La EPT Evaluación 2000: Informes de Países Portada del Foro Mundial sobre la Educación
   Venezuela
Sumario de informe de país Portada de Informes de Países Informes de países en orden alfabético Informes de países por región



Página siguïente



PARTE I.- SECCIONES DESCRIPTIVAS


I N T R O D U C C I Ó N

El informe EFA de Venezuela contiene una sección descriptiva donde se analizan los principales índices sobre los altibajos en la expansión de la asistencia y de las actividades de la primera infancia, que incluye asistencia formal y no formal, así como la cobertura de los mismos, siendo ésta muy insuficiente en términos generales. También se analiza el lento proceso de ampliación del acceso a la educación primaria, así como el desarrollo de las acciones para lograr las metas EFA. Quiénes han participado en las tomas de decisiones políticas y las inversiones de los distintos sectores.

A esto se le añade los resultados de las evaluaciones sobre aprendizajes y los cambios que se llevan a cabo para tratar de mejorar dichos resultados.

Se destaca el análisis sobre la tasa de analfabetismo y su lenta reducción en los últimos diez años, así como el análisis de los altibajos en la ampliación de la cobertura en educación básica y capacitación de jóvenes y adultos en competencias esenciales necesarias.

Esta primera parte culmina con la propuesta de mejoramiento de la calidad en educación primaria con las escuelas bolivarianas y el relanzamiento de las escuelas técnicas para la formación de técnicos medios.

La segunda sección está destinada al análisis de los resultados estadísticos en cuanto a matrícula general, por grado, repitencia, prosecución escolar, rendimiento, distribución por género y por estados.

La tercera sección está dedicada a las perspectivas a cumplir en el programa EFA hacia el año 2000. Los logros que se han obtenido en el 99, las metas establecidas en el ámbito de la cobertura escolar en los distintos niveles y modalidades y las diferentes políticas que asume el Ministerio de Educación Cultura y Deportes para alcanzar los objetivos previstos, así como las inversiones del sector público y privado que se requieren en todos los niveles y modalidades para avanzar hacia el logro de dichas metas.

1.- Expansión de la asistencia y de las actividades de desarrollo de la primera infancia.

La cobertura en sus distintas modalidades para la primera infancia entre 4 y 6 años de edad, pasó de 570.615 en el año escolar 1989-90 a 1.130.958 en 1998-99, sobre el total de la población de 1.656.396. Es decir, que sólo el 68,2% de los niños en esos niveles etareos recibía algún tipo de asistencia bien sea en instituciones oficiales, ONG´s o del sector privado propiamente dicho.

En el año escolar 1999-2000, con la política de "educación para todos", se abrieron cien mil nuevos cupos en Preescolar en el sector oficial nacional y este nivel ha sido tomado por el gobierno como "Proyecto Bandera" para continuar ampliando la cobertura.

En cuanto a la atención de la población de 0 a 3 años las cifras arrojan una situación realmente crítica. En esos niveles etareos se atienden sólo 108.879 niños, es decir el 4,89%, quedando excluidos el 95,11%.

Para ampliar la atención al niño se desarrollan varios programas y proyectos: Programa Familia, Programa Centro del Niño y la Familia, Proyecto de Atención Integral a Niños del Sector Rural y el Proyecto Maestro en Casa. Todos tienen por finalidad el logro de la propuesta del Preescolar Integral de Calidad (PIC).

En el nivel Preescolar se presentan varias modalidades de atención al niño: Atención pedagógica formal con estrategias de aula y participación de la familia y la comunidad. Se caracteriza por ser una comunidad de aprendizaje estructurada dentro del contexto institucional –como preescolar independiente o anexo a una escuela básica- como ambiente de aprendizaje que considera la organización del tiempo (jornada diaria, de lunes a viernes) y el espacio (áreas de trabajo). Por lo general atiende niños de 4 a 6 años de edad. En esta modalidad los grupos de niños trabajan bajo la orientación de un docente quien organiza el ambiente para que puedan darse las interacciones entre niños y ambiente, a objeto de propiciar el aprendizaje y favorecer el desarrollo. No existe un programa formal fundamentado en objetivos académicos, el trabajo se orienta en función de las áreas del desarrollo.

Atención pedagógica no formal con estrategias de familias y estrategias de comunidades. Se desarrolla una atención directa o indirecta al niño. Por lo general atiende a niños entre 0 y 3 años y aquellos que por diversos motivos y razones no están escolarizados. En este contexto el marco de actuación del docente es directamente con los niños, con los padres y con la comunidad, en espacios comunitarios integrados al Programa Familia, Centros del Niño y la Familia, Proyecto de Atención Integral a Niños del Sector Rural, Niños de los Multihogares, Hogares de Cuidado Diario a través del proyecto El Maestro en Casa.

