La EPT Evaluación 2000: Informes de Países Portada del Foro Mundial sobre la Educación
   Costa Rica
Sumario de informe de país Portada de Informes de Países Informes de países en orden alfabético Informes de países por región



Página anterior Página siguïente



3.3 III Ciclo diurno de la Educación General Básica

El III Ciclo de la Educación General Básica tiene una duración de tres años y es de carácter obligatorio. Este ciclo se imparte en las mismas instituciones que atienden la Educación Diversificada, la cual no es obligatoria.

lgunos de los datos estadísticos que se presentan a continuación incluyen la información integrada de ambos ciclos, debido a que no siempre se encuentra separado el III Ciclo.

A continuación se presenta, el número de instituciones y de docentes que laboran en instituciones de III Ciclo y Educación Diversificada, diurna y nocturna.

Se muestra un incremento considerable del número de instituciones, al pasar de 257 en 1990 a 454 en 1999, es decir, un incremento de 197 instituciones, lo que significa un promedio de 20 instituciones por año. No obstante, la participación de la dependencia pública, en este nivel educativo, ha reflejado porcentualmente una reducción, pues en 1990 el 76.3% de las instituciones estaban bajo responsabilidad directa del ministerio y para 1999 esa participación es de un 66.7%.

En lo que respecta al número de docentes, también muestra un incremento considerable en el período en estudio, al pasar de 7894 en 1990 a 11895 en 1998, lo anterior implica un incremento considerable de docentes en el sistema, de 4011. Se tiene también que la participación de la dependencia pública, se ha reducido desde un 84.1% en 1990 a un 79.1% para el curso lectivo de 1998.

Se presenta seguidamente, información de la matrícula inicial en este nivel educativo, por dependencia ( pública, privada y semipública) y género.

La matrícula inicial en el III Ciclo diurno, muestra una cobertura creciente, de 1990 a 1999, al pasar de 94777 a 156021, lo que significa un aumento de 61244 alumnos, y en términos promedios anuales, es un crecimiento de más de seis mil estudiantes.

Por género, la composición porcentual es bastante estable, pues presenta un 50.0% para cada uno de los géneros.

A pesar que el número de instituciones y del personal docente de la dependencia pública, en términos relativos, ha mostrado una menor participación, la matrícula inicial, ha estado en ascenso, pues se incrementó al pasar de un 85.5% en 1990 a un 87.1% en 1999. Lo anterior implica un mayor esfuerzo del gobierno, en aumentar la cobertura en este nivel educativo.

Otro indicador que presenta un esfuerzo del Ministerio de Educación, es la tasa de escolaridad en el III Ciclo diurno, que en términos brutos y netos, para el período en mención, se presenta en el siguiente cuadro.

CUADRO N° 17

TASAS BRUTAS Y NETAS DE ESCOLARIDAD EN III CICLO DIURNO Y NOCTURNO

DEPENDENCIA : PÚBLICA, PRIVADA Y SEMIPÚBLICA

PERÍODO : 1990-1999

Matrícula

Tasa

Años

Población

Total

11 y 12

De 13 a 17

De 18 o más

Bruta

Neta

1990

190994

110562

...

...

...

57.9

...

1991

196048

116856

...

...

...

59.6

...

1992

201157

125753

18892

99558

7303

62.5

49.5

1993

206261

133016

17957

107831

7228

64.5

52.3

1994

211305

141344

19649

114937

6758

66.9

54.4

1995

216226

147988

19690

121369

6929

68.4

56.1

1996

221193

147590

19636

122215

5739

66.7

55.3

1997

226244

155679

23293

126526

5860

68.8

55.9

1998

231132

163595

26211

131346

6038

70.8

56.8

1999

235603

170761

...

...

...

72.5

...

NOTA:
La población para III Ciclo es 50% de 12 años, la de 13 años, la de 14 años y 50% de 15 años.
FUENTES:
1- Departamento de Estadística, M.E.P.
2- Boletín Demográfico: América Latina Población por Años Calendario y
Edades Simples, Período: 1995-2005. CELADE. Julio, 1997.

