http://www.unesco.org/culture/ich/es/estado/República de Corea

Un sistema de Tesoros Humanos Vivos

Favorecer la trasmisión es una de las formas las mas importantes de salvaguardia del PCI. La UNESCO anima los Estados a crear sistemas nacionales de “Tesoros humanos vivos”.

Introducción

Pansori 3
Pansori 3

En 1962, se promulgó en Corea la Ley Nº 961 sobre la protección de los bienes culturales (inglés), cuyo objetivo es « fomentar el enriquecimiento cultural de los pueblos y contribuir al desarrollo de la cultura humana, asumiendo la herencia de la cultura autóctona mediante la preservación de los bienes culturales con miras a asegurar su utilización ». La ley distingue cuatro categorías : los bienes culturales materiales importantes, los bienes culturales inmateriales importantes, los bienes culturales populares y los monumentos.

La protección y designación de los bienes culturales inmateriales importantes y de aquellos que los encarnan tuvieron su inicio real en 1964 cuando se calificaron como bienes culturales inmateriales importantes el Ritual Real Ancestral y la Música Ritual del santuario de Jogmyo y los Cantos Épicos Pansori (también proclamados Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, en 2001 y 2003 respectivamente). Desde 1964 los depositarios (ver más adelante el significado de este término) de estas tradiciones han transmitido sus conocimientos y técnicas a los nuevos depositarios.

Disposiciones legales

La Ley Nº 961 sobre la protección de los bienes culturales promulgada el 10 de enero de 1962, establece el marco adecuado para la gestión de los bienes culturales inmateriales importantes, que prevé la creación de una Comisión de Bienes Culturales, la designación de depositarios de bienes culturales inmateriales importantes, medidas de protección y promoción, tales como la concesión de becas y la organización de representaciones, y la adopción de medidas de urgencia, etc.

El Decreto de aplicación de la Ley sobre la protección de los bienes culturales establece el procedimiento para la designación de depositarios de bienes culturales inmateriales importantes, así como un sistema de becas para garantizar la transmisión.

¿Quiénes son los depositarios de bienes culturales inmateriales importantes o Tesoros Nacionales Vivos ?

Los depositarios (« poyuja ») de un bien cultural inmaterial importante son individuos u organizaciones que encarnan bienes culturales inmateriales que tienen un gran valor histórico, artístico o académico.

Esferas del patrimonio cultural inmaterial afectadas

Los bienes culturales inmateriales son expresiones y prácticas tales como la música, la danza, el teatro, los juegos populares, los rituales, las artes marciales, la artesanía y la cocina.

Organismo responsable

La Comisión de Bienes Culturales es un órgano asesor del Ministro de Cultura y Turismo. Una de sus subcomisiones es la « Comisión de Bienes Culturales Inmateriales », compuesta por seis miembros que representan cada uno una de las esferas definidas como bien cultural inmaterial en virtud de la Ley sobre la Protección de los Bienes Culturales.

Los miembros de esta Comisión, a propuesta de la Dirección de Bienes Culturales, son designados por el Ministro de Cultura y Turismo. La duración de su mandato es de dos años prorrogables. La Comisión se reúne según sus necesidades.

La Comisión de Bienes Culturales Inmateriales tiene la misión de :

  • designar y anular la decisión de designación de bienes culturales inmateriales y de las personas que los encarnan ;
  • asesorar al Ministro de Cultura y Turismo en la gestión o explotación de un bien cultural inmaterial designado ;
  • entrar en contacto con los interpretes o profesionales que aspiran a recibir el título.

La Comisión de Bienes Culturales Inmateriales trabaja para el cumplimiento de estos objetivos en estrecha colaboración con el Instituto de Investigación para los Bienes Culturales y la Dirección de Patrimonio Cultural.

Proceso de selección

1) Candidatura a la designación :
Los informes de las candidaturas que presentan las organizaciones locales contienen las informaciones siguientes : la historia del bien de que se trate, una descripción completa, el marco de ejecución, informaciones sobre sus características, fotografías, un video y cualquier otro tipo de documentación que considere útil el Ministro de Cultura y Turismo.
2) Encuesta llevada a cabo para la designación :
Con los datos obtenidos se redactan los informes, tarea en la que deben colaborar, al menos, tres expertos de la Comisión de Bienes Culturales
3) Examen previo a la designación :
Tras el examen de los informes, la Comisión de Bienes Culturales decide la designación. Tras haber seleccionado el Bien, las personas que son la expresión de éste son escogidas para ser designadas como depositarias. La designación del Bien y de sus depositarios suele ser simultánea.
4) aviso de designación :
El Boletín Oficial anuncia el aviso de designación del bien cultural inmaterial.
5) Deliberación con miras a la designación :
La Comisión de Bienes Culturales toma la decisión, tras las deliberaciones, de designar o no al bien seleccionado.
6) Anuncio de la designación :
El Boletín Oficial anuncia la designación a los candidatos, a las organizaciones locales y a los depositarios.

