english.gif (813 octets)

francais.gif (833 octets)

Comienzo
Novedades
Proyectos
Enlaces
Declaraciones
Buscar
Publicaciones
Resoluciones de las NNUU
Año internacional de la Cultura de Paz
Manifiesto 2000
Educación para una Cultura de la Paz
Paz, Derechos Humanos, Democracia y Tolerencia
Paz y Nuevas Dimensiones de la Seguridad
Mujeres y una Cultura de Paz
Diálogo cultural y pluralismo para una cultura de la paz
Jóvenes
Oficinas de la UNESCO y las Comisiones Nacionales
Cátedras de la UNESCO
Premios UNESCO
splogosm.gif (3322 octets)
Esta información es dada por:

UNESCO
Unidad Cultura de Paz (CPP)
Comunicación e Información
7, place de Fontenoy
75352 París 07 SP
FRANCIA
Tfo: (+33 1) 45 68 12 19
Fax: (+33 1) 45 68 55 57
e-mail: cofpeace@unesco.org
Internet: www.unesco.org/cpp

DECLARACION DE JARTUM

Jartum, Sudán, 11 de abril de 1995

Por iniciativa de la Comisión Nacional Sudanesa para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con el valioso apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), bajo los auspicios del Excmo. Sr. Omer Hassan Ahmed El Bashir, Presidente de la República del Sudán, con la participación del profesor FEDERICO MAYOR, Director General de la UNESCO, y del Excmo. Sr. Ahmed EL SAYYAD, Presidente de la Conferencia General de la UNESCO, y en presencia del Dr. SALIM AHMED SALIM, Secretario General de la Organización de la Unidad Africana, entre el 8 y el 11 de abril de 1995 se celebró en Jartum, capital del Sudán, el Seminario Regional sobre la Cultura de Paz. Con ánimo de estudiar el concepto de cultura de paz y sus aplicaciones en la región, el Seminario examinó la situación en el Sudán y el Cuerno de Africa. Los participantes señalan con satisfacción que los debates se desarrollaron en un atmósfera franca, libre y objetiva.

Asistieron al Seminario representantes de cada uno de los siguientes Estados del Cuerno de Africa y Africa Central: Djibuti, Etiopía, Somalia, República Centroafricana, Uganda y Sudán, así como representantes de la UNESCO y del Grupo de Estados Africanos de la UNESCO. El Seminario contó asimismo con una amplia representación de la sociedad civil sudanesa.

En su discurso inaugural, el Excmo. Sr. Omer Hassan Ahmed El Bashir, Presidente de la República del Sudán, reiteró su compromiso con la causa de la paz y su apoyo a la difusión de una cultura de paz en el Sudán y en toda la región.

El Director General de la UNESCO, por su parte, declaró que: "Esta es la primera vez que se organiza un Seminario sobre la Cultura de Paz en el Cuerno de Africa.

Desgraciadamente, ninguno de los países de esta región está hoy libre de conflictos. Debemos reconocer que la ausencia de un entorno pacífico es la causa de la mayoría de los problemas económicos y sociales que impiden el desarrollo de esos países". El Director General acogió con satisfacción el anuncio de un alto el fuego en el Sur del Sudán, elogió la labor mediadora del IGAD y expresó la esperanza de que todas las partes aprovecharan la oportunidad para crear las condiciones de una paz duradera.

Este Seminario alberga la firme convicción de que no se deben escatimar esfuerzos para transformar el alto el fuego que reina actualmente en el Sur del Sudán en una paz duradera y estable, acompañada de proyectos de desarrollo de envergadura que debieran apoyar todas las naciones de buena voluntad, así como las Naciones Unidas y otros organismos internacionales de ayuda al desarrollo.

El Seminario reafirma que el cumplimiento de los objetivos sólo será posible en el contexto de una cultura de paz y mediante un esfuerzo intenso y continuo para aplicar en la práctica determinados valores espirituales, morales y estéticos. Ello exige encauzar en esa dirección todas las posibilidades de expresión científica, artística y literaria, y crear programas para los medios de comunicación y programas educativos que, haciendo hincapié en la cultura de paz, afiancen esa idea en todas las mentes, aplicando así la hoy famosa frase que figura en el preámbulo de la Constitución de la UNESCO: "es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz".

El Seminario insta a los gobiernos y pueblos del continente, y en especial a los pueblos y gobiernos de la región, a realizar todos los esfuerzos posibles para elaborar y ejecutar programas ligados a la cultura de paz y participar en la creación de órganos e instituciones partiendo de la base de la democracia, el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la justicia y el espíritu de tolerancia, todo lo cual permitirá cumplir los objetivos de un desarrollo sostenible y equitativo.

El Seminario reafirma además la necesidad de elaborar programas de alcance local y regional que cuenten, siempre que sea posible, con la participación de todas las partes en conflicto y de la sociedad civil, con miras a introducir y consolidar la cultura de paz a escala tanto local como regional. Dichos programas tendrían que dar mayor protagonismo a las mujeres y los jóvenes, proteger los derechos de los niños en zonas de conflicto armado y abonar la diversidad cultural y favorecer la convivencia de tal modo que lleven al fortalecimiento y la posterior consolidación de la paz y la unidad nacional. También ha de prestarse especial atención a la protección del medio ambiente y a la vinculación entre medio ambiente, paz y desarrollo.

El Seminario reafirma además que la abolición de todas las formas de violencia es responsabilidad fundamental de todos los sectores de la sociedad, pues es un proceso que afecta a la esencia y los propios fundamentos de la civilización humana.

El Seminario hace un llamamiento a la comunidad internacional para que preste toda la ayuda y apoyo posibles a los pueblos africanos en su lucha contra todas las formas de injusticia, subdesarrollo, pobreza, miseria y analfabetismo.

La comunidad internacional debe ayudar a los pueblos africanos a librar al continente de guerras y conflictos, y estudiar además las consecuencias de la degradación del medio ambiente, como la sequía o la desertificación.

Los participantes observan con satisfacción el positivo papel que han desempeñado la UNESCO y su Director General en la organización del Seminario, e instan a la UNESCO a apoyar sin desmayo el seguimiento y la aplicación de las conclusiones y recomendaciones del Seminario.

Los participantes expresan su reconocimiento y gratitud al Excmo. Sr. OMER HASSAN AHMED EL BASHIR, Presidente de la República del Sudán, por haber patrocinado el Seminario, y al pueblo y el Gobierno sudaneses por su hospitalidad.

 
copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)
splogovsm.gif (1493 octets)