Meio ambiente y desarrollo
en regiones costeras e islas pequeñas
colbartn.gif (4535 octets)

PREFACIO

En el alba del Tercer Milenio, alrededor del 60% de la población mundial vive a menos de 60 km del mar y probablemente alcanzará al 75% hacia al año 2025. Dieciséis de las 23 megaciudades del mundo están ubicadas en zonas costeras. Las regiones costeras son lugares de encuentro de pueblos de orígenes diversos, estableciendo así intricados mosaicos sociales y culturales. Muchos de los ecosistemas más diversos, complejos y productivos del planeta se encuentran en regiones costeras. A pesar de esta enorme riqueza sociocultural y ecológica, muchas zonas costeras se han convertido en focos de conflicto debido a la creciente demanda por recursos en disminución.

La solución de la variedad de problemas que afectan a las regiones costeras e islas pequeñas requiere una investigación interdisciplinaria y la cuidadosa formulación de políticas para una acción integrada orientada a una mejor gestión de sus recursos. La iniciativa "Medio Ambiente y Desarrollo en Regiones Costeras e Islas Pequeñas" (CSI) de la UNESCO, lanzada en 1996, responde a estas necesidades. El objectivo principal es servir de plataforma para asistir a los Estados Miembros a través de acciones trans-sectoriales a alcanzar un desarrollo de sus regiones costeras que sea ecológicamente sano, socialmente equitativo y culturalmente apropiado. La serie CSI info ofrece así un vehículo informal de difusión de información pertinente, dirigida a los responsables de la gestión en búsqueda de soluciones a problemas en regiones costeras e islas pequeñas

Este volumen contiene líneas directrices para empresas constructores y otros interesados, con especial atención al importante tópico de la erosión costera. Las líneas costeras, y enparticular las playas, son sistemas dinámicos sujetos a rápidos cambios, de vital importancia para las economías de las islas pequeñas del Caribe orientadas hacia el turismo. El uso prudente de barreras costeras, que establecen una distancia razonable entre el límite superior de la acción de las olas y nuevas construcciones, contribuye a la conservación de las playas y a la reducción de la erosión, así como también al acceso y a la intimidad de los veraneantes y de los propietarios locales, al mismo tiempo que mantiene el paisaje del frente de mar. Estas directivas se adaptan a varios tipos de costa y están fundadas en una metodología elaborada dentro del marco del projecto "Estabilidad de la Costas y Playas de las Antillas Menores - COSALC".

  Este restaurant ha sido víctima de la erosión costera.
La construcción a una distancia prudencial del agua
debería evitar toda posibilidad de instrusión marina.
     
back     Introducción    Actividades   Publicaciones     búsqueda
Wise Practices   Regiones   Temas