La procesión con danzas de Echternach


Inscrito en 2010 (5.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2008 MCESR (Ministère de la culture, de l'Enseignement Supérieur et de la Recherche)
Todos los años, el martes de Pentecostés, fiesta religiosa cristiana, se celebra en la ciudad medieval de Echternach, la más antigua de Luxemburgo, la procesión con danzas llamada Sprangprëssioun. Su celebración, certificada por documentos que datan del año 1100, tiene por finalidad rendir culto a San Wilibrordo, el monje fundador de la abadía de Echternach, al que se venera por su labor misionera, sus buenas acciones y sus dones para curar algunas enfermedades. Aunque la Iglesia se opuso antaño a que se celebrara esta procesión por considerar que tenía elementos paganos, las prohibiciones de que fue objeto periódicamente no lograron impedir que su aprecio se extendiera por toda la región y entre todas las clases sociales. La procesión comienza pronto por la mañana en el patio de la antigua abadía, en presencia de los más altos dignatarios eclesiásticos del país y de otros países. Con arreglo a un ritual transmitido de generación en generación, los cantores entonan letanías y, luego, unos 8.000 bailarines, divididos en 45 grupos, inician sus danzas. La procesión finaliza con un oficio religioso en la basílica. Actualmente, la procesión es un evento religioso profundamente arraigado en la tradición que se expresa mediante las plegarias, los cantos y la forma histórica del culto, esto es, la danza. En nuestros días, la procesión cuenta con el apoyo de las autoridades civiles y religiosas, y su popularidad va en aumento a pesar de la secularización de la sociedad, ya que cada año acuden a ella unos 13.000 participantes procedentes de Luxemburgo y países vecinos.