Lo que anteriormente se demostró, como incremento de la matrícula inicial, se ve reflejado en las tasas brutas y netas de escolaridad. La tasa bruta muestra un comportamiento creciente, al pasar de un 57.9% en 1990 a un 72.5% en 1999, esta tasa aunque no es la deseada, pues se requiere mayor cobertura, si ha logrado un comportamiento creciente.

La tasa neta de escolaridad, que se calcula con la matrícula del grupo de edad correspondiente, también indica un comportamiento creciente, aunque no en el curso lectivo de 1999 es el deseado, un 60.0% .

Seguidamente se muestra la tasa de repetición, por año cursado, para el III Ciclo diurno.

Como lo refleja el cuadro presente, la tasa de repetición no muestra un comportamiento continuo, más bien se puede explicar como cíclico; no obstante, en términos generales, la tasa es alta, por ejemplo, en 1999 de cada 100 alumnos matriculados en este nivel, 13 de ellos lo estuvieron en el mismo año de estudio en 1998.

El año de estudios más problemático es el sétimo año. En los últimos años, por cada 100 alumnos se tienen 17 repitientes, son alumnos que abandonaron el curso lectivo en 1998, o bien, que reprobaron el año cursado en 1998.

Otro de los indicadores relevantes en el III Ciclo diurno, es el de la deserción intra-anual, se presenta en el siguiente cuadro.

Estos datos muestran la problemática que presenta la deserción intra-anual, en el III Ciclo diurno, el porcentaje es alto, señala un promedio para el período, de 12.7%, lo que significa que aproximadamente 13 de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo, lo abandonan. Situación más agravante en el sétimo año de estudios, donde de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo solo 80 logran concluir el curso lectivo.

Otro de los indicadores, que permiten medir el rendimiento cuantitativo del sistema educativo, son los porcentajes de aprobación y reprobación, se presenta el siguiente cuadro.

El cuadro anterior permite tener una visión del rendimiento en las ramas educativas académica diurna y educación técnica, la cual no muestra diferencias significativas entre ellas. El porcentaje de aprobación en estos ocho años de la década del 1990, en el III Ciclo fue de un 79%, no obstante, se nota un comportamiento de reducción del porcentaje de aprobación de 1990 a 1995, para iniciar una mejoría en los cursos lectivos de 1996 a 1997.

Con información de este cuadro y del anterior, se puede calcular que para el curso lectivo de 1997 de cada 100 alumnos que iniciaron el III Ciclo, 13 de ellos abandonaron las aulas, de los 87 que lograron concluirlo, solo 66 aprobaron el curso lectivo, en resumen de los 100 alumnos que inician, 34 de ellos o abandonan las aulas o reprueban el año.

La anterior situación, es más preocupante en el sétimo año de estudios del III Ciclo diurno, pues de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo, 17 abandonan las aulas, y de los 83 que lo concluyen solo logran aprobar el año 57 estudiantes, en otras palabras de cada 100 alumnos que inician el 7° año, 43 de ellos abandonan las aulas o reprueban el curso lectivo.

3.4 Educación de Adultos

La Educación de Adultos es una modalidad educativa que parte de las necesidades básicas de aprendizaje y aspiraciones de desarrollo de las personas que no iniciaron o no concluyeron los estudios escolarizados; no cuentan con una calificación laboral en relación con su actividad productiva, o bien, requieren de una actualización de la formación recibida.

Se sustenta legalmente en un marco jurídico constituido por Leyes, Decretos, Declaraciones Universales, Acuerdos del Consejo Superior de Educación y otros (Constitución Política, Ley Fundamental de Educación, Decretos Ejecutivos 6-70 y 3333-E del 27-10-73, etc.) En sus fundamentos filosóficos incorpora los conceptos y principios más relevantes de la doctrina universal surgida de los Foros y Conferencias Internacionales de Educación de Adultos patrocinadas por la UNESCO.

