Manas, Semetey y Seytek: trilogía épica kirguís


Inscrito en 2013 (8.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© 2013 by Aitysh Film
La trilogía épica de Manas, Semetey y Seytek, que relata cómo se unificaron tribus dispersas para formar una sola nación, es una expresión de la memoria histórica del pueblo kirguís y ha sobrevivido gracias a una comunidad de narradores compuesta por hombres y mujeres de todas edades. Los narradores abrazan su misión de difusores de la epopeya después de haber tenido un sueño profético, que se interpreta como un signo enviado por los héroes de los relatos. Durante las representaciones entran prácticamente en éxtasis y recurren a diversas formas especiales de recitación, ritmo, tonalidad y mímicas para recrear la atmósfera histórica de la epopeya. La narración de la trilogía puede durar hasta trece horas sin interrupción. Las representaciones tienen lugar con motivo de diversos acontecimientos públicos, que van desde los festejos aldeanos hasta la celebración de las fiestas nacionales. Los narradores de la epopeya aportan además un apoyo moral y espiritual a las comunidades locales y las personas no sólo en el transcurso de eventos sociales, sino también en casos de conflictos o desastres. Estiman que la trilogía es un patrimonio cultural del que se consideran personalmente responsables. La epopeya no sólo contribuye a que los jóvenes conozcan la historia y cultura de su pueblo, amen la naturaleza y sean proclives al entendimiento con los pueblos del mundo entero, sino que además les confiere un sentimiento de identidad. En su calidad de componente de la enseñanza formal, la trilogía épica fomenta la tolerancia y el multiculturalismo. Su transmisión se efectúa mediante la enseñanza no formal impartida oralmente por maestros narradores a aprendices.