http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/00268

El furyumono de Hitachi

Inscrito en 2009 (4.COM) sobre la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Pais(es): Japón

Identificación

Descripción

El furyumono de Hitachi

El desfile procesional denominado furyumono de Hitachi tiene lugar en esta ciudad, situada en la parte central del Japón, en la costa del Pacífico. Se celebra todos los años en el mes de abril, durante el Festival de los Cerezos, o cada siete años en el mes de mayo, al mismo tiempo que el Gran Festival del Templo de Kamine. Cada una de las cuatro comunidades locales –Kita-machi, Higashi-machi, Nishi-machi y Hom-machi– fabrica un carro alegórico que cumple la función de lugar de culto a una divinidad y que, al mismo tiempo, transporta un teatro de marionetas de varios pisos de altura. Un grupo de tres a cinco marionetistas maneja los hilos de un solo títere, mientras que los músicos tocan melodías para acompañar el espectáculo. Evento comunitario organizado con el consenso general de toda la población de Hitachi, el furyumono es una festividad abierta a todos los que desean participar en ella. No obstante, el arte de las marionetas se transmite exclusivamente dentro de las familias, siendo los padres quienes transmiten sus secretos a los primogénitos. Esto ha permitido preservar todo un antiguo repertorio de técnicas y argumentos teatrales cuyos orígenes parecen remontarse a las enseñanzas de un titiritero ambulante que pasó por Hitachi en el siglo XVIII. En los festivales anuales de los cerezos en flor solamente desfila un carro simbólico preparado por una de las cuatro comunidades, mientras que en el Gran Festival del Templo de Kamine todas las comunidades compiten entre sí para determinar cuál de ellas es la que cuenta con los marionetistas de más talento y cuál es, por lo tanto, la que puede ofrecer una mejor hospitalidad a la divinidad local.

Documentos

Diaporama

Video


© 2008 by Association for the Preservation of Hitachi Hometown Performing Arts

Tienen también acceso a estos vídeos (y muchas mas) desde la página internet de los Archivos Multimedia de la l’UNESCO