english.gif (813 octets)

francais.gif (833 octets)

Comienzo
Novedades
Proyectos
Enlaces
Declaraciones
Buscar
Publicaciones
Resoluciones de las NNUU
Año internacional de la Cultura de Paz
Manifiesto 2000
Educación para una Cultura de la Paz
Paz, Derechos Humanos, Democracia y Tolerencia
Paz y Nuevas Dimensiones de la Seguridad
Mujeres y una Cultura de Paz
Diálogo cultural y pluralismo para una cultura de la paz
Jóvenes
Oficinas de la UNESCO y las Comisiones Nacionales
Cátedras de la UNESCO
Premios UNESCO
splogosm.gif (3322 octets)
Esta información es dada por:

UNESCO
Unidad Cultura de Paz (CPP)
Comunicación e Información
7, place de Fontenoy
75352 París 07 SP
FRANCIA
Tfo: (+33 1) 45 68 12 19
Fax: (+33 1) 45 68 55 57
e-mail: cofpeace@unesco.org
Internet: www.unesco.org/cpp

LLAMAMIENTO LANZADO EN LA SESION DE CLAUSURA DE LA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE LA EDUCATION Y EL DEPORTE PARA UNA CULTURA DE PAZ

UNESCO, París, Francia, el 7 de julio de 1999

 

Nosotros los participantes en la Conferencia Mundial sobre la Educación y el Deporte para una Cultura de Paz, organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y el Comité Olímpico Internacional, representantes de la comunidad deportiva y de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales nos hemos reunido para reflexionar sobre la contribución que pueden hacer el deporte y la educación a la promoción de una cultura de paz.

La Conferencia,

Recordando la misión fundamental de la UNESCO - erigir los baluartes de la paz en la mente de los seres humanos, así como las disposiciones de la Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte, aprobada en 1978 por su Conferencia General,

Recordando además que el Movimiento Olímpico y el Olimpismo tienen como finalidad contribuir a la edificación de un mundo pacífico y mejor, educando a los jóvenes por medio del deporte practicado sin discriminación de ningún tipo y de conformidad con el espíritu olímpico, que exige el entendimiento mutuo, el sentido de la amistad, la solidaridad y el juego limpio, como estipula la Carta Olímpica,

Recordando asimismo la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas "Contribuir a la edificación de un mundo pacífico y mejor, mediante el deporte y el ideal olímpico" (20 de noviembre de l997), y la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas llamando a observer la Truega Olímpica durante los Juegos Olímpicos, basada en la antigua tradición griega de la "EKECHEIRIA",

Consciente de que la educación para una cultura de paz por medio del deporte, la educación física y el olimpismo puede cumplir un papel determinante en el arraigo de los ideales de paz en la mente de los seres humanos en un momento en que conflictos armados y fratricidas ponen en peligro el futuro de muchas sociedades en las diferentes regiones del mundo, y contribuir útilmente a la consecución de los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidas,

Congratulándose de que la Asamblea General de las Naciones Unidas haya proclamado el año 2000 Año Internacional de la Cultura de Paz, cuya celebración debe sentar las bases de un movimiento mundial en favor de la paz mediante el fomento de los valores, las actitudes y los comportamientos que propician la paz, la no violencia, el respeto de la totalidad de los derechos de la persona humana, el diálogo, la tolerancia, la reconciliación, la solidaridad y el desarrollo,

1. Felicita a la UNESCO y al CIO por sus iniciativas encaminadas a ganar a los jóvenes del mundo a la causa de la paz:

2. Hace un llamamiento solemne a todos los actores interesados, especialmente a la UNESCO, el Comité Olímpico Internacional, los dirigentes políticos, las organizaciones no gubernamentales, las federaciones y asociaciones deportivas nacionales e internacionales, los directivos y aficionados de clubes deportivos, todos aquellos y todas aquellas que practican el deporte y, en particular, los deportistas de cualquier nivel a que promuevan entre los jóvenes los valores, las actitudes y los comportamientos que caracterizan a una cultura de paz,

3. Da su enérgico apoyo al lanzamiento de iniciativas encaminadas a movilizar a los jóvenes en favor de la causa de la paz y de proyectos de solidaridad, dándoles la calidad de "Embajadores de la paz" o confiriéndoles títulos similares que los inciten a emprender activamente acciones concretas,

4. Alienta en particular a la UNESCO y el COI a emprender iniciativas de manera coordinada asociando a atletas en proyectos destinados a promover la paz mediante el deporte,

5. Hace asimismo un llamamiento solemne para que la educación para una cultura de paz por medio del deporte se convierta en una acción prioritaria tanto en el marco de los sistemas de educación formales e informales como en el de la formación de los deportistas de todo nivel, con motivo de la celebración del Año Internacional de la Cultura de Paz en el año 2000;

6. Invita a los medios de comunicación en el mundo entero a dar, en el marco de su cobertura de acontecimientos deportivos, una amplia visibilidad a la contribución del deporte y de la educación a la cultura de la paz;

7. Recomienda que los principios de la educación para una cultura de paz por medio del deporte puedan manifestarse diariamente en un fortalecimiento de la vida comunitaria y del diálogo intercomunitario, fomentando la investigación en este campo, y contribuyendo así a la prevención de los conflictos y la violencia;

8. Pide que se dé prioridad a la aplicación de formas innovadoras de cooperación en este ámbito, en particular con miras a la realización de proyectos de solidaridad deportiva que hagan hincapié en la educación y la formación en el espíritu de la cultura de paz, en beneficio, sobre todo, de las sociedades que han optado por la vía de la reconciliación después de un conflicto o que siguen desgarradas por los conflictos, y en una perspectiva a largo plazo;

9. Pide también a los actores interesados que hagan efectiva la práctica del deporte como derecho humano, prosiguiendo sus esfuerzos para que cada ser humano pueda tener la posibilidad de practicar los deportes según sus necesidades;

10. Invita a todos los actores interesados a hacer del Año Internacional de la Cultura de Paz la base de una nueva alianza entre el deporte y la paz al servicio del respeto de la dignidad humana;

11. Invita al Director General de la UNESCO y al Presidente del Comité Olímpico Internacional a crear un comité de seguimiento de los preparativos y la ejecución de proyectos en el marco de la celebración del Año Internacional de la Cultura de Paz;

12. Ruega al Secretario General de las Naciones Unidas, al Director General de la UNESCO y al Presidente del Comité Olímpico Internacional que cooperen en la acción que lleven a cabo para garantizar el éxito de la celebración del Año Internacional de la Cultura de Paz en el año 2000.

 
copyright.gif (1362 octets)
disclaimer.gif (1292 octets)
splogovsm.gif (1493 octets)