El washi, arte tradicional de fabricación manual de papel japonés


Inscrito en 2014 (9.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2013 by Agency for Cultural Affairs
Las tres comunidades japonesas que practican el “washi” –arte tradicional de fabricación manual de papel– son las siguientes: el barrio de Misumi-cho, situado en la ciudad de Hamada (Prefectura de Shimane); la ciudad de Mino (Prefectura de Gifu); y los municipios de Higashi-chichibu y Ogawa (Prefectura de Saitama). El papel se fabrica a base de fibras de morera papelera que se empapan en aguas fluviales claras para espesarlas y luego se filtran con una criba de bambú. El papel obtenido con esta técnica artesanal no sólo se utiliza para la correspondencia y la confección de libros, sino que también se usa en la fabricación de paneles, tabiques de separación y puertas correderas para el interior de las viviendas. La mayoría de los miembros de las comunidades mencionadas desempeñan diferentes funciones en el mantenimiento de la viabilidad de este arte tradicional, que van desde el cultivo de las moreras hasta la formación profesional, pasando por la creación de nuevos productos con este tipo de papel artesanal y la promoción de su técnica de fabricación a nivel nacional e internacional. La transmisión de las técnicas y conocimientos relativos al “washi” la asumen las familias de artesanos expertos en este arte, las asociaciones de preservación del mismo y los municipios. Las familias y sus empleados trabajan bajo la dirección de maestros en “washi” que han heredado este arte de sus padres. Todos los miembros de las comunidades interesadas están orgullosos de su arte tradicional de fabricación de papel y lo consideran un símbolo de su identidad cultural. El “washi” propicia también la cohesión social, ya que las comunidades están integradas por personas que participan directamente en esta práctica cultural, o están estrechamente vinculadas a ella.