La música de los bakhshis del Jorasán


Inscrito en 2010 (5.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2009 Iranian Cultural Heritage, Handicrafts and Tourism Organization
Los bakhshis de la provincia del Jorasán son famosos por su talento para tocar el dotār, un laúd de mástil largo provisto de dos cuerdas, y recitar poesías y epopeyas islámicas y gnósticas de temas históricos, mitológicos y legendarios. Su música, denominada magham, comprende piezas instrumentales y/o vocales interpretadas en turco, kurdo, turkmeno y persa. La modalidad de magham más extendida es la denominada navāyī, que se caracteriza por ser vocal, sin ritmo y de una gran variedad, y también por ir acompañada de la recitación de poemas gnósticos. Hay también dos modalidades turcas llamadas tajnīs y gerāyelī, otra modalidad de temas religiosos llamada shākhatāyī y una modalidad antigua de carácter romántico, propia de los kurdos del norte del Jorasán, que recibe el nombre de loy. Para los bakhshis, una de las dos cuerdas del dotār es masculina y la otra femenina: la cuerda masculina permanece “abierta”, mientras que la cuerda femenina es la que se utiliza para ejecutar la melodía principal. La música de los bakhshis se transmite de dos maneras: con un método tradicional de enseñanza directa impartida por un maestro a un discípulo –en este caso el aprendizaje se limita a los miembros masculinos de la familia o del vecindario– y un método moderno en el que un maestro forma a varios alumnos de ambos sexos y de medios sociales diversos. La música de los bakhshis es un medio de transmisión de la historia y la cultura, así como de normas éticas y religiosas fundamentales. Por eso, el papel social de los bakhshis no se limita al de meros narradores, sino que cumplen funciones de jueces, mediadores y curanderos, desempeñando al mismo tiempo el papel de custodios del patrimonio cultural étnico y regional de su comunidad.