La EPT Evaluación 2000: Informes de Países Portada del Foro Mundial sobre la Educación
   Honduras
Sumario de informe de país Portada de Informes de Países Informes de países en orden alfabético Informes de países por región



Página anterior Página siguïente



II Parte: Sección Analítica

6. RESULTADOS DE LA EJECUCIÓN DEL PLAN DE ACCIÓN NACIONAL DE EDUCACIÓN PARA TODOS. LOGROS Y PROGRESOS

6.1. Atención a la primera infancia

La educación preescolar comprende dos modalidades: la formal y la no formal. La primera se da a niños y niñas de 4 a 6 años de edad en tres ciclos de estudio: pre-kinder, kinder y preparatoria. La modalidad no formal atiende a niños y niñas de 6 años de edad y está integrada por los Centros de Educación preescolar no Formal (CEPENF) que tienen un ciclo de diez meses y operan en las áreas urbano-marginales y los Centros Comunitarios de Iniciación Escolar (CCIE), que se concentran en el área rural y tienen una duración de 2 meses. Los CEPENF son atendidos fundamentalmente por voluntarios de la comunidad y los CCIE son atendidos por voluntarios de la comunidad, estudiantes normalistas y maestros desempleados, todos ellos debidamente entrenados.

Cuadro No. 2

Tasa bruta de matrícula en programas de desarrollo de la primera infancia

 

Año

Matrícula

Jardines de niños

Otros

(CEPENFS y CIIES)

 

Total

 

Niños

 

 

Niñas

 

Tasa bruta de matrícula

1990

55,592

20,966

76,558

38,216

38,242

17.10

1991

60,137

35,665

95,802

46,243

49,559

21.00

1992

63,103

55,015

118,118

58,600

59,518

25,67

1993

68,453

55,022

123,475

60,821

62,654

26.42

1994

69,776

48,254

118,030

58,569

59,461

24.73

1995

72,306

73,200

145,506

72,300

73,206

29.71

1996

80,459

83,312

163,771

80,856

82,915

32.57

1997

86,064

89,282

175,346

87,235

88,111

34.22

1998

69,966

93,824

163,790

78,884

84,906

31.60

1999

93,483

109,323

202,806

98,152

104,654

38.85

Fuente: Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

Como puede verse, a pesar de la caída de la matrícula en 1998, el número de jardines de niños se ha venido incrementando en forma sostenida pasando de 55,592 en 1990 a 93,481 en 1999. Un verdadero crecimiento exponencial ha experimentado la oferta de educación no formal a nivel preescolar. En este caso, el crecimiento es alto, habiendo pasado de 20,966 en 1990 a 109,323 en 1999, es decir que la matrícula se ha multiplicado casi por cinco. En términos globales, la oferta de educación preescolar pasó de 76,558 en 1990 a 202,804 en 1999. Viendo la paridad por sexo, se observa que al final de la década el número de niñas ha superado al número de niños en el nivel. La tasa bruta de matrícula en el nivel ha sido también impresionante. Pasó de 17.10 en 1990 a 38.85 en 1999, esto es, un incremento en el período del 21.8%, con promedio anual del 2.4%. El incremento en la tasa bruta de matrícula a nivel urbano pasó del 28.19% en 1990 a 45.10% en 1999 con un incremento durante el período de 16.9% y un promedio anual del 1.88% mientras que en el nivel rural (donde opera básicamente la oferta no formal), la tasa bruta de matrícula pasó de 9.81% en 1990 a 34.75% en 1999 con un incremento durante el período de 24.9% y un promedio anual de 2.77%.

El 38.85 de tasa bruta de matrícula excede la meta del 32% para el año 2000 establecido por el Plan de Acción Nacional para el Desarrollo Humano, la Infancia y la Juventud 1992-2000, pero se mantiene todavía por debajo del 50% establecido por el Plan Nacional de Acción de Educación para Todos.