Se han constituido y consolidado redes de preescolar con la participación de maestros, padres, comunidades, representantes y demás actores claves, que en términos concretos promueven y consolidan la atención al niño en preescolar.

Cerca de un 94% de la matrícula escolar preescolar formal se ubica en las comunidades urbanas, el resto en las intermedias y rurales. En cuanto a los programas no formales, más del 97% se ubican en comunidades urbanas.

2.- Acceso universal a la educación primaria y terminación de la misma para el año 2000.

Aún cuando Venezuela adquirió el compromiso de ampliar la asistencia escolar hasta su total universalización de la Educación Básica (de 1º a 9º grado), la realidad fue que entre 1989-1999 hubo avances y retrocesos. Entre 1989-90 y 1992-93 hubo un incremento en la matrícula, la cual pasó de 3.871.040 alumnos a 4.222.035. Pero en 1993-94 se produjo un retroceso y la matrícula cayó a 4.217.283 alumnos. Este hecho quedó registrado por una fuerte caída de la matrícula del sector oficial, pues la matrícula en ese sector, en los institutos educativos "nacionales" pasó de 2.315.443 en 1992-93 a 2.262.698 3n 1993-94. Lo mismo ocurrió en el comportamiento de la matrícula "estadal" que pasó en el mismo período de 1.128.389 alumnos a 1.119.469. Mientras que la matrícula "municipal" pasó en el mismo período de 112.017 a 110.564 alumnos.

Mientras que en el sector de escuelas "autónomas" se produjo un incremento, al pasar de 21.903 en el año escolar 1992-93 a 22.921 en 1993-94. En las escuelas privadas el crecimiento fue mayor, ascendió de 644.283 a 701.631 en el mismo período.

En el año escolar 1995-96 también se produjo una caída respecto a 1994-95. Se pasó de una matrícula global de 4.249.389 alumnos a 4.120.418, repitiéndose la misma situación descrita anteriormente, donde la educación oficial disminuyó sustancialmente, mientras en el sector privado se mantenía un ritmo de crecimiento.

La mismo situación se produjo entre 1997-98 y 1998-99. Hubo una caída de 4.367.857 alumnos a 4.242.360.

Para el inicio del año escolar 1999-2000 ingresaron a la educación pública nacional cerca de cuatrocientos mil nuevos alumnos. Entre ellos unos 250.000 en educación básica, unos ochenta mil en educación preescolar, para elevar la matrícula escolar total, incluyendo la media diversificada y profesional a 6.100.000 alumnos.

Entre los problemas graves que se presentan en el período 1989-90 a 1997-98 es el de la repitencia y de la deserción. En ese período la repitencia en primer grado fue un tanto superior al 16%. Para toda la educación básica se ubicó en un 13%. En cuanto a la deserción escolar, diferencia entre la matrícula inicial y la matrícula al final del año estuvo por encima del 12%.

Este hecho hacía que respecto a la matrícula inicial se cubriera aproximadamente el 90% de la población escolar, pero debido a la repitencia y a la deserción, la cobertura real no pasaba del 80%.

La tendencia de exclusión escolar se mantuvo casi constante entre 1989-90 y 1997-98. Lo cual, aunado al crecimiento de la pobreza lanzó a la "calle" a miles de niños y jóvenes, generando problemas más graves aún.

Es por ello que el actual gobierno del Presidente Chávez, a través de un mandato presidencial, impulsó la apertura de nuevos espacios escolares, de usar intensivamente los espacios existentes, hasta el punto de que ingresan en las "escuelas nacionales" más de tres cientos mil nuevos alumnos, para llegar a una cobertura escolar que oscila entre el 92 y el 93% de los niños y jóvenes en educación básica, fundamentalmente de primero a sexto grado.

Esto fue posible llevarlo a cabo porque existía una buena parte de la infraestructura escolar que estaba subutilizada, más de 1500 unidades escolares sólo eran usadas en medio turno. También se debía a que existía un promedio de alumnos por aula que oscilaba entre 25 y 28 entre 1º y 6º grado, cuando la norma establecida era de 38 alumnos por aula. Muchos maestros que habían sido empleados como maestros de aula, estaban cumpliendo funciones diferentes a la originaria, eso permitió reorientar gran parte de estos maestros a actividades de aula. También debe destacarse que por disposición presidencial se abrieron nuevos espacios escolares, bien sea por nuevas construcciones, por reconstrucción o por usos de los existentes en construcciones civiles y militares, esto facilitó el acceso de cerca de tres centenas de miles de nuevos estudiantes o de aquellos que habían sido excluidos o se habían ido de la escuela.

