflictos armados en el continente,

Convencidos de que sólo una paz duradera puede ayudar a Africa a superar los múltiples problemas con que hoy se enfrenta,

Especialmente inquietos por la situación en la región de los Grandes Lagos, donde conflictos fratricidas siguen causando millares de víctimas inocentes,

Constatando que la proliferación de armas, en particular de armas ligeras, constituye una amenaza para la paz y la estabilidad en varias subregiones del continente y sigue alimentando focos de inseguridad,

Tomando nota con satisfacción del éxito del Pacto Nacional de la Paz en Malí, ejemplo de solución endógena de un conflicto armado,

Felices de ver que la Llama de la Paz de Tombuctú, encendida el 27 de marzo de 1996, ha reducido a cenizas millares de armas y constituye actualmente un símbolo de paz,

Los participantes en la Semana de la Paz, que se celebró del 24 al 28 de marzo de 1997 en Bamako en presencia de los Presidentes Henri Konan Bédié de Côte d'Ivoire y Alpha Oumar Kanaré de Malí, y del Sr. Federico Mayor, Director General de la UNESCO, hacen un llamamiento a los dirigentes africanos para que pongan término al sufrimiento de sus pueblos, optando por un buen gobierno que prefiera la participación a la exclusión y el diálogo a la confrontación, un gobierno que respete los principios democráticos y los derechos humanos;

Reafirman que sin paz no puede haber democracia y que sin democracia no puede haber desarrollo;

Hacen un llamamiento a los diferentes agentes de la sociedad: mujeres, jóvenes, cargos elegidos, militares, especialistas en comunicación, educadores, para que trabajen por la construcción de la paz y la democracia y por el desarrollo, en un espíritu de solidaridad y tolerancia;

Siguen convencidos de que sin paz no es posible garantizar en modo alguno el respeto de los derechos humanos;

Declaran que el derecho del ser humano a la paz es un derecho fundamental sin el cual es ilusorio el respeto de los derechos humanos.

Bamako, 28 de marzo de 1997

 
copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)
splogovsm.gif (1493 octets)