Seguramente, se habría superado la meta establecida si se hubiera logrado el objetivo de "generalizar los programas de aprestamiento de niños menores de 7 años para su ingreso al Primer Grado". Este objetivo se mantiene aún como una aspiración que no ha encontrado aún el camino de realización. A pesar de que no se ha alcanzado la meta establecida, se puede decir que en términos generales se ha cumplido el objetivo general de ampliar por medios convencionales y no convencionales la cobertura del nivel que para propósitos administrativos todavía continua subordinado a la educación primaria.

El nivel de educación preescolar formal enfrenta todavía serios problemas de empirismo. Se ha estimado que alrededor de un 90% de los maestros trabajando en el nivel no tienen formación específica. La mayoría de los maestros que trabajan en el nivel preescolar formal fueron preparados para fungir como maestros de educación primaria.

6.2. Educación primaria de niños y niñas

El Plan Nacional de Acción de Educación para Todos se planteó como gran objetivo en el área de educación primaria de niños y niñas para el año 2000 lograr su universalización. Desde su formulación era una meta muy poco realizable dadas las condiciones económicas del país en esa época. Se trata de una meta que todavía está pendiente de realización, como lo muestra el cuadro que se reproduce a continuación:

Cuadro No 3.

Tasa Bruta (TBM) y Tasa Neta de Matrícula (RNM) en la Educación Primaria

  

Año

 

Matrícula total

 

Pública

 

Privada

 

Niños

 

Niñas

Tasa Bruta de Matrícula

Tasa Neta de Matrícula

1990

889,346

838,204

51,142

448,010

441,336

94.48

83.82

1991

908,446

863,535

44,911

456,751

451,695

93.33

83.15

1992

959,466

907,641

51,825

483,089

476,377

97.59

88.49

1993

991,216

936,869

54,347

500204

491,012

92.42

80.79

1994

1,008,181

953,705

54,476

509,003

499,178

98.92

86.68

1995

1,008,092

953,579

54,513

508,985

499,107

97.41

85.21

1996

1,032,595

971,963

60,632

517,812

514,783

98.30

85.44

1997

1,054,964

990,169

64,795

529,821

525,143

98.75

87.27

1998

1,067,582

1,002,474

65,108

536,107

531,475

98.03

86.68

1999

1,080,869

1,014,559

66,310

543,640

537,229

97.27

85.72

Fuente: Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

Como puede verse, en los primeros cinco años de la década del 90 la matrícula total experimentó una tendencia sostenida hacia el ascenso. En los cinco años restantes, el incremento ha sido sumamente moderado y la matrícula total ha tendido a la estabilización. El cuadro es también indicativo del abrumador predominio de la educación pública en este nivel. En términos de paridad de sexos, los niños superan ligeramente a las niñas. La tasa bruta de matrícula ha tendido a aumentar moderadamente pasando de 94.48% en 1990 a 97.27% en 1999, en que experimentó una leve caída, si lo comparamos con el 98.925 que alcanzó en 1994 y el 98.755 que alcanzó en 1997. La tasa neta de matrícula ha experimentado un pequeño incremento aunque la tendencia ha sido a mantenerse relativamente estable. Como puede verse, a inicios de la década la tasa bruta de matrícula fue del 83.825. Después de haber alcanzado su niveles más altos en 1997 (87.27%) y en 1992 (88.49%), hacia finales de la década, la matrícula neta está ubicada en el 85.72%, esto es, alrededor de un 2% de donde se encontraba en 1990. En breve, a pesar de los logros obtenidos en la cobertura bruta y neta, la meta de universalizar la educación primaria es todavía una tarea pendiente.

El análisis de la Tasa Aparente (Bruta) de Ingreso (TAI) y de la Tasa Neta de Ingreso (TNI) en la educación primaria revela uno de los serios problemas que enfrenta este nivel: la extraedad. El cuadro siguiente es, por demás evidente, de las dimensiones de este fenómeno:

Cuadro No. 4

Tasa Aparente (Bruta) de Ingreso (TAI) y Tasa Neta de Ingreso (TNI) en la enseñanza primaria

  

 

Años

Nuevos Ingresos todas las edades

 

Nuevos ingresos con edad oficial

 

Población con edad oficial

Tasa aparente de ingreso (TAI)

 

Tasa neta de ingreso (TNI)

