MENSAJE CONJUNTO CON MOTIVO DEL
DIA MUNDIAL DE LOS DOCENTES

5 de octubre de 1999

Los docentes: un factor de la transformación social

 


Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

 


Organización Internacional del Trabajo (OIT)

 


Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

 


Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

Estos momentos en que el siglo se acerca a su fin nos parecen especialmente propicios para reconocer la enorme contribución que los docentes de todo el mundo han aportado dinamizando potencialidades y fomentando la capacidad fundamental de los seres humanos de aspirar al conocimiento, difundir información y compartir su saber colectivo. Nunca como en este siglo en que la instrucción ha llegado tan lejos ha existido una necesidad tan apremiante de cooperación y entendimiento entre los pueblos del planeta.

Los docentes pueden despertar el sentimiento de justicia social, esencial para construir la paz y el desarrollo sostenible sobre una base de políticas sociales sólidas centradas en el progreso social, la justicia, la democracia y la erradicación de la pobreza. En su labor diaria, los maestros aportan ideas, generan maneras de pensar y actuar e inculcan principios, valores e ideales. Los docentes, educadores y sus organizaciones desempeñan un papel decisivo en ese proceso que consiste en ampliar el acceso a la educación como respuesta eficaz al flagelo del trabajo infantil. Es por todos reconocido que la educación básica gratuita, que los docentes defienden como derecho natural, es un medio esencial para liberar a cerca de 120 millones de niños de edades comprendidas entre los cinco y los catorce años del trabajo a tiempo completo y facilitar su integración social. Los maestros y profesores son un poderoso motor de la transformación social.

Como columna vertebral del sector educativo, los docentes asumen la misión más estimulante del mundo, esto es, la de desarrollar las capacidades de los niños, en el momento en que éstos emprenden su propio camino, para que aprendan "a conocer", "a hacer" "a ser" y "a vivir juntos", los cuatro pilares de la educación definidos por la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI, presidida por Jacques Delors. Gracias a los maestros los niños descubren por vez primera las posibilidades que ofrece la vida y, más adelante, prosiguen la búsqueda del conocimiento mediante la educación permanente.

Al estar siempre en la vanguardia intelectual, los docentes ejercen una función vital en la promoción y el desarrollo de las ideas, ya que cultivan el sentido crítico y el ansia de saber de los alumnos. En la sociedad de la información de nuestros días esta tarea se torna todavía más ardua: en efecto, más que nunca en la historia, en la economía del saber los maestros deben garantizar que sus alumnos alcancen unos resultados de calidad en materia de lectura y escritura, aritmética elemental y preparación para la vida activa.

En el día de hoy rendimos homenaje a los esfuerzos incansables que realizan los maestros y profesores a fin de preparar a los niños del presente para el futuro. Pese a que a veces sus condiciones de trabajo son malas, los recursos limitados y las remuneraciones insuficientes, su dedicación profesional ha contribuido al progreso del mundo. Los docentes necesitan que las comunidades y sociedades a las que prestan servicios les den su apoyo activo velando por la aplicación de directrices que figuran en la Recomendación relativa a la Situación del Personal Docente OIT/UNESCO.

Con motivo del Día Mundial de los Docentes, que fue instituido de manera conjunta por la Internacional de la Educación y la UNESCO y que actualmente también recibe el apoyo de la OIT, el UNICEF y el PNUD, hacemos un llamamiento a la comunidad mundial, a los gobiernos, a los parlamentarios, a los padres, a los dirigentes locales, a los medios de comunicación, a las organizaciones no gubernamentales, a las instituciones de la sociedad civil, al sector privado, a los establecimientos de enseñanza, a los sindicatos de docentes y a las asociaciones, en los planos internacional, regional y nacional, para que reafirmen su voluntad de apoyar a los maestros y profesores, que son y seguirán siendo el núcleo esencial del sistema educativo durante el próximo siglo.

Sin la activa participación de los docentes no podrá haber transformaciones sociales ni reformas de la educación reales y significativas.

Federico Mayor Juan Somavía
Director General Director General
UNESCO ILO
Mark Malloch Brown Carol Bellamy
Administrador Administrator
Executive-Director Directora Ejecutiva
UNDP UNICEF