to UNESCO homepage Medio ambiente y desarrollo
en regiones costeras e islas pequeñas
to CSI homepage

Versions: English / Français / Español

Consejo Ejecutivo de la UNESCO - Informe y Decisión (Mayo '00)

Aplicación de los resultados de la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo

 

En la Resolución 54/224 relativa a la Aplicación de los resultados de la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, la Asamblea General exhorta a los gobiernos, las comisiones y organizaciones regionales y otras organizaciones intergubernamentales a que apoyen los esfuerzos desplegados por los pequeños Estados insulares en desarrollo, teniendo en cuenta las esferas de acción prioritarias que se destacan en el documento de examen, y los insta a que adopten las medidas necesarias para la ejecución ulterior y el seguimiento eficaz del Programa de Acción de Barbados para el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo, adoptado en 1994.

El período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas para el examen y la evaluación del Programa del Acción sobre el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo se celebró en Nueva York, los días 27 y 28 de septiembre de 1999, para realizar un examen y una evaluación globales del Programa de Acción de Barbados adoptado en 1994. La séptima reunión de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible había sido designada órgano preparatorio del periodo extraordinario de sesiones.

En el periodo extraordinario de sesiones se aprobó un documento titulado “Estado de la ejecución del Programa de Acción sobre el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo”, en el que se determinaba que las seis esferas sectoriales prioritarias siguientes deberían ser objeto de atención apremiante los próximos cinco años: a) el cambio climático (adaptación a los cambios climáticos y a la elevación del nivel del mar, que podría sumergir a algunas naciones insulares bajas); b) los desastres naturales y ambientales y la variabilidad del clima (mejorar la preparación ante los desastres naturales y ambientales y para la recuperación de sus consecuencias); c) los recursos de agua dulce (prevención de la agudización del problema de la escasez de agua dulce a medida que aumenta la demanda); d) los recursos costeros y marinos (protección de los ecosistemas costeros y de los arrecifes coralinos frente a la contaminación y la pesca excesiva); e) la energía (fomento de la energía solar y renovable para disminuir la dependencia del oneroso petróleo importado); y f) el turismo (gestión del crecimiento del turismo para proteger la integridad medioambiental y cultural).

Además de estas seis esferas prioritarias que precisan atención urgente, en el documento “Estado de la ejecución e iniciativas” se recomiendan los siguientes medios de ejecución: estrategias de desarrollo sostenible; fortalecimiento de la capacidad; movilización de recursos y finanzas; mundialización y liberalización del comercio; transmisión de una tecnología ecológicamente racional; índice de vulnerabilidad; gestión de la información, Red de pequeños Estados insulares en desarrollo; y cooperación y colaboración internacionales.

Acción de la UNESCO

Treinta y ocho (38) de los cuarenta y un (41) pequeños Estados insulares en desarrollo, son Estados Miembros de la UNESCO, dos de ellos en calidad de Miembros Asociados. La UNESCO ha venido realizando durante muchos decenios actividades en favor de las “islas pequeñas”, una muestra de las cuales se presentó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (Barbados, 1994) en un documento de 131 páginas titulado “Island Agenda - An Overview of UNESCO’work on island environments, territories and societies”. En relación con años anteriores, la política de la UNESCO respecto de estos países se ha reforzado mediante el aumento de las actividades en general y la iniciación de un proceso de consultas actualmente en curso, en particular. Las primeras series de consultas “Objetivo el Pacífico” y “Objetivo el Caribe” se iniciaron con éxito en la Sede de la UNESCO los días 1 de noviembre de 1997 y 10 de octubre de 1998 respectivamente, con el objetivo global de abordar las necesidades específicas de los pequeños Estados insulares en desarrollo y cooperar a que elaboren un programa de paz y desarrollo propio, en los ámbitos de competencia de la UNESCO.

