Boletín seguimiento Dakar No 31
EDICION ESPECIAL
Índice (11 de septiembre de 2001)


Para más información sobre la Segunda Reunión del Grupo de Trabajo en París , consulten: http://www.unesco.org/education/efa/global_co/working_group/index.shtml


La estrategia global de la EPT presentada en la reunión del Grupo de Trabajo

El primer punto del orden del día de la segunda jornada de la reunión del Grupo de Trabajo sobre la Educación para Todos versó sobre las bases para elaborar una estategia global de la EPT. En su intervención, Mark Richmond de la UNESCO dijo que el método a seguir consistía en preparar, en colaboración, respuestas capaces de satisfacer las necesidades en materia de educación para todos.

Richmond dijo que la estategia debe ser el elemento de referencia que ayude a los copartícipes a "adaptarse al esquema de la EPT" y señaló que no se debía concebir como un elemento preceptivo, sino como un "marco estratégico consensual de carácter indicativo" que ha de ser concreto, orientado hacia objetivos específicos, destinado a resolver problemas concretos y con un calendario preciso. Agregó que ese marco debía proporcionar una visión clara de cuál ha de ser el lugar, la manera y el momento en que los copartícipes pueden aportar su mejor contribución a cubrir los objetivos de la EPT.

Cinco exigencias para una estrategia

Las exigencias fundamentales de la estrategia se resumen en cinco palabras: Dirección, Coherencia, Conocimientos, Recursos y Aplicación.

La Dirección significa que las actividades en pro de la EPT no deben ser fruto de imposiciones externas, sino de un consenso nacional sobre la política que se debe aplicar.

La Coherencia supone que los copartícipes no tienen que dispersarse en la perscución de los objetivos de la EPT, sino que deben trabajar en un contexto unificado, en el que puedan armonizar sus distintos puntos de vista.

Los Conocimientos se deben crear e intercambiar, y también se ha de abordar la cuestión de la disparidad de conocimientos.

Los Recursos que se deben contemplar no han de ser exclusivamente financieros, sino humanos e institucionales; además, han de estar vinculados a criterios de buena administración, rendición de cuentas y transparencia.

La Aplicación se refiere al hecho de plasmar las políticas en la práctica, a las modalidades de prestación de servicios y a los mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas.

Richmond dijo que "para llevar adelante esta empresa se necesitaba evidentemente el asesoramiento y la ayuda de todos los copartícipes".

Profundización del entendimiento sobre la Iniciativa Mundial

Lene Buchert dijo en su intervención que la importancia de la iniciativa mundial para movilizar recursos técnicos y financieros era un elemento fundamental de la estrategia general. Señaló que los primeros pasos para la adopción de esta Iniciativa se dieron hace un año y que desde entonces se habían realizado progresos considerables.

Buchert agregó que, tras las amplias consultas efectuadas en la reunión del Grupo de Trabajo celebrada en noviembre de 2000, se habían entablado discusiones con organismos bilaterales y multilaterales, Ministerios de Educación y altos funcionarios, grupos de expertos, universitarios, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones internacionales como la OCDE y la Unión Europea.

Buchert finalizó diciendo que "el documento sobre la iniciativa era una síntesis de las ideas de los copartícipes".

En la reunión celebrada en París en febrero-marzo de 2001se llegó a un "entendimiento común" sobre la iniciativa mundial en pro de la EPT y se convino en que debía:

  • basarse en la voluntad política de los gobiernos y países del Norte y del Sur;

  • consistir en una asociación para la cooperación entre los gobiernos nacionales y los organismos internacionales de asistencia al desarrollo;

  • constituir no sólo un mecanismo financiero, sino sobre todo un medio de afrontar la mitigación de la pobreza, el desarrollo sostenible y la creación de un contexto propicio en el plano nacional gracias a la creación de capacidades humanas e institucionales, entre otros factores;

  • entenderse que los "recursos" comprendían a la vez tanto los financieros como los humanos y materiales.
  • La Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) sigue siendo uno de los conductos de financiación de la EPT y debe incrementarse. Buchert dijo que "esa asistencia había aumentado algo desde la crisis financiera de Asia", si bien seguía siendo muy escasa la proporción destinada a la educación en general, y más concretamente a la educación básica.

    Entre las medidas propuestas para impulsar la Iniciativa Mundial figuraban:

  • un mayor esfuerzo por parte de los países donantes para alcanzar el objetivo de dedicar a la AOD el 0,7% de su Producto Interior Bruto.