Total

Pública

Privada

Total

Pública

Privada

1990

194,894

184,472

10,422

61,019

57,504

3,515

144,751

1.35

0.42

1991

209,452

200,739

8,713

65,930

62,927

3,003

147,581

1.42

0.45

1992

208,427

197,466

10,961

66,643

62,685

3,778

148,576

1.40

0.45

1993

208,752

197,451

11,301

67,470

63,568

3,902

150,500

1.39

0.45

1994

206,425

195,051

11,374

68,583

64,626

3,957

152,689

1.35

0.45

1995

209,534

198,604

10,930

73,386

69,563

3,823

155,034

1.35

0.47

1996

218,428

205,254

13,174

72,929

68,729

4,200

157,775

1.38

0.46

1997

224,213

210,196

14,017

78,514

73,605

4,909

162,644

1.38

0.48

1998

226,996

213,237

13,759

79,567

74,744

4,823

167,562

1.35

0.47

1999

223,321

209,671

13,650

78,378

73,584

4,794

170,750

1.31

0.46

Fuente : Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

La Tasa Aparente (Bruta) de Ingreso (TAI) muestra un elevado grado de acceso a la educación primaria que, como puede verse, excede el número de niños y niñas en edad oficial, lo que revela la existencia de un agudo problema de extraedad. La Tasa Neta de Ingreso (TNI) que sirve para establecer el porcentaje de alumnos que ingresan en el primer grado de enseñanza primaria en el primer grado y que tienen la edad oficial de ingreso en este nivel de enseñanza comparado con la población en edad oficial era de 0.42% en 1990 y de 0.46% en 1999 habiendo alcanzado su punto más alto (0.48%) en 1997, manteniendo a lo largo de la década un promedio de 0.46%. Esto significa que menos de la mitad de los niños y niñas en edad oficial ingresan al primer grado. Si uno divide el total de niños y niñas que ingresan al primer grado con la edad oficial entre el número de niños y niñas de todas las edades que ingresan al mismo, el resultado es mucho más impresionante. Solamente del 31.37% (1990) al 35.10% (1999) tienen la edad oficial. Como es bien conocido, la extraedad y la repitencia están estrechamente ligados a los altos niveles deserción que se producen en los primeros grados de la educación primaria en Honduras. La Tasa Neta de Ingreso (TAI) se incrementó a lo largo de la década en un 3.7% con una tasa de incremento anual de un 0.004%

El número de docentes que trabajan en el nivel primario ha venido incrementándose año a año como puede verse en el cuadro que ha continuación se reproduce:

Cuadro No. 5

Número de docentes de Educación Primaria

 

Año

 

Hombres

 

Mujeres

 

Total de Docentes

% de docentes hombres

% de docentes Mujeres

1990

6,806

18,733

25,539

26.65

73.35

1991

6932

19,061

25,993

26.67

73.33

1992

7,159

19,577

26,736

26.78

73.22

1993

7,465

20,427

27,892

26.76

73.24

1994

8,400

20,488

28,888

29.08

70.92

1995

7,722

21,256

28,978

26.65

73.35

1996

8,351

22,986

31,337

26.65

73.35

1997

8,486

23,352

31,838

26.65

73.35

1998

8,675

23,844

32,519

26.68

73.32

1999

9,192

24,877

34,069

26.98

73.02

Fuente: Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

Como ha quedado indicado y puede verse en el cuadro, el numero de maestros de educación primaria se ha ido incrementando año a año, pasando de 25,539 maestros y maestras en 1990 a 34,069 maestros y maestras en 1999. El índice de paridad por sexos muestra que un poco más de las dos terceras partes de los que enseñan en educación primaria son mujeres.

