La EPT Evaluación 2000: Informes de Países Portada del Foro Mundial sobre la Educación
   Paraguay
Sumario de informe de país Portada de Informes de Países Informes de países en orden alfabético Informes de países por región



Página anterior



Parte 3 – Perspectivas

Direcciones de las políticas para el futuro.

Mejorar la educación, a través de un programa como "Educación para Todos", y/o a través de la Reforma Educativa, no es nada fácil. En Paraguay, todos los actores están de acuerdo sobre el papel fundamental de la educación, lo que se puede comprobar en el aumento significativo del presupuesto en educación de parte del gobierno o en el hecho que los padres confían sus hijos por un tiempo cada vez más largo. Pero, más allá de estos logros más bien cuantitativos, tenemos que ver como mejorar la calidad de la educación. Esto tiene que ver con las dimensiones sociales, culturales y pedagógicas de la educación.

La educación un desafío social.

Se vio que no se puede implementar una reforma sin tener en cuenta el contexto socio político. La escuela cumple una función eminentemente social, es la articulación entre expectativas individuales (mejoramiento de su vida, promoción social etc.) y una voluntad de socialización (respeto de reglas, normas pero también de un modelo de sociedad). Durante la última década la sociedad paraguaya sufrió numerosos cambios, conflicto entre un modelo anterior, tradicional y la definición de un nuevo modelo capaz de responder a las nuevas expectativas.

Por otro lado, la escuela sufre de las mismas contradicciones que la sociedad en general, incapaz de responder a una multitud de nuevas demandas y aspiraciones. Por eso, la escuela corre el riesgo de perder su legitimidad. Hacer de la educación "un compromiso de todos" generó numerosas expectativas, cuántas comunidades levantaron su escuelita de tablas y de chapas, y se fueron para pedir rubros en el Ministerio, sin encontrar una solución inmediata.

Hacer frente a estas demandas, no es simple, en Paraguay existen grandes diferencias entre las realidades sociales ya sea por característica económica, lingüística, étnica, geográfica, etc.

En la gestión de la política educativa se debe encontrar soluciones más flexibles, descentralizadas que permitan a las comunidades locales de decidir de forma solidaria sobre los objetivos, sobre la forma de adecuar la educación a su entorno, etc..

En síntesis:

La educación un desafío cultural.

La sociedad paraguaya esta cambiando en profundidad. Se puede afirmar, que aunque el esfuerzo realizado por la reforma educativa para adecuarse a estos cambios, la escuela paraguaya es el objeto de numerosas criticas.

Esto se debe a que cambiar la educación no es solamente cuestión de recursos, de cambio curricular, de impresión de libros, etc...es también un desafió cultural.

Reformar la escuela hoy es también responder a: ¿Qué aprender, para qué y cómo?. Existieron conflictos alrededor de la implementación del programa Guaraní Hablante, y en cuanto a la implementación del séptimo grado, etc. Este debate sobre que aprender, no debe quedarse en manos de especialistas o de comisiones, sino debe desarrollarse en cada comunidad. Hoy día, es cada vez más difícil definir con certeza los contenidos, saberes fundamentales y los conocimientos básicos.

Dentro de esta zona de incertidumbre, la puerta esta abierta para experiencias novedosas con un nuevo tipo de relación entre el docente y el alumno, entre la escuela y la comunidad, entre el poder central y las instituciones locales. Así encontramos experiencias exitosas en todos los niveles de la educación paraguaya, de la niñez hasta la educación de jóvenes y adultos. Existe un riesgo de querer reproducir de forma masiva estas experiencias. El éxito de una reforma no se medirá solamente en la amplitud cuantitativa de su repuesta, sino más bien en la pertinencia y la validez de su propuesta. Lo que implica diseñar nuevas estrategias tomando en cuanto el grado de aceptación, de implicación y de apropiación de los actores. No se puede medir la calidad de los docentes través de la cantidad de certificados acumulados a través de la presencia a talleres de capacitación, sin saber cuales son las nuevas capacidades o actitudes adquiridas. No se puede medir la calidad de una reforma a través de la cantidad de entrega de libros nuevos sin preocuparse del uso y apropiación de parte de los docentes y alumnos. No se puede multiplicar las escuelas de una nueva modalidad sin preocuparse del grado de aceptación de la comunidad local, del equipo docente o de las autoridades locales.

Un cambio de estrategia, un cambio de diseño de las nuevas reformas implicaría también un cambio de los instrumentos e indicadores de seguimiento y evaluación

Si la implementación de una reforma es un desafío cultural, la medición de sus logros y resultados implica también un cambio de paradigma, haciendo de la evaluación una estrategia al servicio del desarrollo del programa, no solamente para medir la entrega de los diferentes servicios en cantidad y calidad esperadas, pero también para verificar la validez de la propuesta de estos servicios y adecuarlos a la realidad y expectativa local.

Antes que un instrumento de control o de medición del grado de desarrollo de un programa la evaluación se transforma en un instrumento de comunicación entre los diferentes actores. El logro o fracaso de una reforma no depende solamente del esfuerzo realizado por el gobierno nacional sino de su grado de aceptación de parte de la totalidad de los actores. Al inicio del siglo XXI, plantear la necesidad de un consenso sobre la escuela no es simple.

En síntesis:

La educación un desafío pedagógico.

No hay pedagogía sin política educativa, política y pedagogía son inseparables. Es importante garantizar que el modelo pedagógico utilizado pueda ayudar al cambio social. Lo que implica no solamente definir un nuevo modelo pertinente pero también construir la estrategia de implementación.

Por ejemplo, proponer una pedagogía intercultural bilingüe no puede reducirse a una simple propuesta técnica. Los maestros a implementar esta modalidad deben ser capaces de responder a ¿Qué hacer? ¿Cómo? ¿Por qué y para qué? Las pedagogías son estrategias de transmisión de un proyecto de sociedad. Optar por la formación, dentro de 20 años, de Paraguayos bilingües coordinados (cfr metas de la reforma) es optar por la construcción de una sociedad pluricultural y eso debe aparecer en la totalidad de la estrategia de implementación de la Reforma.

En síntesis:

Consolidar la legitimidad de la propuesta educativa.

La validez de una reforma depende del grado de aceptación, de la legitimidad de su funcionamiento, de sus finalidades, de sus contenidos.

Lo que esta en juego no es tanto la ampliación de los servicios educativos sino más bien la legitimidad en cuanto a su funcionamiento, sus finalidades, sus contenidos.

Esta legitimidad depende de forma más general de la legitimidad del sistema político en el sentido amplio: ministerio, gobierno, gremios, ONG’s, asociaciones de padres..., de la capacidad de estos actores de tener proyectos reales de cambio o de mejoramiento de la educación y de no quedarse con arreglos de problemas secundarios .

Se vio que a la reforma actual no le faltó iniciativas o proyectos, pero si sufrió de falta de seguimiento y de continuidad. Lo que pone en duda su credibilidad, muchos de los actores dudan de la eficacia de los programas de capacitación , dudan de la continuidad del programa bilingüe, de la pertinencia de la extensión de la educación escolar básica al tercer ciclo...

Esta "crisis" de legitimidad no es solamente la crisis de la escuela sino también la crisis del sistema político en el sentido amplio (incluyendo gobierno, ministerio, gremios, grupos de presiones, ...). Estos actores están percibidos como incapaces de definir proyectos reales en relación a la escuela y de encontrar soluciones a corto plazo o secundarias.

El manejo de una institución social como la escuela implica la toma de decisión. En el contexto actual estas decisiones implican:

                                                                                                                               FIN


Página anterior