La creación y el simbolismo de las cruces


Inscrito en 2008 (3.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2001)

© Alė Počiulpaitė / Egidijus Vaškevičius / Lithuanian Folk Culture Centre
Con el respaldo de Letonia La fabricación de cruces está muy extendida en Lituania y Letonia. No sólo evoca la tradición de la creación de cruces y altares, muy extendida en el país, sino también su consagración y los rituales asociados. Las cruces, talladas en madera de roble, están asociadas a las ceremonias católicas y a las fiestas de la cosecha. Desde el momento en que la cruz es consagrada por un sacerdote, adquiere una significación sagrada inalienable. En el siglo XIX, con la integración al imperio ruso (ortodoxo), estas cruces se convirtieron además en el símbolo de la identidad nacional y religiosa de Lituania. Este simbolismo se reforzó bajo el régimen soviético, aunque oficialmente estaban prohibidas. Su altura varía de uno a cinco metros, suelen estar cubiertas por un tejadillo y decoradas con decoraciones florales o geométricas. A veces están acompañadas de estatuillas. Las cruces se encuentran al borde de las carreteras, a la entrada de los pueblos, cerca de otros monumentos o en los cementerios. Las personas desamparadas suelen solicitar la intercesión de la Virgen María y de distintos santos para que vengan en su ayuda. Se hacen diferentes ofrendas, como alimentos, rosarios, dinero, pañuelos de colores (para un matrimonio, por ejemplo), o delantales (símbolo de la fertilidad). Las cruces son también un importante lugar de encuentro en el pueblo y símbolo de la unidad de la comunidad. Hoy como antes, la talla de la madera no se enseña en ninguna escuela, sino que se transmite de manera informal. Tradicionalmente, el escultor no tenía ningún derecho sobre la cruz que esculpía y ni siquiera ponía en ella su nombre. La mayor amenaza es la uniformización cultural que suscitan los medios de comunicación. Aunque el mantenimiento de las cruces corre a cargo de las parroquias, es indispensable un mayor apoyo.