  • la adopción de la Iniciativa "20:20" por parte de estos países;

  • el incremento de la AOD y de la financiación privada;

  • la mejora de la eficacia de la ayuda;

  • prestar más ayuda a los países menos adelantados.
  • Tras el debate sobre estas cuestiones, John Daniel, Subdirector General de Educación de la UNESCO, estimó que se debían efectuar más consultas y que "había llegado el momento de crear un grupo de trabajo interinstitucional sobre esta cuestión".


    El Observatorio de la EPT perfila su estrategia

    Al presentar la labor efectuada por el Observatorio de la EPT, Alison Kennedy del Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU) expuso los esfuerzos que el Instituto había desplegado para poner a punto el seguimiento de las actividades encaminadas a alcanzar los objetivos de la EPT, y se refirió concretamente al Estudio 2000 que se había iniciado inmediatamente después del Foro de Dakar con miras a acopiar datos relacionados con los ámbitos de competencia de la UNESCO.

    Dijo que el carácter específico de la Encuesta 2000 estribaba en que se había realizado mediante la organización de una serie de seminarios regionales, que habían congregado a especialistas en estadística y en planificación de la educación procedentes en su mayoría de Ministerios de Educación. Señaló que para la Encuesta 2001 se había celebrado una segunda serie de seminarios.

    Agregó que el IEU había consultado a los participantes en los seminarios sobre la elaboración de nuevos indicadores para la EPT y había convocado la reunión de un grupo de expertos sobre este particular, que se había celebrado del 25 al 26 de junio de 2001 en París. Dijo que, entre las recomendaciones formuladas en las consultas celebradas hasta ahora, figuraban:

  • elaborar un conjunto de datos relativos a la EPT que no consistiese en una mera lista de indicadores;

  • preparar un conjunto de indicadores análogos a los 18 que se utilizaron primigeniamente para la Evaluación de la EPT en el Año 2000, completándolos y perfeccionándolos;

  • desglosar los indicadores por sexo;

  • centrarse hasta 2005 en los indicadores básicos, al menos en los países que poseían escasas capacidades en materia de elaboración de estadísticas;

  • preparar nuevos indicadores para probarlos en los países con mayores capacidades de elaboración de estadísticas.
  • Alison Kennedy concluyó diciendo que el IEU había adoptado ya medidas preliminares para incorporar datos relativos a la financiación de la educación, el cuidado y desarrollo de la primera infancia y la educación no formal.


    Primer esbozo del informe de seguimiento sobre los progresos de la EPT

    De conformidad con lo establecido en el Marco de Acción de Dakar se va a presentar un informe annual de seguimiento al Grupo de Alto Nivel sobre EPT, que servirá además as a lever para estimular el compromiso político y la movilización de recursos técnicos y financieros.

    La primera reunión de este Grupo ha sido convocada por el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, y se celebrará del 29 al 30 de octubre de 2001 en la Sede de la Organización en París.

    El informe se basará en las aportaciones de todas las partes principales interesadas en la EPT, expondrá los progresos realizados desde el Foro Mundial sobre la Educación para alcanzar el objetivo de la educación para todos, y definirá cuáles son los problemas importantes que se plantean cara al futuro.

    Tras la presentación y discusión de un anteproyecto de dicho informe, se propuso que debía:

  • tratar de definir las actividades estratégicas y las posibilidades para los años venideros;

  • situar la cuestión de la educación en el contexto más amplio de las estrategias para el desarrollo y la mitigación de la pobreza, y poner de relieve la relación existente entre los objetivos de la EPT y otras actividades en pro del desarrollo o conferencias internacionales como la reunión del Grupo G-8 y la Cumbre del Milenio;

  • publicarse en Internet junto con los documentos preparatorios y actualizar la versión electrónica a lo largo de todo el año.
  • Varios participantes propusieron que las líneas generales de este informe sirvieran de modelo para la elaboración de los que se preparasen en el futuro. Si se mantuviera la misma estructura, resultaría más fácil calibrar la evolución y evaluar los progresos efectuados. Asimismo se propuso que la preparación del informe del año próximo comenzaría immediatamente después de la reunión del Grupo de Alto Nivel para que su elaboración contase con una participación mayor. Se propuso pedir a los países que contribuyeran a su elaboración.

    En la sesión vespertina de ayer los participantes se dividieron en cuatro grupos de trabajo para elaborar propuestas concretas sobre:

    a) la formulación, evaluación y financiación de los planes de EPT;

    b) la estrategia global de la EPT;

    c) el informe de seguimiento para el Grupo de Alto Nivel;

    d) el comunicado para el Grupo de Alto Nivel.

    En la sesión plenaria de esta mañana los grupos presentaron los informes sobre sus respectivos trabajos.


    Para más información sobre este Boletín Electrónico, pónganse en contacto con:
    Anne Muller (a.muller@unesco.org) / Teresa Murtagh (t.murtagh@unesco.org)