En la tercera etapa de Educación Básica sólo se llega a cubrir un 76% de los jóvenes cuyas edades están comprendidas entre los 12 y los 15 años de edad y cerca de un 99% de la cobertura corresponde al sector urbano

Las grandes deficiencias se mantienen aún en preescolar y en media diversificada y profesional. En el primer caso no se llega a cubrir, en los niños de 4 a 6 años el 70% de las necesidades y en educación media diversificada y profesional no llega a cubrir el 25% de las necesidades.

Para el año escolar 1999-2000 hay una población escolar inscrita en todos los grados de los distintos sectores: nacional, estadal, municipal, autónoma y privado, que cubre un 92% de la población escolar que requiere de educación de 1º a 6º grado. La tendencia y la decisión política del gobierno es que para el año escolar que se inicia en septiembre del año 2000 se aspira a que una cifra cercana al 100% de los niños en edad escolar comprendida de 1º a 6º grado estén en las escuelas en sus distintas áreas sociales y geoespaciales: urbanas, rurales e indígenas.

Para el logro de tal fin el gobierno ha dispuesto un importante incremento en el PIB directo, correspondiente a la asignación presupuestaria del Ministerio de Educación, que pasó de 3,76% del PIB a 4,17% del PIB. Y en la inversión indirecta, la que corresponde al gobierno de los estados y las alcaldías se orienta la inversión en educación en 1,48% del PIB, esto coloca la inversión en educación por parte del sector público en 5,65%. La tendencia es ir incrementando la inversión en educación, bajo el lema de "Educación Para Todos y de Calidad".

¿Cómo ha tratado de cumplir las metas de Educación Para Todos?

En Venezuela se planteó la mayor cobertura educativa básica desde 1980, cuando en la Ley Orgánica de Educación de ese año se estableció la educación básica gratuita y obligatoria desde el primer grado al noveno grado. Antes de esto la obligatoriedad establecida llegaba hasta sexto grado.

La decisión fue producto del acuerdo entre los distintos poderes, fundamentalmente el Ejecutivo y el Legislativo y con el apoyo decidido de la sociedad civil.

Pero en realidad la Educación Básica como un nivel completo de primero a noveno grado se comenzó a ejecutar, primero de manera experimental, por parte del Ministerio de Educación a partir del año 1981, luego se generalizó a todo el sistema educativo, oficial y privado, a partir de septiembre de 1984.

No obstante haber sido identificadas las necesidades básicas de aprendizaje en lectura, escritura y lógica matemática, durante estos últimos 15 años fue muy poco lo que logró avanzar en dichos aprendizajes, de acuerdo a los resultados de las distintas evaluaciones realizadas (Sinea, 98, Unesco 98). Tampoco se avanzó en la superación de los bajos índices de rendimiento escolar general, en los problemas de deserción y de ampliación sustentable de la cobertura escolar.

Durante buena parte de esta etapa la educación tenía dos ámbitos de expresión: oficial nacional y privada. A partir de 1989, después que se inicia el proceso de descentralización del poder público en los estados, con las elecciones universales y directas de los gobernadores, se amplió la educación oficial al ámbito estadal, pues ya existía el ámbito municipal. Los apoyos gubernamentales a asociaciones educativas privadas generó un nuevo ámbito, el de las escuelas "autónomas", subvencionadas por el Estado pero administradas por asociaciones civiles.

¿Quién ha decidido las principales políticas de EFA?

Las principales políticas de EFA las ha decidido y manejado el gobierno central, aún cuando en el proceso de su discusión y ejecución final intervienen otros agentes, como el gobierno de los estados, el de las alcaldías y el sector privado. Muy poca ha sido la incidencia de las universidades en el diseño e incidencia de las políticas de EFA.

Existió el Consejo Nacional de Educación que sirvió como ente asesor, pero su incidencia fue poca, más bien servía de vehículo transmisor de las políticas decididas por el propio Ministerio de Educación.

Últimamente, desde 1998 comenzó a desarrollarse por parte de los estados el currículo estadal, que es complementario del Currículo Básico Nacional, integrado a este pero con un porcentaje de problemas o aspectos educativos concerniente a cada estado.

¿Quién Coopera con EFA?