Con miras a una realización eficaz de las actividades de seguimiento, se ha elaborado una serie de planes de acción. Dentro de la estructura del proyecto Objetivo el Pacífico y como parte de la estrategia subregional, se ha incluido en el Programa y Presupuesto para 2000-2001 un proyecto intersectorial titulado “Desarrollo humano para condiciones de vida sostenibles en el Pacífico”. También se ha incorporado el proyecto intersectorial “Pueblos del Caribe: tapiz del pasado, tejido del futuro”, un proyecto especial sobre el desarrollo humano para condiciones de vida sostenibles en el Caribe, presentado por la subregión del Caribe al iniciarse el periodo de consultas sobre el proyecto “Objetivo el Caribe”.

Asimismo, del 29 al 31 de marzo de 1999 la UNESCO organizó en Mauricio el “Foro 2000 sobre el Océano Indico”, que tuvo por finalidad que los países participantes -Comoras, Francia, Madagascar, Mauricio, Maldivas y Seychelles-, además de varias organizaciones interregionales y subregionales, estableciesen una cooperación más amplia, elaborasen conjuntamente una estrategia subregional y determinaran qué proyectos nacionales y subregionales podrían formar parte del Programa y Presupuesto de la UNESCO. Entre las propuestas y recomendaciones formuladas estuvieron la creación en Mauricio de un “Instituto de estudios y fomento del interculturalismo” y el establecimiento de una Cátedra UNESCO de estudios de las relaciones interculturales y los procesos de aprendizaje en la Universidad de La Reunión. El 3 de diciembre de 1999 se firmó un acuerdo de cooperación entre la UNESCO y la Comisión del Océano Indico.

Reconociendo la particular importancia de la acción intersectorial para las regiones costeras en general y para los pequeños Estados insulares en desarrollo en particular, la Conferencia General de la UNESCO estableció en su 28ª reunión una iniciativa intersectorial para las regiones costeras y las islas pequeñas (CSI). Unas condiciones de vida sostenibles en las islas, la planificación de los cambios en las costas, los conocimientos tradicionales y las prácticas de gestión, la reducción de la pobreza y la seguridad respecto al agua dulce son los principales objetivos de las actividades de la CSI, en las que intervienen los sectores de los programas, los proyectos intergubernamentales, los programas y entidades intergubernamentales e internacionales de índole científica (MOST, MAB, IOC, IHP, IGCP) y el Centro del Patrimonio Mundial (WHC). La combinación de proyectos piloto sobre el terreno, la interrelación de las Cátedras UNESCO y la existencia de un foro de debates en la Red están resultando eficaces para la elaboración, la enseñanza, el intercambio y la puesta a prueba sobre el terreno de prácticas idóneas con miras a la creación de condiciones de vida sostenibles en las islas.

La UNESCO participó en la reunión entre posibles donantes y representantes de pequeños Estados insulares en desarrollo celebrada en Nueva York del 24 al 26 de febrero de 1999 con objeto de examinar la movilización de recursos financieros con miras a la puesta en práctica de lo decidido en la Conferencia de Barbados de 1994 dedicada a estos Estados. En la reunión se analizó la amplia variedad de proyectos que se habían presentado a la consideración de los donantes. La Organización también participó en el periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas para examinar y evaluar la ejecución del Programa de Acción para el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo a que se hace referencia más arriba.

La UNESCO sigue ocupándose de la mayoría de las esferas prioritarias y de los medios de ejecución del Programa de Acción de Barbados, incluidas las seis a las que se dio prioridad el pasado año en el periodo extraordinario de sesiones (cambio climático, desastres naturales y ambientales y variabilidad del clima, recursos de agua dulce, recursos costeros y marinos, energía y turismo). Esta labor se está llevando a cabo a través de diversos programas y actividades (conjuntos), entre ellos: el Sistema Mundial de Observación de los Océanos; la planificación para los cambios de las costas; el Sistema de alerta internacional contra los tsunami; la estrategia internacional para la reducción de los desastres naturales, estudios sobre la alimentación y la contaminación de las aguas subterráneas; el conocimiento por las comunidades de los recursos de agua dulce; la Red mundial de vigilancia de arrecifes coralinos, la diversidad biológica de las islas y la conservación participativa para promover las reservas de biosfera; la red de productividad costera y marina, las personas y las plantas; el Programa Solar Mundial; la comunicación y la educación para un desarrollo sostenible de las zonas costeras; los sitios naturales y culturales del patrimonio mundial; y los Dirigentes juveniles para una cultura de paz.

