http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/00167

El teatro Mak Yong

Inscrito en 2008 (3.COM) sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (originalmente proclamado en 2005)

Pais(es): Malasia

Identificación

Description

Esta forma antigua de teatro creada por la comunidad malaya de Malasia combina interpretación, música vocal e instrumental, gestos y trajes sofisticados. Característico de los pueblos de Kelantan, en el noroeste de Malasia, de donde procede la tradición, el Mak Yong se representa principalmente como una diversión o con fines rituales relacionados con las prácticas curativas.

Los expertos creen que el Mak Yong apareció bastante antes de la islamización del país. Era representado como un teatro real bajo el patrocinio directo del sultanato de Kelantan hasta los años 1920. La tradición fue perpetuada en un contexto rural sin abandonar los numerosos refinamientos fomentados por el mecenazgo real, tales como el diseño sofisticado de los trajes.

Una representación de Mak Yong comienza con una ofrenda seguida de danzas, teatro y música, así como de monólogos y diálogos improvisados. Las sesiones duran tres horas y pueden repetirse varias noches consecutivas en función de la historia elegida. En un contexto tradicional de aldea, las representaciones tienen lugar en una escena abierta temporal construida con madera y hojas de palmera. El público se sienta en los tres lados de la escena, y el cuarto lado queda reservado para la orquesta que consiste en un violín de tres cuerdas (rebab), un par de tambores de barril con doble cabeza (gendang) y gongs colgados (tetawak). La mayoría de los papeles son interpretados por mujeres, y las historias se basan en antiguos cuentos populares malayos llenos de personajes reales, divinidades y payasos. El Mak Yong también se asocia a los rituales en los cuales los chamanes tratan de curar con cantos, bailes de trance y posesión de los espíritus.

El Mak Yong, que requiere largos años de preparación, se ha preservado hasta el presente en gran parte a través de la transmisión oral. En la sociedad de hoy, pocos jóvenes están dispuestos a emprender esos aprendizajes rigurosos. Por consiguiente, esta tradición importante está experimentando un ocaso constante, como atestiguan los repertorios dramáticos y musicales reducidos y la escasez de actores experimentados.

Diaporama

Video



Tienen también acceso a estos vídeos (y muchas mas) desde la página internet de los Archivos Multimedia de la l’UNESCO