En el logro de educación para todos participan diversos organismos gubernamentales centrales y descentralizados: Ministerio de Educación, Secretarías de Gobierno de los Estados, entes privados agrupados en cuatro asociaciones de educadores privados laicos y religiosos, empresas privadas que construyen y sostienen escuelas básicas, entes de empresas e institutos autónomos del Estado que mantienen escuelas.

Inversión de EFA desde 1990.

Para el logro de los objetivos de EFA los distintos gobiernos dispusieron de una parte del presupuesto nunca superior al 15% del total, y de esto, por lo general un 45% del destinado a las distintas etapas de la educación básica. Para el año 2000 el gobierno ha propuesto destinar de manera directa un 4,17% del PIB al Presupuesto de Educación, lo que representa cerca del 18% del Presupuesto General y si incluimos el indirecto, es decir lo que por situado constitucional va a las gobernaciones y alcaldías, donde el 25% debe destinarse a educación, entonces se destinaría del presupuesto general un poco más del 22% a educación, lo que representa un 5,65% del PIB. De este total se destinará a Educación Básica más del 50%.

Pero también el sector privado ha avanzado en las inversiones en EFA construyendo escuelas, habilitando locales. También ha ido creciendo la participación de las gobernaciones de los estados en la construcción de escuelas básicas y en la cobertura escolar. Mientras que en el sector de las alcaldías la cobertura escolar ha venido disminuyendo de manera drástica desde 1990 hasta 1999.

El Ministerio de Educación ha venido haciendo importantes inversiones en dotación de bibliotecas escolares y bibliotecas de aula. En 1999 se distribuyeron en las escuelas públicas de los sectores más pobres, en conjunto con las gobernaciones de los estados, más de cuatro millones de libros para 28.000 bibliotecas de aula.

3.- Mejoramiento de los resultados del aprendizaje.

Todas las evaluaciones realizadas en cuanto a dominio de competencias básicas en lenguaje y en matemática señalan niveles de rendimiento muy bajos. Los índices de repitencia reflejan esa realidad en casi todos los grados de educación básica.

Las evaluaciones hechas en las áreas de Lengua y Matemática en 3er grado y en 6º grado reflejan que el dominio de las competencias lingüísticas, comprensión lectora, números, operaciones, geometría, organización y representación de datos se ubica entre "media y baja", de acuerdo a las evaluaciones realizadas por el Sistema Nacional de Medición y Evaluación del Aprendizaje (SINEA).

En 1984 fue cuando se generalizó, después de fuertes polémicas a nivel nacional, el sistema de educación básica de nueve grados, con algunas modificaciones en los programas por áreas y asignaturas, que según sus postulados pretendían mejorar el rendimiento escolar. 14 años después, para el año escolar 1998-99, los resultados que arrojan las evaluaciones sobre las competencias y el aprendizaje en las competencias básicas es de muy baja calidad.

Fueron múltiples los factores que explican tal situación: no se realizaron evaluaciones frecuentes para detectar fallas y superarlas, fueron muy pocos los esfuerzos realizados para el mejoramiento y actualización de los docentes, los programas académicos escolares se rigidizaron y cristalizaron, reiterando las fallas existentes y generando nuevas deformaciones. A ello se agrega una manifiesta incompetencia de los entes rectores de la educación en ese período, que se aislaron de las universidades y centros de formación docente, de los centros de investigación educativa y de los aportes de diversas instituciones que clamaban por colocar los correctivos necesarios, lo que condujo a una especie de "autismo" gubernamental que fue nefasto para el sistema educativo y que se reflejan en los pobres índices del sistema educativo en términos generales.

Ante esta situación comenzó a plantearse la necesidad de una reforma educativa que empezó a gestarse en 1996 su aplicación se puso en práctica a partir de septiembre de 1998, con las siguientes finalidades y componentes:

·· Cambios en el enfoque de los programas de estudio que dejan de lado el "positivismo" predominante en las últimas cuatro décadas, que concibió los programas a partir de objetivos conductuales para ampliar la concepción programática con criterios menos rígidos, como era un clamor en muchos de los agentes que intervienen en el proceso educativo de manera directa, así como de los resultados arrojados por algunas investigaciones realizadas por instituciones universitarias. De esta manera se formularon los programas del Currículum Base Nacional respondiendo a las nuevas corrientes pedagógicas, entre ellas el constructivismo, la concepción holística, los ejes transversales, los bloques de contenidos y la evaluación cualitativa.