Habida cuenta de las informaciones anteriores sobre la aplicación de los resultados de la Conferencia Mundial sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, el Consejo Ejecutivo adoptó, en su 159a sesión, la siguiente decisión:

El Consejo Ejecutivo,

  1. Habiendo examinado el apartado 7.1.1 del documento 159 EX/28 sobre la contribución de la UNESCO al seguimiento de la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (Barbados, 1994) en general, y del periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General para examinar y evaluar la ejecución del Programa de Acción para el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo, en particular,

  2. Tomando nota de la Resolución 54/224 y de la Declaración y el documento de evaluación dimanantes del periodo extraordinario de sesiones que fueron aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas,

  3. Recordando su Decisión 156 EX/9.1.2,

  4. Reafirmando su adhesión a los objetivos del Programa de Acción de Barbados y la importancia de un seguimiento intersectorial e interinstitucional de las seis esferas críticas (el cambio climático, los desastres naturales y ambientales y la variabilidad del clima, los recursos de agua dulce, los recursos costeros y marinos, la energía y el turismo) a las que se dio prioridad en el periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas por necesitar atención urgente durante los próximos cinco años,

  5. Teniendo en cuenta los procesos de consulta relativos a Objetivo el Pacífico, Objetivo el Caribe y el Foro 2000 sobre el Océano Indico que la Organización inició el pasado bienio y que también requieren un enfoque intersectorial,

  6. Consciente de las posibilidades excepcionales que tiene la UNESCO de reunir, entre otros, a responsables de la adopción de decisiones, comunidades locales, expertos en patrimonio cultural, educadores y especialistas en ciencias sociales y naturales,

  7. Reconociendo la especial importancia de los sistemas tradicionales de conocimiento para los pequeños Estados insulares, y teniendo en cuenta las recomendaciones correspondientes de la Conferencia Mundial sobre la Ciencia (Budapest, 1999) y el compromiso formulado en la 30ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO de establecer un proyecto intersectorial en este ámbito,

  8. Invita al Director General a:

    1. intensificar la acción relacionada con las seis esferas prioritarias del Programa de Acción de Barbados para los pequeños Estados insulares en desarrollo, mediante las actividades pertinentes de todos los sectores del programa, los proyectos piloto intersectoriales y las Cátedras UNESCO relativas a las “prácticas idóneas” que propician condiciones de vida sostenibles en las islas;

    2. continuar velando por que se lleven a cabo de manera intersectorial los procesos de consulta relativos a Objetivo el Pacífico, Objetivo el Caribe y el Foro 2000 sobre el Océano Indico, así como la aplicación de las recomendaciones de la Conferencia Mundial sobre la Ciencia referentes al conocimiento tradicional;

    3. velar por que, en la preparación de la próxima Estrategia a Plazo Medio, se refuercen los elementos del programa de la Organización centrados en las necesidades de los pequeños Estados en desarrollo que son Estados Miembros y Estados Asociados de la UNESCO, incluida la plataforma intersectorial para las regiones costeras y las islas pequeñas (CSI);

    4. proseguir los esfuerzos encaminados a recabar fondos de los organismos y mecanismos de financiación adecuados para la ejecución del Programa de Acción de Barbados y ayudar a los pequeños Estados insulares en desarrollo en sus esfuerzos por obtener fondos extrapresupuestarios;

    5. informarle periódicamente sobre los progresos realizados por la UNESCO, en particular en el plano intersectorial, y en el sistema de las Naciones Unidas, en la ejecución del Programa de Acción de Barbados para los pequeños Estados insulares en desarrollo;

    6. mantenerse al corriente de la labor y las investigaciones sobre los pequeños Estados insulares que realizan otras organizaciones y órganos, en particular el Commonwealth, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y el equipo de trabajo mixto de la Secretaría del Commonwealth y el Banco Mundial sobre los Estados pequeños.
159 EX/Decision 7.1.1
(159 EX/SR.10)

to CSI homepage Introducción Actividades Publicaciones Búsqueda to UNESCO homepage
Prácticas sensatas Regiones Temas