El artículo 83 de la Constitución Política de Costa Rica señala:

"El Estado patrocinará y organizará la Educación de Adultos, destinada a combatir el analfabetismo y a proporcionar oportunidades culturales a quienes deseen mejorar su condición intelectual, social y económica".

La Educación de Adultos se concreta en diversos programas, instituciones y proyectos que pretenden satisfacer las demandas de los jóvenes y adultos en los ámbitos personal, social y laboral.

Entre las diversas opciones educativas cuenta con los siguientes programas nacionales permanentes:

Modalidad académica formal nocturna

Modalidad de Libre Escolaridad

Educación Profesional y Comunitaria

Alfabetización y Promoción humana

También cuenta con otras opciones educativas como El Plan Modular de Estudios de Jóvenes y Adultos (CINDEA) e importantes Convenios inter-institucionales y coordinaciones permanentes con ONGs y otros Organismos.

3.4.1 Educación académica formal nocturna

La Educación Académica formal nocturna desarrolla un proceso de atención de las necesidades individuales y sociales de las personas jóvenes y adultas que trabajan jornadas diurnas, mediante la creación de instituciones educativas nocturnas, entre ellas Escuelas y Colegios.

3.4.2 Escuelas nocturnas

Son instituciones que atienden a quienes no lograron completar la educación primaria, mediante la acreditación de títulos de sexto grado, a su vez ofrecen programas de educación abierta o por suficiencia (primaria y secundaria). Desarrolla sus actividades en los edificios de las escuelas diurnas. Cuenta con pocos recursos didácticos, carecen de Planes y Programas actualizados.

Los estudiantes que asisten a estas instituciones son personas que, por lo general, trabajan y tienen que contribuir económicamente a mantener el hogar, son desertores del sistema escolar diurno o personas que nunca han asistido a la escuela. La edad mínima de ingreso a estas instituciones es de 15 años. El horario de atención es de 6.20 p.m. a 10 p.m. Divide la enseñanza primaria en cuatro niveles.

En lo que respecta al número de instituciones y del personal docente, que labora en este nivel educativo, se presenta el siguiente cuadro.

Se observa una reducción considerable del número de instituciones, al pasar de 19 en 1990 a 12 en el año de 1999, situación similar que se presenta en la cantidad de docentes. Además de la situación anterior, la relación docentes por institución se ha reducido.

Un indicador que no escapa de la anterior situación, es la matrícula inicial, tal y como se muestra seguidamente.

Confirmándose la situación de la reducción de cobertura en este nivel educativo, al pasar la matrícula de 2205 alumnos en 1990 a 1433 en 1999. La composición de la matrícula por género, es diferente a la presentada en los niveles educativos expuestos anteriormente, pues en este nivel educativo, el porcentaje de hombres es de aproximadamente el 60%.

El motivo de la reducción de las instituciones nocturnas, de la baja en el personal docente y por ende de la matrícula, se debe fundamentalmente a otras ofertas educativas más abiertas que no exigen la asistencia diaria al centro educativo.

La tasa de repetición en las escuelas nocturnas muestra un comportamiento muy inestable, en todos los niveles cursados, con valores desde una tasa de 7.1% en 1995, hasta un 2.8% en el curso lectivo de 1998.

El rendimiento en este tipo de educación, medido a través del porcentaje de aprobación y reprobación, se presenta el siguiente cuadro.

Lo que respecta al porcentaje de rendimiento, y específicamente a porcentaje de aprobación, muestra un valor promedio para el período de 1994 a 1997 de un 87.8%, lo que es un valor alto. El comportamiento por nivel cursado, es creciente, conforme crece el nivel cursado.

3.4.3 III Ciclo nocturno

Las instituciones que atienden el Tercer Ciclo de la Educación General Básica y el Ciclo de Diversificado Nocturno, ofrecen, programas de Educación Abierta (Tercer ciclo por suficiencia y Bachillerato por madurez). Son 50 instituciones en todo el país, entre ellas existe un Colegio (Carlos Luis Fallas, en Alajuela) que brinda educación técnica en diferentes especialidades: secretariado, contabilidad, mecánica automotriz, para estudiantes que han obtenido el ciclo el diversificado.

