Historia de América Latina

Home
volúmenes
Red de investigadores
Presentación del proyecto
Comité Científico Internacional
Autores
Obras en directo
Capítulo en directo
Galería de fotos

Volumen I - Las sociedades originarias

Directora
Teresa Rojas Rabiela (México)

Codirector
John V. Murra (Estados Unidos)

Capítulo 5. Las sociedades mesoamericanas: las civilizaciones antiguas y su nacimiento
Christine Niederberger

La América media, uno de los tres mayores centros mundiales de domesticación de plantas, fue el marco del desarrollo multimilenario de un denso conjunto de sociedades humanas de complejidad creciente. En esa zona nació la civilización -homogénea pero de múltiples facetas- llamada "mesoamericana" que, sin duda, fue la más elaborada del continente americano.

Durante el primer siglo de nuestra era, la civilización maya, por ejemplo, notable por su monumental arquitectura urbana tanto de carácter civil como sagrado, poseía ya un verdadero sistema de escritura, a base de ideogramas y utilizaba la noción de cero en los cálculos matemáticos. Este fenómeno constituye el resultado de una larga historia, desplegada a lo largo de milenios, que comienza hace más de 20 000 años -con la presencia de cazadores-recolectores a fines del Pleistoceno- y que, durante los cinco milenios que preceden a nuestra era, alcanza una complejidad mayor con la paulatina instauración de una economía agrícola y el desarrollo de modos de vida sedentaria.

Las primeras etapas de la civilización mesoamericana se sitúan al final del segundo milenio a.n.e. Para comprender esta mutación hacia una organización sociopolítica jerarquizada y el desarrollo de poderosos centros regionales, es necesario ubicarla en una perspectiva diacrónica, es decir, en el seno de una visión cronológica de larga duración.

En primer lugar, examinaremos aquí los diferentes procesos de "neolitización", es decir, de instauración de modos de ocupación permanente del territorio y de uso creciente de plantas cultivadas dentro de la dieta alimenticia.

En segundo lugar, nos dedicaremos al análisis de esta época crucial -la de fines del segundo milenio a.n.e.-, absolutamente fascinante, de la historia de la América media, en la que van a producirse múltiples cambios en el dominio de la organización social y política, en la concepción del espacio individual y colectivo, en los sistemas tecnoeconómicos, así como en el universo de las creencias.

Esta época crucial es la del nacimiento de la civilización mesoamericana stricto sensu, que corresponde, en sus primeras manifestaciones, a un sistema cultural llamado, a falta de un término mejor -como veremos más adelante-, "olineca".

Sea como sea, esta primera alta civilización del continente americano, que va a desarrollarse entre el 1250 y el 600 a.n.e., se caracteriza por una iconografía específica -expresión, a la vez, de una cosmovisión nueva y de un sistema coherente de creencias- que va a marcar profundamente toda la secuencia de las civilizaciones que se sucederán en la América media hasta comienzos del siglo XVI.

ctualización 05/18/00