http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/00080

El trabajo de la madera de los zafimaniry

Inscrito en 2008 (3.COM) sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2003)

Pais(es): Madagascar

Identificación

Descripción

El trabajo de la madera de los zafimaniry

La comunidad de los zafimaniry es la última depositaria de una cultura original del trabajo de la madera, que antes estaba difundida por toda la isla. Los zafimaniry se instalaron en el siglo XVIII en esta región boscosa y apartada del sureste de Madagascar huyendo de la deforestación que hacía estragos en aquella época en una gran parte del país. Hoy día, quedan unos 25.000 zafimaniry repartidos en un centenar de pueblos y aldeas diseminadas en las montañas de la región.

Los zafimaniry, que son madereros, carpinteros y artesanos desde generaciones, han creado en torno al trabajo de la madera todo un conjunto de técnicas y de conocimientos. Esta tradición artesanal es testimonio de la función primordial de este material en todos los aspectos de la vida y de la muerte. El dominio que muestran los zafimaniry de la escultura en madera aparece en la elaboración de objetos de la vida cotidiana. Casi todas las superficies con revestimiento de madera (paredes, ventanas, postes, vigas, taburetes, baúles, herramientas) están finamente labradas. Los zafimaniry usan veinte especies locales de árboles diferentes, cada una de ellas reservada a un tipo de construcción o a una función decorativa específica. Las casas y las tumbas se encajan según la técnica tradicional de la muesca y la espiga, sin clavos ni bisagras ni pieza metálica alguna. Los graneros tradicionales de los zafimaniry, colocados sobre pilares redondos, constituyen una particularidad distintiva del paisaje de montaña. Los motivos geométricos que decoran la mayoría de los objetos de madera están muy codificados y reflejan no sólo los orígenes austronesios de la comunidad, sino también las influencias árabes que impregnan la cultura malgache. Aunque el número de motivos es limitado, no existen dos piezas idénticas a causa de la variada creatividad de los artesanos. Estos motivos encierran una rica significación simbólica relacionada con las creencias y los valores de los zafimaniry. Por ejemplo, la tanamparoratra (tela de araña) es símbolo de los lazos familiares, mientras que el papintantely (panal de la colmena) representa la vida comunitaria. Los ornamentos simbolizan también la posición social del individuo dentro del grupo.

Desde hace varios decenios, los zafimaniry venden estatuillas y objetos decorativos o de uso cotidiano en las ciudades del entorno para asegurar su sustento. Pero esta comunidad frágil puede verse relegada a la mera función de suministrar objetos artesanales para el turismo. Además, la deforestación pone en peligro su principal fuente de ingresos.

Diaporama

Video



Tienen también acceso a estos vídeos (y muchas mas) desde la página internet de los Archivos Multimedia de la l’UNESCO

Proyecto de salvaguardia (12-2004/06-2008)

Los zafimaniry, pueblo de unos 25.000 miembros, mantiene una singular tradición de trabajo artesanal de la madera. La mayoría de las superficies de madera que hay en sus aldeas-desde los utensilios de cocina hasta las propias casas- están delicadamente labradas y lucen una ornamentación elaborada. Los motivos rebosan de significaciones simbólicas que remiten a los valores y la visión del mundo de los zafimaniry.

El proyecto contribuirá a la concienciación de la comunidad zafimaniry acerca del valor de sus tradiciones y a elevar su nivel de vida mediante la creación de actividades lucrativas. También pretende fomentar la práctica continuada del trabajo de la madera mediante algunas medidas encaminadas a preservar el entorno natural de la comunidad.

Se llevarán a cabo trabajos de investigación y documentación sobre el trabajo de la madera de los zafimaniry y se crearán estructuras a escala nacional, regional y local para garantizar la salvaguardia de los conocimientos a largo plazo. Se organizarán talleres sobre la enseñanza y transmisión de las técnicas tradicionales. También se pondrá en marcha un programa de reforestación.