Cabe destacar que a partir de 1990 el Ministerio de Educación Pública ha hecho un esfuerzo para mejorar la oferta educativa de estas instituciones, se consideró importante analizar los programas de estudio mediante consulta a especialistas y técnicos. El producto de este esfuerzo dio como resultado la elaboración del Plan de Estudios para la Educación de Jóvenes y Adultos, aprobado por el Consejo Superior de Educación en su Sesión 33-93 del 5 de abril de 1993. Sin embargo esta oferta no llenó las expectativas de esta población por eso se ha tratado de reforzar las políticas definidas para los Colegios Nocturnos, mediante la diversificación de la oferta con Programas de Educación Abierta.

Seguidamente se presenta información de la matrícula inicial, por dependencia y sexo.

La matrícula inicial, en este nivel educativo, se ha mantenido muy estable en los últimos diez años, tal y como se muestra en el cuadro anterior. La relación de la matrícula inicial por género, a inicios de la década era de 61.7% de hombres y de 38.3% en mujeres, para el año de 1999, se ha reducido la participación de los hombres, y llega a ubicarse en un 56.4%.

La participación del Estado costarricense, en la matrícula inicial en este nivel, es significativa, pues cerca del 99% de la matrícula corresponde a dependencias públicas.

La tasa de repetición en este nivel de 1990 a 1997, muestra valores altos, dado que cerca de 25 alumnos de cada 100, están matriculados como repitientes, lo anterior aunque es un dato con problema, también muestra que se tiene retención en este nivel.

La deserción intra-anual, en el III Ciclo nocturno es muy alta, pues aproximadamente 40 de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo, no logran concluir el mismo. A su vez por nivel cursado, la situación es más problemática en el primer año de estudios, y conforme se avanza por año cursado, se reduce el porcentaje de deserción intra-anual.

De 1990 a 1996, el rendimiento educativo, medido por el porcentaje de aprobación (aprobados sobre matrícula final) muestra un incremento de 1990 a 1993, al pasar de 72.7% a un 77.5%, a partir de 1994 se inicia una reducción considerable hasta llegar a 1996 a un 61.2%. Presentándose el mayor problema en el primer año de estudios del III Ciclo nocturno.

En resumen, y considerando la deserción y el rendimiento, se tiene que en 1990 de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo, solo 59 llegan a concluir el curso lectivo, de esos 59 reprueban 16, es decir, de cada 100 alumnos que inician el curso lectivo, logran aprobar el curso 43, los restantes 57 o desertaron o reprobaron el curso.

3.4.4 Institutos profesionales de la educación comunitaria (IPEC) y centros de capacitación comunitaria (CCC)

La educación profesional y comunitaria se desarrolla en los Institutos Profesionales de Educación Comunitaria (IPEC) y en los Centros de Capacitación Comunitaria (CCC) adscritos a los IPEC.

Los IPEC son instituciones que ofrecen educación integral a la población adulta desde los 14 años y de ambos sexos, atienden sus necesidades e intereses. Desplaza el personal a diferentes comunidades donde crea núcleos de capacitación. Brinda oportunidades educativas con diversas ofertas: educación formal, no formal, abierta, cursos libres, educación técnica y comunitaria, también educación prevocacional. Algunos desarrollan el Plan de Estudios Modular para la Educación de Jóvenes y Adultos.

Entre los grupos poblacionales que se atienden están: amas de casa, obreros, campesinos, desplazados del sistema formal, mujeres jefas de hogar, madres adolescentes, grupos indígenas, personas de la tercera edad, privados de libertad, niños trabajadores de la calle, jóvenes con discapacidad, refugiados e inclusive, hasta profesionales que buscan actualizarse para la vida del trabajo.

