Misión

Misión Niña en una escuela primaria, India

© UNESCO/Brendan O'Malley


La misión de la UNESCO consiste en promover la educación como derecho fundamental, mejorar su calidad y propiciar el diálogo sobre políticas, el intercambio de conocimientos y el fomento de capacidades.

Como proclama en su preámbulo la Constitución de la UNESCO, los Estados Partes están  “persuadidos de la necesidad de asegurar a todos el pleno e igual acceso a la educación, la posibilidad de investigar libremente la verdad objetiva y el libre intercambio de ideas y de conocimientos”.

Desde que se redactó la Constitución el mundo ha cambiado mucho, pero el derecho a la educación es hoy más esencial que nunca con miras a la edificación de las sociedades del conocimiento.

Es indispensable fomentar la equidad en materia de educación, ya que más de 75 millones de niños carecen de acceso a la enseñanza primaria, los resultados del aprendizaje son pobres en muchos países y hay alrededor de 776 millones de adultos analfabetos. El acceso, la integración y la calidad son las tareas más importantes que afrontan los encargados de formular las políticas en el mundo entero.

En su condición de coordinadora del esfuerzo mundial en pos de la EPT, la UNESCO colabora con una amplia gama de interlocutores con el fin de que la educación reciba la máxima prioridad en los programas nacionales, regionales e internacionales. Gracias a los datos del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo, la Organización pone de relieve los más importantes desafíos educativo, fomenta la coordinación entre los principales interesados y propicia el intercambio de información con el fin de fortalecer el compromiso político con la EPT. La UNESCO ha adoptado un enfoque global con respecto a los seis objetivos de la EPT: cada uno de ellos es pertinente en la tarea de dar una educación de calidad a lo largo de toda la vida – bases sólidas en la primera infancia, enseñanza primaria universal, igualdad entre los sexos, competencias para la vida activa, alfabetización y aprendizaje de calidad en todas las etapas, tanto de tipo formal como no formal. 

La UNESCO hace especial hincapié en ayudar a los países que más distanciados se encuentran en la consecución de la EPT, mejorando la calidad de la educación que imparten mediante políticas más adecuadas hacia los docentes, promoviendo mayores inversiones en alfabetización y atención a la primera infancia, que son los objetivos más desatendidos, y movilizando recursos para lograr el éxito de la iniciativa de EPT.