La Reforma de los Programas se produjo de Primero a Sexto Grado de Educación Básica. En los actuales momentos estamos trabajando en el nivel de la Tercera Etapa de Educación Básica que comprende los grados 7º al 9º, de tal forma que para el año escolar que se inicia en septiembre del año 2000 hayamos completado el proceso de Reforma en todo el nivel de Educación Básica de 1º a 9º grado.

·· Cambios en el régimen de Evaluación, con el objeto de superar las graves fallas que aunado a la concepción programática, a la forma como se desarrollaba el hecho pedagógico, condujo a graves problemas educativos que se reflejan en los bajos niveles del rendimiento escolar y en un índice elevado de aplazados y repitientes desde el primer grado al noveno grado.

El régimen de evaluación desarrollado es de carácter cualitativo lo que implica que es una evaluación pedagógica, descriptiva de los procesos de aprendizaje, es una evaluación

sustentada en la justicia social y la equidad, donde se pone en práctica la ética del docente, pero también es una evaluación participativa, donde el alumno es sujeto y objeto de la evaluación. Por lo tanto el docente junto con sus alumnos planifica qué y cómo evaluar.

A partir de la evaluación realizada en el aula se adecuan: el diseño curricular, los programas, los alcances y bloques de contenidos, la actuación del docente como conductor del proceso, la pertinencia de las estrategias metodológicas empleadas, la participación activa del directivo como gerente, las oportunidades y limitaciones que brinda la institución escolar, la administración educativa y la participación de los padres. La evaluación es un proceso constante de reflexión de todos los elementos que intervienen en el éxito o fracaso del proceso de enseñanza y aprendizaje.

La evaluación está estrechamente ligada a la planificación que el docente realiza para el logro de los aprendizajes de los alumnos.

El registro de la evaluación cualitativa es de carácter descriptivo y la expresión informativa de ese registro para los padres y/o representantes la hace el docente de acuerdo con las distintas variables de la evaluación cualitativa y de su planificación.

·· Fueron incorporados a la concepción programática los ejes transversales, lo cual hace que el desarrollo de las actividades escolares se realicen teniendo en cuenta los hechos de la realidad circundante, de la realidad social, nacional y mundial para el momento en que se realiza la actividad de aprendizaje. Esto significa darle pertinencia a los conocimientos, al tiempo que se respeta el proceso de aprendizaje de los alumnos y se vinculan los mismos a su propia realidad.

Todos estos cambios tienen por objeto la búsqueda en el mejoramiento de los resultados del aprendizaje. A tal efecto en el año escolar que culminó en julio de 1999 el índice de aplazados en el primer grado se redujo de 16% a menos del 8%, según estimaciones preliminares, también hubo una significativa reducción de los porcentajes de aplazados en el resto de los grados de la educación básica, de acuerdo a la tendencia estadística que observaron los directores de zonas educativas en cada uno de los estados del país.

Este hecho también se refleja en el número de secciones que tuvo que abrirse como prosecución de los estudios, cerca de 8.000 nuevas secciones han sido abiertas para el comienzo del año escolar 1999-2000 debido a que hubo un mejor rendimiento en los aprendizajes escolares y debido a la política del gobierno sustentada en "Educación Para Todos y de Calidad".

A esto hay que añadir el esfuerzo realizado en los dos últimos años en cursos masivos de actualización de los docentes. Más de cien mil maestros participaron en cursos de inducción y actualización en los últimos dos años. Estos cursos incluían el reforzamiento de la metodología educativa, del hecho pedagógico de aula, a través del enfoque de Proyectos Pedagógicos de Aula y de Escuela, lo cual dio a los educadores una nueva herramienta para la planificación escolar y para el desarrollo de las actividades pedagógicas. También lo que tiene que ver con los nuevos criterios de evaluación respecto a la evaluación cualitativa y por el logro de competencias, además de reforzar las áreas académicas con énfasis en Lengua y Matemática.

En la búsqueda del mejoramiento de los resultados del aprendizaje se desarrolló el programa de "bibliotecas escolares" y "bibliotecas de aula", con el objeto de que los alumnos pudieran tener otros recursos de aprendizaje apropiados. Este programa es sumamente útil porque los estudios y evaluaciones realizadas desde 1993 venían indicando que una de las causas fundamentales de los bajos rendimientos en los aprendizajes se debía a que los niños y jóvenes carecían de libros. En ese año más del 70% de los escolares de áreas rurales no tenía ningún libro, sólo un 20% tenía un libro y menos del 10% tenía más de un libro. En las áreas urbanas sólo un 45% de los escolares tenía más de un libro y un 20% no tenía ningún libro.

