Docentes al habla
Revelar a los alumnos el tesoro de su potencial

Podemos preguntarnos si la solución de los problemas actuales de la educación puede consistir en facilitar el acceso de todos los alumnos a una computadora.

Si respondemos por la negativa a esa pregunta, ¿qué respuesta le vamos a dar? Hay que preguntarse efectivamente qué es la educación. En su acepción pedagógica más antigua, educar significaba "extraer" algo latente, "sacar" un potencial. Pero con el advenimiento de la mundialización y las autopistas de la información, hay otra idea que está reemplazando este concepto, a saber: la educación no consiste en desarrollar la personalidad de los seres humanos, sino en proporcionarles los conocimientos prácticos para que tengan acceso a la información.

Sin embargo, a los docentes no se les puede dejar de lado tan fácilmente. Muchos de ellos están utilizando en el mundo entero las técnicas más creativas para despertar las inteligencias de los niños y hacer que aflore el tesoro que encierran, es decir, todo el potencial latente de su personalidad.

Los nueve docentes presentados en este folleto, así como los demás del mundo entero que son como ellos, representan indudablemente el mejor antídoto contra las fuerzas y los intereses que consideran la educación una mera mercancía más.