Medio ambiente y desarrollo
en regiones costeras e islas pequeñas
colbartn.gif (4535 octets)

Provechosa iniciativa contra la erosión en las playas

Un experto del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), calificó la víspera de sumamente provechosa la iniciativa cubana de elaborar un diagnóstico sobre la erosión en las playas del Caribe.

El Proyecto del Instituto de Oceanología (IDO) es muy importante para la región si tomamos en cuenta la relevancia de la industria turística en las islas caribeñas, declaró Oscar Ramírez, oficial de la Oficina para América Latina y el Caribe del PNUMA, con sede en México.

La capacidad científica de esa institución nacional constituyó el elemento esencial para asignarle la investigación en junio del 2002 en el balneario mexicano de Cancún, durante el encuentro del Programa Global de Acción del PNUMA, comentó.

Ramírez elogió la capacidad de convocatoria del IDO para reunir por primera vez en La Habana a especialistas de elevado nivel, entre ellos el profesor de Geología Maurice Schwartz, de la Western Washington University, y Gillian Cambers, consultora de la UNESCO para las costas de las pequeñas islas del Caribe.

El grupo inició ayer en el Acuario Nacional de Cuba una reunión de estudio a fin de contribuir con su experiencia a la elaboración del dictamen para enfrentar la destrucción lenta de los agentes físicos en las zonas playeras.

La confección del informe final está a cargo del Departamento de procesos costeros, del IDO, y debe ser entregado en marzo próximo para emprender las etapas de acciones sobre el problema erosivo, que nunca antes figuró en ningún estudio específico.

La exposición de casos y su debate será hasta el viernes, y el sábado los asistentes a la reunión viajarán hacia Varadero para comprobar los efectos de la regeneración artificial de arena en 12 kilómetros de la playa, donde casi cinco años después el índice de retención del material superó la norma internacional.

El indicador llegó al 80% en comparación con el 75% reconocido mundialmente, por lo que es considerado un proyecto concluido de manera exitosa.

La novedad científica consistió también en la aplicación del Modelo de Pronóstico Meteorológico para el mantenimiento del equilibrio del balneario, comprobado después del paso en el 2001 del huracán Michelle, el más fuerte que azotó el país en los últimos 50 años.

En Granma, La Habana, jueves 6 de febrero del 2003. Año 7 / Número 37

Introducción Actividades Publicaciones Búsqueda
Prácticas sensatas Regiones Temas