Esto incidía de una manera pronunciada en el rendimiento escolar, por ello empezó a desarrollarse los programas de bibliotecas escolares y bibliotecas de aula, con el objeto de proporcionar a los estudiantes los libros requeridos para fortalecer los aprendizajes, fundamentalmente en Lengua y Matemática, ello sin descuidar las otras áreas del conocimiento.

Estos programas continúan. Al final del año escolar 1998-99 y comienzos del 1999-2000 se han distribuido más de cuatro millones de libros y se han conformado más de 28.000 bibliotecas de aula, con lo cual se aspira, junto a la introducción de las otras variables, mejorar sustancialmente los resultados del aprendizaje.

4.- Reducción de la Tasa de Analfabetismo.

El analfabetismo sigue siendo bastante alto. Los esfuerzos realizados a través de distintos programas públicos y privados no han dado los resultados que se esperaban. Se estima en un millón de personas mayores de 10 años las que están en situación de analfabetas.

En un informe de la Oficina Central de Estadística e Informática, correspondiente al primer semestre de 1997 se estimaba en 458.424 analfabetos del total de la fuerza de trabajo.

TASA DE ANALFABETISMO DE 10 AÑOS Y MÁS DE EDAD

SEGUNDO SEMESTRE 1997

GRUPO DE EDAD

TASA DE ANALFABETISMO

TOTAL %

SEXO

FEMENINO

SEXO

MASCULINO

EDADES

6,40

7,22

5,59

10-14

1,98

1,23

2,69

15-24

2,29

1,6

2,97

25-44

3,89

3,56

4,23

45-65

12,84

16,15

9,47

65 y más

33,79

41,31

24,59

POBLACIÓN DE 10 AÑOS Y MÁS DE EDAD

ANALFABETISMO POR GRUPO DE DAD. SEGUNDO SEMESTRE DE 1997

POBLACION

TOTAL

POBLACION

ANALFABETA

TOTAL

15.614.788

1.107.858

10-14

2.552.323

50.515

15-24

4.031.501

101.202

25-44

5.541.279

249.572

45-64

2.625.396

380.609

65 y más

864.289

325.960

En nuestro país, el analfabetismo absoluto ha venido decreciendo, al pasar de un 27% en 1961 a un 6,4% en 1997, lo cual indica el esfuerzo que se ha venido realizando para combatir el analfabetismo aun cuando hoy en día, más de un millón de personas de 10 años se encuentran en situación de analfabetas.

5.- Ampliación de los servicios de la educación básica y de capacitación a otras competencias esenciales necesarias para jóvenes y adultos.

En la modalidad de educación de jóvenes y adultos la orientación en la educación básica va acompañada por las posibilidades de que el alumno pueda desarrollar competencias extracurriculares y orientadas hacia la capacitación para el desempeño laboral, de acuerdo a las necesidades de las regiones y de acuerdo a las probabilidades de prestación del servicio.

En este sentido se combina la acción escolar formal con la acción formativa extraescolar a través del Instituto Nacional de Capacitación Educativa (INCE), que facilita cursos rápidos de tres, seis y hasta doce meses en un oficio práctico, que va desde carpintería, albañilería, mecánica automotriz, corte y confección, peluquería, mesonero, mecánico de motores marinos hasta cursos de secretarias, contabilidad etc.

En el país se instauró desde 1984, en el diseño curricular, la asignatura "educación para el trabajo", luego de 15 años de esta experiencia los resultados se ubican en el nivel de poco satisfactorio. No se produjo la adecuación y flexibilización del currículo de acuerdo a las necesidades locales y regionales. Esto trajo graves distorsiones en los objetivos que perseguía, pues es una asignatura esencialmente práctica y en la mayoría de los casos fue convertida en una acción de aula, esencialmente teórica. De allí que los resultados de esta experiencia sean tan poco satisfactorias.

En vez de combinarse con el Ince lo que resultó fue que se produjo una separación abismal que no pudo llevar al objetivo inicialmente planteado de hacer confluir la "educación para el trabajo" con la capacitación laboral para los jóvenes de la tercera etapa de Educación Básica, es decir alumnos de 7º a 9º grado.

La tendencia es a que la capacitación laboral para el desarrollo de un oficio sea administrada a través del Ince y que la Educación Básica aún cuando fortalezca el valor trabajo, no se dedique a "formar para el trabajo" sino a formar en desarrollo y cultura general, fortaleciendo el aprendizaje académico de la Lengua, la Matemática, Ciencias Naturales y Tecnología, Ciencias Sociales, Cultura, así como el desarrollo teórico-práctico de Recreación y Deportes.