En los últimos años los IPEC han incrementado su matrícula en un 36.4 %, lo cual refleja el grado de aceptación de estos centros que en un 90 % beneficia a las mujeres. Actualmente existen 13 IPEC y 5 CCC en diferentes cantones y provincias del país.

Los IPECs se proyectan como Instituciones de modelo auto-gestionario con una rica filosofía y con gran posibilidad de diversificación de sus ofertas educativas, ofreciendo espacios sobre todo para atender a las mujeres de las diferentes comunidades y ofrecerles capacitación empresarial y productiva, tanto en el campo tradicional como el no tradicional.

En 1997 en las pruebas de educación técnica a nivel nacional, los IPEC lograron una promoción del 99% lo cual es indicador de la calidad de educación técnica que en ellos se desarrolla. El 90%, de los egresados se ubican en el mercado laboral, muestra de ello es la creciente demanda de matrícula.

Seguidamente se presenta la matrícula en los Institutos Profesionales de Educación Comunitaria (IPEC), para el período de 1990 a 1999.

Se observa, en general un comportamiento creciente de la matrícula en este tipo de educación, de 1990 a 1995, luego vuelve a crecer del año 1996 a la fecha, no obstante, ese crecimiento se estanca, y en 1998, muestra un dato relativamente bajo.

3.4.5 Modalidad de educación no formal o abierta

Es una modalidad denominada correctamente "Modalidad de libre escolaridad" integrada por cuatro planes de estudios: Primaria por Suficiencia, Tercer Ciclo por suficiencia, Bachillerato por Madurez y Educación Diversificada a Distancia. Cada uno de estos Planes de estudio, tienen perfiles académicos distintos y sus propias exigencias de ingreso.

La modalidad de libre escolaridad se desarrolla en Centros Educativos de Adultos (Colegios y Escuelas nocturnas, IPEC, etc.) y en Proyectos propios con horario nocturno dentro de las instituciones de educación oficial.

El estudiante tiene varias opciones: incorporarse a un Proyecto público, llevar tutorías en academias privada o prepararse por su cuenta en forma autodidacta. En cualquiera de estos casos puede elegir el número de asignaturas a cursar y los exámenes a presentar.

Dispone de un sistema de convocatoria a exámenes durante cada curso lectivo, administrado por la División de Control de Calidad y Macroevaluación del Ministerio de Educación.

3.4.6 Primaria por suficiencia

Es una oferta educativa dirigida a jóvenes y adultos que por alguna razón no concluyeron la enseñanza primaria (sexto grado). Esta oferta se organiza en tres niveles: alfabetización (I nivel), nivel medio o postalfabetización (II) y nivel final (III) que se amplía con las pruebas comprensivas de Primaria (sexto grado), las cuales las administra el Departamento de Control de Calidad y Macroevaluación del MEP.

El Plan de estudios comprende 5 asignaturas: Lenguaje, Matemática, Estudios Sociales, Ciencias y Formación Ciudadana. Se apoya en el material didáctico de la serie EL Maestro en Casa (libros Huetar y Talamanca) producto del Convenio del Ministerio de Educación con el Instituto Centroamericano de Educación Radiofónica (MEP-ICER).

Seguidamente, se presenta la cantidad de pruebas presentadas en Primaria por suficiencia.

Del cuadro anterior, se aprecia la cantidad de pruebas aplicadas, las que pasan de 7839 en 1997 a 13479 en el año de 1998. No obstante, la promoción se mantuvo sobre el 50% de 1994 a 1997, para que en el año anterior, solo 32 de cada 100 alumnos que presentan examen, logran aprobarlo.

3.4.7 III Ciclo por suficiencia

Es un programa de Educación Abierta, flexible, dirigido a jóvenes y adultos que por diversas razones no pudieron concluir la Educación General Básica (Noveno Año).

La aprobación de este ciclo permite al estudiante continuar estudios en cualquier otro programa o modalidad que conduce al Ciclo Diversificado, académico o técnico. La edad mínima establecida es de 14 años pero se consideran los casos especiales y los de Adecuación Curricular.