Pongamos ahora la atención en la ubicación de los maestros y maestros (sector público y privado) y el número de alumnos por docente:

Cuadro No. 6

Número de alumnos por docente

 

 

Año

 

Número de docentes sector público

 

Número de docentes sector privado

 

Total de docentes

Número de alumnos por docente sector público

Número de alumnos docentes sector privado

 

Total de alumnos por docente

1990

23,531

2,004

25,539

35

26

35

1991

23,575

2,403

25,993

37

19

35

1992

24,465

2,271

26,736

37

23

36

1993

25,318

2,574

27,892

37

21

36

1994

26,014

2,774

28,888

37

19

35

1995

25,989

2,989

28,978

37

18

35

1996

28,103

3,234

31,337

35

19

33

1997

28,552

3,286

31,838

35

20

33

1998

29,233

3,286

32,519

34

20

33

1999

30,544

3,525

34,069

33

19

32

Fuente: Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

Como puede verse, a lo largo de la década el promedio de alumnos por maestro ha sido de 34.3. Como puede verse también, el número de alumnos por maestro es menor en la educación primaria privada(22.3 promedio) que la pública (35.7 promedio).

El empirismo ha desaparecido de la educación primaria. Durante años, el Ministerio de Educación con el apoyo de la Universidad Pedagógica Nacional "Francisco Morazán (Antes Escuela Superior del Profesorado), se embarcó en un programa de profesionalización de maestros empíricos en servicio. En julio de 1993 egresaron de este programa los últimos 900 docentes, con lo cual, quedó "abatido definitivamente el empirismo en este nivel". (SEP, 1993: 17)

Un avance fundamental que abre nuevos rumbos a la educación primaria de seis años y su transición hacia la educación básica de nueve años es la propuesta de creación de la educación básica de nueve grados y la puesta en funcionamiento del tercer ciclo de la educación básica que comprende los grados séptimo, octavo y noveno. Según la concepción planteada por la Secretaría de Educación, la Educación Básica está integrada por tres ciclos de tres grados cada uno. El primer ciclo comprende del primero a tercer grado y tiene una orientación instrumental. El segundo ciclo comprende el cuarto, quinto y sexto grado y tiene una orientación conceptual y el tercer ciclo comprende el séptimo, octavo y noveno y tiene una orientación hacia el trabajo productivo. En el año de 1996 se abrieron 35 Centros de Educación Básica, que es el nombre que se les da a los centros educativos en los cuales funciona el tercer ciclo de la educación básica. Al año siguiente, se crearon 76 nuevos Centros de Educación Básica y en el año de 1998, se crearon 78 Centros de Educación Básica adicionales. Estamos hablando de que para el año de 1998, existían 189 Centros de Educación Básica que tenían una matrícula de 10.336 alumnos, los que eran atendidos por 564 docentes. (Secretaría de Educación, Educación Básica (trifolio), 1998)

El siguiente cuadro ilustra la distribución de los Centros de Educación Básica en el país:

Cuadro No. 7

Distribución de Centros de Educación Básica por Departamento

Departamento

1996

1997

1998

Total

Atlántida

0

3

4

7

Colón

3

4

10

17

Comayagua

0

3

5

8

Copán

0

4

4

8

Cortés

3

3

4

10

Choluteca

2

4

5

11

El Paraíso

4

4

5

13

Francisco Morazán

4

4

5

13

Gracias a Dios

0

4

2

6

Intibucá

3

5

3

11

Islas de la Bahía

0

2

1

3

La Paz

3

8

5

16

Lempira

3

5

4

12

Ocotepeque

0

3

2

5

Olancho

3

5

8

16

Santa Bárbara

4

7

4

15

Valle

0

3

5

8

Yoro

3

5

2

11

TOTAL

35

76

78

189

Fuente: Secretaría de Educación (Unidad de Informática)

La creación del tercer ciclo de la Educación Básica ha planteado a la Secretaría de Educación dos desafíos fundamentales: 1) resolver la dualidad de caminos que existe para llegar a la educación media, ya que se puede llegar a ella a través del denominado Ciclo Común de Cultura General o el Ciclo Común Técnico o a través del tercer ciclo de la Educación Básica y 2) promover una profunda revisión curricular del primero y segundo ciclo de la Educación Básica, para ajustarlo al tercer ciclo que, según su concepción inicial, debe estar signado por una orientación vocacional. Seguramente, el Programa de Apoyo a programas alternativas de Educación Básica y al Tercer Ciclo de la Educación Básica financiado por el BID contribuirá en buena medida a buscar respuestas plausibles a los desafíos antes señalados.


Página anterior Página siguïente