En la modalidad de educación para jóvenes y adultos se ubican actualmente unos doscientos mil estudiantes, muchos de los cuales todavía siguen con el sistema de cursos académicos que por el tiempo de escolaridad y la modalidad de parasistema caen en niveles de muy baja calidad, lo que ha planteado la posibilidad de una revisión completa de la modalidad.

El 94,5% de la educación para jóvenes y adultos se ubica en las áreas urbanas, el resto en las áreas rurales.

En el nivel de Educación Media Diversificada y Profesional que se desarrolla en las modalidades de "bachillerato" y "técnicos medios" encontramos un verdadero cuello de botella, pues de más de cuatro millones de alumnos inscritos en educación básica para septiembre de 1999, en el nivel de media diversificada y profesional apenas sobrepasan los cuatrocientos mil, es decir menos del 10% de los alumnos inscritos en básica.

De esta cantidad de alumnos la menor proporción se encuentra en las Escuelas Técnicas en sus diversas modalidades: industrial, comercial y agropecuaria cuya matrícula había caído en el año escolar 1997-98 a 28.298 alumnos y en septiembre de 1999 se habían inscrito cerca de cincuenta mil alumnos en ese nivel, debido al impulso que desde el gobierno se le da a la educación técnica a nivel de "bachillerato".

Más del 85% de los egresados de las escuelas técnicas encuentran empleo y una gran proporción de ellos continúa estudios superiores, lo cual representa una opción de amplia validez para el desarrollo socio-económico y para la sustentabilidad familiar.

6.- Aumento de la adquisición por los individuos y las familias de los conocimientos, capacidades y valores para vivir mejor por medio de todos los canales de educación.

La adquisición de conocimientos y capacidades por parte de los individuos y las familias abren mayores y mejores posibilidades para el desempeño de las actividades de producción en cualquiera de los sectores.

Donde mayor ha sido el índice de población escolarizada menor es el índice de pobreza o de necesidades básicas satisfechas y donde menor es el índice de escolarización mayor es el índice de pobreza y de necesidades básicas insatisfechas.

En el primer caso se encuentran el Distrito Federal cuya capital es Caracas que a su vez tiene el mayor índice de escolaridad básica y el menor índice de población en pobreza crítica y en necesidades básicas insatisfechas. Le siguen los estados Aragua, Nueva Esparta Carabobo, Táchira. En cambio en los estados donde hay menor índice de escolaridad hay mayor índice de pobreza crítica y de necesidades básicas insatisfechas., tales son los casos de Delta Amacuro, Amazonas, Apure, Portuguesa, Guárico.

Ello se observa también en la estructura de la fuerza de trabajo y en la remuneración. El 57,76% de la fuerza de trabajo apenas logra tener 5,4 grados de educación y de ellos el 96% percibe un salario mínimo o menos. En cambio el 15,51% de la fuerza de trabajo que posee título de técnico o de profesional universitario percibe al menos 3,8 salarios mínimos.

Aún en los mejores escenarios económicos, las dificultades para los menos escolarizados es mucho mayor que para aquellos que han tenido una mediana o fuerte escolarización.

Escuelas Bolivarianas un capítulo aparte.

Producir un cambio significativo en el nivel de Educación Básica no sólo es una necesidad planteada por el gobierno del Presidente Hugo Chávez, es una necesidad impostergable para el logro del mejoramiento de la calidad educativa; la Escuela Bolivariana o Escuela Integral es la respuesta que se ha dado para asumir el reto de aumentar el tiempo de educación de nuestros niños y jóvenes en la escuela, lo que configura un salto en la calidad de la misma.

La Escuela Bolivariana hará realidad, además de la cobertura escolar, con todas las áreas del conocimiento del Currículum Base Nacional, dos comidas diarias para los alumnos, desarrollo de actividades artística como la música, la expresión corporal, la pintura, el teatro. Actividades de reforzamiento del aprendizaje a través de tareas dirigidas, con énfasis en la lectura, la escritura, la expresión oral y la matemática. Educación física, recreación y deporte.

Todos los informes, evaluaciones e indicadores coinciden en que la educación en Venezuela es un verdadero desastre. Hay un deterioro pedagógico y de instalaciones en la mayoría de los centros educativos y el bajo rendimiento de los alumnos, del sistema y de los educadores colocan al país como uno de los últimos en cuanto a rendimiento escolar.

Para enfrentar estos problemas es necesario un cambio sustancial en la educación, que abarca tanto el hecho educativo, la ética y los valores que orientan el ejercicio de la educación así como la ecología escolar, el papel social y comunitario de la escuela, la formación y actualización de los educadores en correspondencia con las exigencias del mundo actual.