El Plan de Estudios comprende seis asignaturas (Lenguaje, Matemática, Ciencias, Estudios Sociales, Inglés y Formación Ciudadana) distribuidas en tres niveles: Térraba, Ujarrás y Zapandí.

En la actualidad representa una oferta educativa, con gran demanda debido a los problemas de deserción del sistema académico diurno y nocturno, ligada en gran parte, al incremento en el costo de vida ha crecido en un 61 % de 1994 a 1996.

En este nivel educativo, se presenta la cantidad de pruebas realizadas y la aprobación respectiva, para el período de 1994 a 1998.

El número de alumnos que presentaron pruebas, en este programa, muestra un dato muy irregular con un dato, muy alto en 1995, con 66326 pruebas, luego se reduce drásticamente a más de un 50%, para ubicarse en 1998 con 33455.

3.4.8 Educación Diversificada a Distancia

El programa está dirigido a jóvenes y adultos que por diversas circunstancias no han podido concluir la educación diversificada y el bachillerato.

Se pretende, mediante una metodología a distancia contribuir a que las personas que desertaron del sistema formal, puedan realizar sus estudios sin la rigidez propia del mismo. El requisito de ingreso es la edad de 15 años y tener aprobado el Tercer Ciclo de la Educación General Básica.

El Plan de estudios consta de 5 asignaturas: Español, Estudios Sociales, Matemática, Inglés, Biología - Física o Química. Se presentan dos pruebas por asignatura que le dan la condición de egresado al estudiante y el derecho de obtener el título de Bachillerato de Educación Diversificada a Distancia.

Este programa inició en 1984 en convenio con la Universidad estatal a Distancia (UNED), luego, en 1992 pasó a ser responsabilidad única del Ministerio de Educación Pública.

El cuadro siguiente, presenta la matrícula del programa y la aprobación de los estudiantes:

Tal y como se muestra en el cuadro anterior, la cantidad de pruebas realizadas en estos cinco años, no tienen un comportamiento estable, para el año de 1998 la cantidad de pruebas realizadas fueron de 30154, de ellas, fueron aprobadas solo 10080, en otras palabras, de cada 100 pruebas solo 33 son aprobadas.

3.4.9 Bachillerato por madurez

Es un Programa creado por ley de la República desde 1949 para personas que tuvieran la mayoría de edad (18 años) y los estudios de primaria concluidos. El Plan de estudios se presentaba en dos áreas: Ciencias (Redacción y Ortografía, Gramática y Literatura, Estudios Sociales de Costa Rica, Inglés o Francés, Matemática, Biología, Física o Química-), Letras (Redacción y Ortografía, Gramática y Literatura, Literatura Universal, Estudios Sociales Generales, Inglés o Francés, Matemática y Ciencias Generales).

En el año 1997 se introdujeron varias modificaciones al Bachillerato por Madurez, mediante el establecimiento de un Temario Unificado y homologado al Ciclo Diversificado de la Educación académica diurna que comprende las siguientes asignaturas: Español (producción textual y gramática y literatura), Estudios Sociales, Inglés o Francés, Física - Química o Biología, Matemática. Como requisito se exige que el estudiante haya aprobado el Tercer Ciclo (noveno año) de la Enseñanza General Básica y se mantiene el requisito de la edad mínima. Se acredita el título de Bachiller en Educación Media por Madurez.

En el cuadro siguiente se muestran la cantidad de pruebas realizadas en el programa de bachillerato por madurez, así como los datos de aprobación.

Las cantidades de pruebas realizadas, en 1998 fue de 103867, de ellas son aprobadas 52972, es decir de cada 100 pruebas son aprobadas 51, pero este dato es el más alto en el período de los últimos cinco años, pues en 1994, ese porcentaje fue de 34.6%.

