english.gif (813 octets)

francais.gif (833 octets)

Comienzo
Novedades
Proyectos
Enlaces
Declaraciones
Buscar
Publicaciones
Resoluciones de las NNUU
Año internacional de la Cultura de Paz
Manifiesto 2000
Educación para una Cultura de la Paz
Paz, Derechos Humanos, Democracia y Tolerencia
Paz y Nuevas Dimensiones de la Seguridad
Mujeres y una Cultura de Paz
Diálogo cultural y pluralismo para una cultura de la paz
Jóvenes
Oficinas de la UNESCO y las Comisiones Nacionales
Cátedras de la UNESCO
Premios UNESCO
splogosm.gif (3322 octets)
Esta información es dada por:

UNESCO
Unidad Cultura de Paz (CPP)
Comunicación
e Información
7, place de Fontenoy
75352 París 07 SP
FRANCIA
Tfo: (+33 1) 45 68 12 19
Fax: (+33 1) 45 68 55 57
e-mail: cofpeace@unesco.org
Internet: www.unesco.org/cpp

DECLARACION DE HANOI SOBRE
LA CULTURA DE PAZ

SEMINARIO NACIONAL SOBRE LA CULTURA DE PAZ

Hanoi, Viet Nam, 15 de mayo de 1999


Nosotros, los participantes en el "Seminario Nacional sobre la Cultura de Paz", organizado por la Comisión Nacional Vietnamita para la UNESCO con la colaboración de la UNESCO, celebrado los días 14 y 15 de mayo de 1999 en Hanoi,

Expresando nuestro apoyo activo a las diversas iniciativas emprendidas por la UNESCO, a escala tanto nacional como internacional, para elaborar y divulgar el concepto de cultura de paz,

Acogiendo con agrado la Resolución 52/15 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada en 1997 a iniciativa de la UNESCO, por la cual se declara el año 2000 "Año Internacional de la Cultura de la Paz",

Agradeciendo calurosamente la iniciativa de la Comisión Nacional Vietnamita para la UNESCO de organizar un seminario nacional sobre la cultura de paz, lo que demuestra su compromiso permanente con la paz, la independencia nacional, la libertad y la tolerancia, como la propia historia del país siempre ha puesto de manifiesto,

Reconociendo que, para cumplir el objetivo de forjar una cultura de paz duradera en el mundo, es preciso tener en cuenta las circunstancias históricas y culturales de cada sociedad,

Conscientes de que sólo es posible instaurar una cultura de paz y no violencia si se cuenta con la participación de todos los ciudadanos, responsables públicos, representantes electos, educadores, padres, mujeres, jóvenes y dirigentes comunitarios y religiosos, y con la solidaridad de todas las naciones en los planos regional e internacional,

Convencidos de que la mejor forma de afrontar las dificultades políticas, económicas y sociales de nuestro tiempo estriba en promover una cultura de paz, fortaleciendo los valores de la tolerancia, la solidaridad, la no violencia, la justicia, la igualdad, la ética y el entendimiento mutuo, y reconociendo y protegiendo el derecho fundamental de los pueblos y las naciones a vivir en paz,

Recordando que no puede instaurarse una cultura de paz sin tener en cuenta la importancia fundamental de preservar y promover los valores positivos que constituyen la riqueza de la cultura de un pueblo,

Recordando además que la educación, que se inicia en la propia familia y en la escuela, es el principal vehículo a través del cual pueden impartirse los principios y valores de una cultura de paz e inducirse los oportunos cambios de mentalidad en la gente,

Convencidos de que sin paz no puede haber desarrollo y prosperidad y que sin independencia y libertad no puede instaurarse una cultura de paz,

Exhortamos a la comunidad internacional, los gobiernos de las naciones y las organizaciones regionales a sumar esfuerzos y recursos para, a las puertas de este nuevo milenio, salvar a las generaciones venideras del azote de la guerra;

Hacemos un llamamiento urgente a todos los dirigentes políticos y responsables públicos del Asia Sudoriental para que trabajen por una transición rápida y eficaz hacia una cultura de paz, sobre todo fortaleciendo las relaciones pacíficas entre las naciones de su región, y para que intensifiquen la cooperación regional, prestando apoyo a proyectos y programas conjuntos destinados a reforzar la solidaridad y el entendimiento mutuo entre los ciudadanos de sus respectivos países;

En lo que se refiere a la cultura, destacamos nuevamente los vínculos indisolubles que existen entre paz, desarrollo y cultura, y recomendamos que en todas las estrategias y planes políticos relacionados con la cultura de paz se otorgue la mayor importancia a la conservación del patrimonio cultural (material e inmaterial);
Por lo que respecta a la enseñanza de la cultura de paz, recomendamos que en todas las etapas y niveles del proceso educativo (formal o no formal, de los estudios primarios a los superiores) se adapten los métodos pedagógicos y los contenidos de los programas al propósito de hacer de la cultura de paz un componente integral de educación;

Condenamos cualquier forma de intolerancia, injusticia, discriminación y violencia, y nos comprometemos a promover los ideales de la cultura de paz en nuestro propio entorno social;

Reconocemos con profunda indignación los sufrimientos que padecen los pueblos de la región de los Balcanes en el actual conflicto, y exhortamos a todas las partes interesadas a cesar los bombardeos y buscar una solución pacífica aceptable para todas las partes;

Instamos al Director General de la UNESCO a proseguir su infatigable labor para promover en todo el mundo los ideales de la cultura de paz, muy especialmente en el marco de la cooperación actualmente en curso entre la UNESCO y la ASEAN para promover la cultura de paz en toda la región del Asia Sudoriental;

Reiteramos nuestra profunda gratitud a la Comisión Nacional Vietnamita para la UNESCO por haber organizado esta reunión y por sus incesantes esfuerzos para construir una paz y un desarrollo duraderos en el país y la región.


Hanoi, 15 de mayo de 1999

 
copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)
splogovsm.gif (1493 octets)