La EPT Evaluación 2000: Informes de Países Portada del Foro Mundial sobre la Educación
   Ecuador
Sumario de informe de país Portada de Informes de Países Informes de países en orden alfabético Informes de países por región



Página anterior



PARTE III SECCION PROSPECTIVAS

11. DIRECCIÓN DE LAS POLÍTICAS FUTURAS

  1. INTRODUCCIÓN

Esta parte se dedica a perfilar sintéticamente las nuevas políticas y estrategias que el Gobierno en funciones considera para avanzar más rápida y efectivamente hacia los objetivos y las metas que fueron definidas hace diez años en la Educación para Todos. Esta sección ha sido elaborada con informaciones de primera mano recogidas de autoridades del Ministerio de Educación y contiene los siguientes puntos:

  1. Los marcos globales vigentes en este fin de siglo que afectan a la EPT en Ecuador.
  2. La relectura de los compromisos de Jomtien desde esos marcos.
  3. Las nuevas políticas relacionadas con la EPT desde los nuevos enfoques.
  1. LOS MARCOS GLOBALES DEL PAÍS

En términos generales los objetivos de Jomtien mantienen su valor. Sin embargo deben ser redefinidos a la luz de las nuevas perspectivas de fin del milenio y de las exigencias internas y externas que afectan al Ecuador desde el Siglo XXI.

El marco más externo que condiciona muy fuertemente al estado y a la sociedad ecuatorianos es la tendencia a las uniones regionales supranacionales por un lado y a la globalización por otro. Estas tendencias limitan cada vez más la capacidad de toma de decisiones del estado ecuatoriano aun en asuntos intranacionales.

A lo interno hay varios marcos que nos condicionan. El primero se construye con las tendencias autonómicas y descentralizadoras que se levantan frente al modelo centralista ya agotado. Estas reivindicaciones afectan también a la gestión de la educación nacional y por lo tanto a la educación para todos.

El segundo marco interno se está conformando en el conflicto entre las visiones totalizadoras y holísticas y las visiones fragmentarias de lo educativo. La línea-fuerza emergente ha llevado al gobierno a procurar la integración de las políticas sociales en un solo conjunto coherente y a relacionar educación, salud, nutrición, vivienda y trabajo bajo la dirección de un Secretario de Estado que coordina a los diferentes ministerios.

El tercer marco interno resulta de la acumulación de aspectos negativos que condicionan la consecución de las metas de la EPT. Entre ellas cabe citar las siguientes: la profunda crisis fiscal que limita las posibilidades del Estado para invertir en políticas sociales a favor sobre todo de las poblaciones más desposeídas; la volatilidad cambiaria que día a día reduce la capacidad adquisitiva de la moneda nacional; la crisis del sistema financiero y su incidencia en la recesión productiva, en la desocupación y en el empobrecimiento creciente de la población ecuatoriana.

Estos marcos nos obligan a hacer una relectura de los compromisos tomados en Jomtien hace diez años.

2. RELECTURA DE JOMTIEN

Lo que hace diez años unió las seis dimensiones y objetivos definidos en Jomtien fue la Educación básica para Todos, consagrada en nuestra Constitución como el derecho de todos a la educación.

A lo largo del decenio, junto con la reivindicación de gobiernos descentralizados y aun autónomos, se ha ido imponiendo la importancia, para lo educativo, del sujeto de los aprendizajes de tal manera que los compromisos de la EPT deben ser leídos desde el sujeto que construye sus aprendizajes y desde el proceso visto como un solo flujo ininterrumpido de educación permanente.

En consecuencia la expansión de la asistencia al desarrollo de la primera infancia la veremos como procesos de aprendizaje ofrecidos a los/las infantes desde los tres meses de edad. Con esto se integrarán y reforzarán las acciones asistenciales del INNFA y del MBS.

Los objetivos propuestos para el nivel primario los redefiniremos ante todo desde la demanda, desde los factores extraescolares asociados al escolar y desde los aprendizajes pertinentes y significativos ligados a los espacios culturales. Esto relativiza, sin desconocerla, la importancia de las variables de la oferta educativa y de su capacidad instalada para asegurar la cobertura, la eficiencia interna y la eficacia medida por los aprendizajes básicos conseguidos.

Con la misma clave haremos la relectura de los objetivos de la alfabetización, de la ampliación de los servicios de la educación básica y de la capacitación a otras competencias, conocimientos, capacidades y valores societales necesarios para el trabajo, para la ciudadanía y en general para una vida mejor.

En consecuencia, hay que formular nuestras políticas futuras desde la atención preferente al sujeto de los aprendizajes, sobre todo a los más desposeídos, y desde los factores familiares y comunitarios que les afectan, sin por eso descuidar las variables que mejoran la calidad de la oferta educativa.

Esta perspectiva engrana con la búsqueda de la integración coherente de las políticas sociales en un conjunto totalizador, y con la relación operativa de lo educativo con salud, nutrición, vivienda y trabajo desde una óptica de equidad.

3. NUEVAS POLÍTICAS PARA LOS NUEVOS ENFOQUES

Explicitamos a continuación políticas específicas por dimensiones, pero siempre en la visión totalizadora indicada anteriormente.

