english.gif (813 octets)

francais.gif (833 octets)

Comienzo
Novedades
Proyectos
Enlaces
Declaraciones
Buscar
Publicaciones
Resoluciones de las NNUU
Año internacional de la Cultura de Paz
Manifiesto 2000
Educación para una Cultura de la Paz
Paz, Derechos Humanos, Democracia y Tolerencia
Paz y Nuevas Dimensiones de la Seguridad
Mujeres y una Cultura de Paz
Diálogo cultural y pluralismo para una cultura de la paz
Jóvenes
Oficinas de la UNESCO y las Comisiones Nacionales
Cátedras de la UNESCO
Premios UNESCO
splogosm.gif (3322 octets)
Esta información es dada por:

UNESCO
Unidad Cultura de Paz (CPP)
Comunicación e Información
7, place de Fontenoy
75352 París 07 SP
FRANCIA
Tfo: (+33 1) 45 68 12 19
Fax: (+33 1) 45 68 55 57
e-mail: cofpeace@unesco.org
Internet: www.unesco.org/cpp

Llamamiento de Stadtschlaining en favor de los Derechos Humanos, la Paz, la Democracia, la Comprensión Internacional y la Tolerancia

aprobado por la Reunión Internacional de Representantes de Cátedras UNESCO de Derechos Humanos, Paz, Democracia y Tolerancia

Stadtschlaining, Austria, 25 de abril de 1998

Nosotros, representantes de las Cátedras UNESCO de Derechos Humanos, Democracia, Paz y Tolerancia y de institutos de investigación y formación sobre derechos humanos, de universidades, fundaciones y organizaciones no gubernamentales, participantes en esta reunión,

Convencidos de que el quincuagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos es una oportunidad de intensificar las actividades orientadas a propiciar el ejercicio generalizado de todos los derechos humanos, al reforzamiento de la paz y la seguridad, a la consolidación de la democracia y al fomento de la tolerancia,

Conscientes de que la paz, la democracia, el desarrollo, los derechos humanos y las libertades fundamentales son interdependientes y se refuerzan mutuamente,

Convencidos de que los gobiernos, las organizaciones internacionales gubernamentales y no gubernamentales, las instituciones educativas y todos los actores de la sociedad civil deben unir sus esfuerzos para acabar con las violaciones de los derechos humanos, erradicar el terrorismo y la pobreza extrema, eliminar la discriminación, detener el deterioro del medio ambiente, tratar de manejar las fuentes de conflictos y lucha armados para prevenirlos y asegurar el pleno respeto del derecho humanitario.

Acogiendo con satisfacción la aprobación por la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su quincuagesimocuarto periodo de sesiones (1998) del proyecto de declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos (declaración sobre los defensores de los derechos humanos),

Teniendo presente las disposiciones de la Declaración y el Programa de Acción de Viena, el Plan de Acción para el Decenio de las Naciones Unidas para la educación en la esfera de los derechos humanos, el Plan de Acción Mundial sobre Educación para los Derechos Humanos y la Democracia, la Declaración de Principios sobre la Tolerancia y el Plan de Acción de Seguimiento del Año de las Naciones Unidas para la Tolerancia, la Declaración y el Plan de Acción integrado sobre la educación para la paz, los derechos humanos y la democracia, la Declaración sobre las responsabilidades de las generaciones actuales para con las generaciones futuras y la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos,

Teniendo presente el Plan de Acción de la UNESCO para la celebración del cincuentenario de la Declaración Universal de Derechos Humanos,

Tomando nota de que el año 2000 ha sido proclamado Año Internacional de la Cultura de la Paz (Resolución 52/15 de la Asamblea General),

Apreciando los esfuerzos de la UNESCO por la promoción de una cultura de paz,

Recalcando que una cultura de paz puede hacerse realidad si se produce un cambio de paradigma en el concepto de seguridad: menos gastos en guerra y más inversiones en la paz,

Dirigimos este llamamiento a los gobiernos, los parlamentos, las autoridades nacionales y municipales, las organizaciones intergubernamentales, las instituciones educativas y académicas, las universidades y los centros de investigación, las instituciones nacionales e internacionales de promoción y protección de los derechos humanos, las organizaciones internacionales y nacionales no gubernamentales, las fundaciones, los periodistas y todos los interesados en la promoción de los derechos humanos, la paz, la democracia y la tolerancia, para invitarles a unir sus esfuerzos a fin de que se adopten medidas legislativas y prácticas con los siguientes propósitos:

1. El ejercicio de todos los derechos humanos para todos sin excepción, con debido respeto de los principios de universalidad, indivisibilidad, interdependencia e interrelación de todos los derechos humanos.

2. La erradicación de todas las formas y manifestaciones de discriminación basadas en la raza, el color, el origen nacional o étnico, el idioma, la religión o las creencias, o cualesquier otros motivos.

3. La realización del principio de verdadera igualdad entre mujeres y hombres en todos los campos de la vida y la completa eliminación de la discriminación contra las mujeres y las niñas.

4. La eliminación de la pobreza extrema y de la exclusión social que menoscaban la dignidad humana y el ejercicio de todos los derechos humanos: los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales.

5. La garantía a toda persona del derecho a vivir en paz y seguridad sin sufrir ninguna amenaza para la libertad ni ataques contra el honor y la dignidad.

6. La promoción de la tolerancia y la no violencia y la detención del aumento de la intolerancia, la xenofobia, el racismo y el nacionalismo extremista.

7. La garantía del derecho al ambiente sano indispensable para el desarrollo sostenible y para el ejercicio de todos los derechos humanos fundamentales.

8. La garantía del derecho a la educación para todos los niños en completa conformidad con la Convención sobre los Derechos del Niño, y del derecho a educación de calidad para todas las personas, teniendo presente la importancia fundamental de la educación para la realización de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

9. El ejercicio del derecho al desarrollo, que es un derecho universal e inalienable y parte integrante de los derechos humanos fundamentales.

10. El perfeccionamiento del concepto y los instrumentos pertinentes relativos a los derechos culturales y la libertad académica, teniendo presente su importancia como tal y su estrecha relación con todos los demás derechos y libertades.

11. El establecimiento de un orden social e internacional en que se puedan realizar plenamente los derechos humanos y las libertades fundamentales.

12. La consolidación de una cultura de paz que se exprese entre otras cosas en la disposición de los Estados a suministrar recursos adecuados y a crear las condiciones de su plena realización.

 
copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)
splogovsm.gif (1493 octets)