La escuela hay que convertirla en un centro de atracción, en un ambiente social distinto para combatir el fracaso educativo que la ha estigmatizado a lo largo de las últimas décadas, para reducir al mínimo la exclusión escolar, para empezar a resolver el grave problema de los "niños de la calle", de los niños y jóvenes sin escuela. En este orden de cosas la Escuela Bolivariana, además de cambiar radicalmente el método de trabajo escolar formal, impulsaría con el educador, una ética de profundo contenido social junto a una nueva metodología educativa consustanciada con las distintas formas y recursos de aprendizaje, donde el conocimiento sea pertinente, atractivo, pedagógicamente adecuado al nivel biosicosocial del educando, en correspondencia con la existencia actual.

Una educación para la vida, vinculada a las necesidades y aspiraciones del estudiante, de su entorno, del país que queremos, del Proyecto de República que estamos refundando. Pero también debe ofrecer un ambiente que sea realmente atractivo en todos los sentidos, en lo humano, en lo físico y en las oportunidades escolares en cultura, salud, deporte, recreación, artes y oficios no sólo para los educandos, que serían los primeros beneficiarios, sino también para el entorno social.

En esta primera etapa se ha comenzado con 542 de estas escuelas en todo el país. Inicialmente tendrán un carácter experimental pero eso será por un máximo de dos años, mientras se superan las dificultades del "tradicionalismo". En su arranque benefician a más de ciento cuarenta mil estudiantes de preescolar hasta sexto grado y las perspectiva es que en cuatro a cinco años todos los alumnos de preescolar a sexto grado estén estudiando bajo esta concepción educativa y todas sus innovaciones pedagógicas.

Todos los docentes de las escuelas seleccionadas deben hacer un curso intensivo de actualización sobre las formulaciones de políticas pedagógicas, didácticas, sociales, culturales, deportivas y ética, que se toma en consideración para la aceptación final de los aspirantes a formar parte del personal docente de esta escuelas.

El personal directivo también realizará dichos cursos y pasar por las mismas pruebas por la que pasan todos los demás docentes.

Todo el personal de la escuela: el docente, el directivo, el auxiliar, el administrativo y el obrero serán acompañados en el proceso por la Comisión Nacional y por la Comisión Regional de seguimiento de la Escuela Bolivariana. La política de formación actualización y supervisión será permanente a través de múltiples procedimientos y el salario del personal que trabajara en estas escuelas será superior en proporción al tiempo extra requerido.

Habrá evaluación puntual cada cuatro meses, que incluye procesos de autoevaluación y evaluación externa para apuntalar los avances, consolidar los logros del programa de Escuela Integral, detectar problemas y colocar los correctivos necesarios para superar los mismos.

El binomio de integración escuela/entorno social es una aspiración permanente que debe ser lograda de manera constante. El esfuerzo de la escuela es por alcanzar la "máxima" integración del entorno social a la misma.

Ello implica que será una tarea constante de la escuela la difusión y la atracción del entorno social a los distintos programas que en ella se desarrollan, desde el programa escolar, pasando por el programa cultural, deportivo, asistencial, alimentario, de cursos de capacitación para adultos, así como centro de discusión de la problemática económica, social y política que afecta al país.

De esta manera se inicia el proceso de transformación sustancial de la educación, que no tiene vuelta atrás y está llamado a redimensionar la educación pública, bajo el principio de educación para todos y de calidad.

Impulsar y Redimensionar la Educación Técnica.

Es otro de los grandes objetivos del gobierno actual, para ello hay un plan de equipamiento de las diversas modalidades de educación técnica, con su actualización técnica, para la formación de jóvenes y adultos, de acuerdo a las necesidades regionales y nacionales.

Se aspira incrementar notablemente la matrícula en ese nivel para responder a las necesidades socio-económicas y hacer sustentable el desarrollo familiar. En términos de cuatro a cinco años deben estar estudiando en ese nivel cerca de cuatrocientos mil jóvenes y adultos, para lo cual se tiene previsto una transformación del nivel de educación media, donde muchos de los centros educativos pasarían a formar parte de "escuelas técnicas industriales, comerciales y agropecuarias".

En este aspecto en seis de las escuelas técnicas industriales, donde se encuentran las más importantes producciones petroleras, gasíferas y petroquímicas se abrieron las especialidades de Petroquímica, Gas y Petróleo para la formación de técnicos medios.


Sumario Página siguïente