Para ampliar el desarrollo de la primera infancia se han previsto dos líneas de acción que se refuerzan mutuamente: la de conformar un sistema con los organismos que tradicionalmente han ofrecido servicios a la primera infancia, y la organización del sistema en torno a la educación inicial impartida desde los tres meses de edad y a los aprendizajes de comunicación interpersonal, de desarrollo del pensamiento y de conductas de nutrición, de salud y de sobrevivencia a través de las acciones asistenciales. Este programa ampliará su cobertura a 250.000 niños con el apoyo del préstamo del BID para Nuestros Niños.

Por otra parte para asegurar la asistencia escolar, con la colaboración de organismos internacionales se ofrecerán unos 600.000 desayunos y unos 250.000 almuerzos escolares por día, y se planifica la entrega a las jefas de hogar del bono escolar por la asistencia del hijo o la hija a la escuela.

Para avanzar hacia la cobertura total de la educación básica de 10 años, a más del bono escolar indicado, se complementará la escuela clásica con formas alternativas que permitan llegar a lugares y poblaciones no cubiertos por la escuela. Entre ellas estarán la educación a distancia con modernas técnicas comunicacionales, la educación semipresencial, los estudios libres, los programas compensatorios también para niños/as. Con estas estrategias alternativas se espera llegar a la cobertura total en dos o tres años.

Para incrementar el gasto público en el nivel básico y por escolar se presupuestarán gastos para los servicios sociales integrados en torno a educación, se contará con unos ciento noventa millones de dólares para el bono educativo, se incrementarán las asignaciones para la mejora de las variables de la oferta educativa. Se espera efectivizar todo este paquete desde el año 2001 previa la recuperación del sector fiscal y de los sectores financiero y productivo. Además se cuenta ya con el préstamo del BID para el programa Nuestros Niños y para las Redes Amigas, se negociará otro préstamo con el BIRF y se renovarán los apoyos de organismos internacionales y de gobiernos amigos.

El objetivo referido a la mejora y al incremento de los maestros titulados para el nivel básico se integrará en la política de mejoramiento de los recursos humanos del sistema que tendrá dos vertientes: el reenfoque de los institutos de formación inicial para que sean, además, agentes de mejoramiento continuo de la calidad del servicio educativo; la negociación con los actores locales para que, en el marco de la descentralización, ellos administren los procesos de capacitación y perfeccionamiento en función de sus necesidades concretas y de sus posibilidades técnicas y financieras. Para el éxito del mejoramiento del cuerpo docente se añadirá una política salarial acorde con la preparación profesional y con índices de desempeño.

Para mejorar las tasas de supervivencia, de repetición, de deserción y los coeficientes de eficacia, a más de las estrategias anteriores, se crearán espacios intraescolares complementarios que incentiven la administración de los propios aprendizajes por el/la escolar y que induzcan cambios en la gestión del aula tradicional.

Para mejorar las relaciones alumnos/profesor se optará por una política de distribución racional del cuerpo docente en función de procesos y no de asignaturas. Para ello se pondrá en marcha, como estrategia inicial, un censo escolar que identifique aun físicamente las reales relaciones alumnos/profesor, se continuará con una política de reestructura académica por procesos integrados que permitan superar la actual estructura fragmentada por materias.

Para mejorar la eficiencia interna del sistema y su capacidad de retención de los/las escolares se insistirá en el desarrollo progresivo de la inteligencia, del dominio del lenguaje y del pensamiento matemático, se continuará con la aplicación de la reforma curricular y la articulación de ciclos en ella prevista, se reforzará lo anterior con la atención al sistema de mejoramiento de los/las docentes, y con la puesta en marcha del sistema nacional de rendición de cuentas y de evaluación de la calidad del servicio. Además se reforzará la atención a los factores familiares asociados a los aprendizajes por medio de acciones interinstitucionales coordinadas por el Secretario de Estado para lo social.

El mejoramiento de los resultados de los aprendizajes considerados básicos será tratado en el marco de las políticas estatales de descentralización. Esto lleva a definir políticas educativas flexibles ya sea por regiones o por provincias o por nacionalidades según los casos.

Como instrumento para el mejoramiento de los aprendizajes, pero también de la calidad de las ofertas educativas, se institucionalizará el sistema nacional de evaluación de la calidad que sirva tanto para las tomas de decisión a nivel macro, como para los ajustes a los niveles de comunidad, familia y escuela.

En cuanto al analfabetismo, la DINEPP perfeccionará las diferentes modalidades de alfabetización inicial y de postalfabetización con las alternativas de educación a distancia, educación compensatoria o por estudios libres. Además se retomará, en el futuro, como algo específico un programa de alfabetización inicial.

El Gobierno ve en la educación la estrategia de desarrollo humano y social. En esa línea se tomará a las técnicas modernas de comunicación como canales alternativos a la educación institucionalizada y como medio de formación ciudadana y de desarrollo humano.

Todo lo anterior quedará articulado en un plan decenal de educación que hará de lo educativo una política de estado con un horizonte de al menos 10 años al interior ya del Siglo XXI, de sus retos y de sus posibilidades.

En conclusión, válidos son aún los compromisos que hace ya casi diez años firmó el Ecuador juntamente con los representantes de otros 154 países y de unas 150 organizaciones. Pero su sentido y su orientación deben fluir de las nuevas realidades nacionales y de las nuevas exigencias mundiales.

Así interpretados, la Educación para Todos será una de las fuentes inspiradoras del plan educativo, los objetivos y las metas del Gobierno ecuatoriano para el Siglo XXI.

Quito, Octubre de 1999


Página anterior