La caligrafía mongola


Inscrito en 2013 (8.COM) en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia

© 2011 by "AC" Calligraphy center, "Great Hunnu" Pictures
La caligrafía mongola es una técnica de escritura clásica, cuya base es un conjunto de noventa letras que se unen verticalmente con trazos continuos para formar palabras. Las letras se forman con seis trazos principales denominados respectivamente “cabeza “, “diente”, “tallo”, “estómago”, “arco” y “cola”. Este tipo de escritura es muy meticuloso y se utiliza para la redacción de cartas oficiales, invitaciones, correspondencia diplomática y cartas de amor. También se utiliza para una modalidad de taquigrafía denominada escritura sincrónica y, en su forma “plegada”, se usa para los emblemas, logos, monedas y sellos. Los maestros en este arte de escribir suelen seleccionan a sus mejores alumnos para hacer de ellos calígrafos al cabo de un periodo de formación de cinco a ocho años de duración. Los vínculos que se establecen entre profesores y alumnos subsisten de por vida, y todos ellos se estimulan mutuamente para perfeccionar su labor artística. El ritmo veloz de la transformación de la sociedad, la urbanización y la mundialización ha tenido como consecuencia una importante disminución del número de calígrafos jóvenes. Actualmente, sólo hay tres profesores universitarios de edad madura que enseñan voluntariamente el arte de la caligrafía a un pequeño grupo de unos veinte jóvenes. Además, el aumento del costo de la vida ya no permite que los maestros calígrafos sigan enseñando su arte a más generaciones de jóvenes sin percibir remuneración alguna. Por eso, es preciso adoptar medidas especiales para atraer a los jóvenes a la práctica de este arte tradicional de la escritura, y también para salvaguardar y revitalizar la escritura y la caligrafía mongolas tradicionales.