Las formas de designación van del “depositario individual” al “depositario colectivo” según sea una persona o un grupo quien encarne el bien cultural inmaterial designado como tal. A estos depositarios se les llama también « Tesoros Nacionales Vivos » (‘inganmunhwajae’).

Derechos y obligaciones

Depositarios, aprendices y alumnos becarios se benefician de diversas ventajas, entre otras, una asignación mensual, un seguro de enfermedad, una ayuda material para cubrir los gastos de hospitalización y obsequias, así como subvenciones para programas de formación y de perfeccionamiento a título profesional. También se benefician de una protección especial del Estado en tiempo de guerra, conflicto armado u otras situaciones de emergencia. Los depositarios que se encuentran en zonas desfavorecidas reciben fondos suplementarios.

A cambio de estas ventajas, los depositarios están obligados a transmitir los bienes designados a las generaciones siguientes, a difundir la cultura tradicional proponiendo representaciones públicas organizadas por el Estado, aparte de otras obligaciones específicas fijadas por el Ministerio de Cultura y Turismo. El Ministerio controla sus actividades de salvaguardia para asegurarse de que asumen correctamente todas sus responsabilidades.

Para garantizar la puesta en marcha de las actividades de salvaguardia sistemática de los bienes culturales inmateriales, el sistema coreano introduce un procedimiento de sucesión razonada que va del depositario titular al aprendiz, al titulado y al alumno becario.

Cuando un individuo o grupo adquiere el reconocimiento de depositario está obligado a designar a las personas que van a recibir la formación y a empezar el proceso. Las personas en fase de formación y que destaquen por su talento son recomendadas por los formadores y obtienen una beca de estudios. Tras haber seguido al menos cinco años de formación y haber adquirido una total competencia, estos becarios pasan a ser « diplomados ». Los más notables siguen de ‘aprendices’ por recomendación de los depositarios y según las evaluaciones realizadas por los expertos culturales. Los aprendices seleccionados de este modo están obligados a ayudar a los depositarios y a adquirir sus conocimientos y técnicas.

En el caso de que un depositario no cumpla sus obligaciones, podrá sufrir sanciones que pueden llegar hasta la retirada del título.

Cuando el depositario de un bien cultural inmaterial importante se considere incapacitado debido a circunstancias físicas o mentales o a otras razones, el administrador de la Dirección de Bienes Culturales puede anular el reconocimiento otorgado al depositario (Art. 12 de la Ley de 1962 sobre la protección de bienes culturales). Cuando un depositario deja de estar en condiciones de transmitir sus conocimientos por razones de edad o de enfermedad, recibe el título de depositario honorario.

A la muerte del depositario su designación es anulada. Si no hay ningún sucesor designado en su lugar, el bien cultural inmaterial importante pierde asimismo su título.

Actividades de salvaguardia

La Dirección de bienes culturales se encarga de velar por la correcta ejecución de las actividades de salvaguardia de los bienes culturales inmateriales designados en colaboración con los que los encarnan.

Educación

Se ha creado un centro de educación en patrimonio cultural inmaterial. Además, para sensibilizar a las generaciones jóvenes sobre la importancia de los bienes culturales inmateriales, el Estado subvenciona programas socio-educativos, la producción de manuales escolares y las actividades puestas en marcha por las escuelas hermanadas a las organizaciones de bienes culturales inmateriales importantes.

Ayuda a las representaciones y exposiciones

Los eventos como representaciones y exposiciones de depositarios de bienes culturales inmateriales importantes, los concursos de artesanía y los festivales locales reciben una ayuda. Cada año se organiza entre otras cosas un evento público de este tipo para sensibilizar a la opinión pública y hacer que aprecie la manera en que los depositarios y los formadores cualificados preservan y mejoran sus habilidades y técnicas. Otra función importante de estas actividades es hacer que los miembros de la Comisión de Bienes Culturales y otros especialistas puedan evaluar los eventos para ver si los depositarios han sabido preservar sus conocimientos y técnicas y para juzgar el nivel de sus programas de formación.

Actividades de documentación

La Dirección de Bienes Culturales se esfuerza por llevar a cabo grabaciones audiovisuales de las representaciones que hacen los depositarios. Cada año se produce una decena de grabaciones audiovisuales.
Todos los años la Dirección de Bienes Culturales publica un folleto con explicaciones acerca de todos los bienes y depositarios designados.

Más información sobre los TNV

Situación el 1º de mayo de 2004

ROK - Situación el 1º de mayo de 2004

Para más información, consúltese el texto siguiente:
Extractos de la Ley Nº 961 sobre la protección de bienes culturales de 10 de enero de 1962 (inglés)