Los logros de la Educación Abierta se enmarcan en el contexto de la mayor organización e introducción de nuevas tecnologías para los procesos de aplicación de pruebas. Se proyecta para el futuro, el esfuerzo por saldar la brecha que existe entre lo técnico y lo administrativo-evaluativo en la Educación Abierta; igualmente el esfuerzo por lograr la adecuación del Currículo Nacional Básico a la Educación por Suficiencia y la adopción de mejores procesos administrativos y de programación presupuestaria.

3.4.10 Alfabetización y promoción humana

La Alfabetización se concibe como un conjunto de acciones de promoción humana que se orientan a la formación de jóvenes, adultos analfabetos y al desarrollo de sus habilidades en lecto-escritura y cálculo básico en función del desarrollo personal y de la comunidad.

Los datos del censo de 1984 señalaron una tasa del 7.4 % de personas mayores de 15 años, analfabetas, lo cual corresponde a un número absoluto de 125.000 analfabetas. El censo mostró, además, un total de 428.000 personas con la primaria incompleta y 680.000 con primaria completa, 309.000 poseen la secundaria académica incompleta y 9000 personas tienen la secundaria técnica incompleta.

Actualmente no se cuenta con estadísticas actualizadas en cuanto al analfabetismo debido a que desde 1984 no se ha realizado un censo de población. A esto se agrega el hecho de la gran cantidad de extranjeros (mayormente nicaragüenses), que han ingresado en los últimos años al país, aumentando la dificultad de la verificación con relación al número de personas analfabetas y su ubicación.

El analfabetismo está estrechamente relacionado con los índices de pobreza extrema y disparidades regionales. Es claro que en nuestro país se han hecho esfuerzos por mejorar la condición socio-económica de la población, pero no implica que la situación sea ventajosa, todo lo contrario, los índices de pobreza continúan siendo significativamente altos.

3.5 Educación Especial

La matrícula inicial, en este nivel educativo considera las escuelas de educación especial, los talleres prevocacionales en los colegios y las aulas integradas en las instituciones de educación primaria.

Como se muestra el en gráfico, la matrícula ha mostrado en incremento considerable al pasar de 7689 en 1990 a 18557 en el curso lectivo de 1999.

3.6 La eficacia de la estrategia del plan y los programas de E.F.A

Así las Guarderías de tipo privado que atienden a niños de 0 a 2 años, Centros Infantiles atendidos por el Ministerio de Salud para niños de 3 a 5 años; además se cuenta con Hogares Comunitarios y Centros de Desarrollo Infantil. Estos servicios constituyen un importante apoyo en la "Educación Inicial" para niños menores de 6 años.

Hay un grupo importante de niños que deambulan por las calles, aunque saben leer y escribir no han concluido el I y II ciclo de la Educación General Básica, ellos cuentan con opciones educativas ofrecidas por el Patronato Nacional de la Infancia y de la ONGs; pero aún hace falta involucrar a todos en esta problemática.

4. Consideraciones finales

4.1 Principales problemas encontrados y anticipados

4.2 Conciencia pública. Intenciones políticas y capacidades nacionales

Se invierte en educación el 6% del PIB, lo que representa más de la cuarta parte del Presupuesto Nacional, no obstante el presupuesto invertido, no es suficiente para cubrir todas las necesidades de este sector.

Los procesos de desconcentración educativa, no se han consolidado es notoria la falta de autoridad y compromiso por parte de los Directores Regionales para mejorar la calidad de educación en su región.

Hay una falta de compromiso de parte de las Asociaciones Magisteriales debido a que su lucha se centra en solicitar aumentos salariales y no en propuestas que mejoren la calidad de la educación.

Hace falta una coordinación más efectiva con la empresa privada para que brinde todo su apoyo en ámbitos como la infraestructura, recursos para el aprendizaje, libros de texto.

4.3 Síntesis de la evaluación.

La evaluación del Plan de Acción de Educación para Todos mostró cambios relevantes durante este último decenio del Siglo XX, pues se ha continuado el interés por fortalecer la educación especialmente en aquellos campos en que se destacó que se requería una toma de decisiones. Es por eso que se muestran los siguientes puntos relevantes:


Página anterior Página siguïente