Mediación posconflicto


Ruinas de un edificio, Dubrovnik, Croacia ©Unesco/D.Lefèvre

La mediación en situación de posconflicto trata de establecer las condiciones óptimas para apaciguar las relaciones entre comunidades. Con este motivo la UNESCO ha lanzado el proyecto "Hacia una identidad plural en zonas de tensión intercomunitaria". 

Dicha acción adopta principalmente la forma de talleres de formación para los jóvenes, con la misión de preparar y promover material informativo adaptado, en particular en forma escrita o audiovisual, con objeto de desarrollar su sensibilidad y sus competencias interculturales. Esos jóvenes podrían convertirse a su vez en mediadores culturales que viven y practican la diversidad cultural y el diálogo en su vida de todos los días. En este contexto, los mecanismos preventivos de alerta son un instrumento importante para el apaciguamiento o la resolución de los conflictos frecuentemente imputados a la cultura. Una primera experiencia ha tenido ya lugar en Europa sudoriental.

Un lugar de acción privilegiado: La ciudad, laboratorio de la interculturalidad y espacio de prevención de conflictos

Por su permeabilidad a todas las tendencias y la presencia en ellas de poblaciones procedentes de todos los puntos del planeta, las megalópolis son el crisol en el que se producen las más ricas mezclas interculturales. Ahora bien, en este lugar tradicional de intercambio e innovación cultural se concentran también la mayoría de los males que aquejan a nuestras sociedades modernas: desempleo, pobreza, criminalidad, falta de infraestructuras y servicios, daños graves al medio ambiente. Las ciudades se encuentran cada vez más en primera línea del frente de la lucha contra la exclusión, así como en el de la seguridad y la prevención o la gestión de conflictos entre comunidades. Deben encontrar los mecanismos de salvaguardia de la ciudadanía y la solidaridad que la mundialización tiende a quebrantar.

 

En este contexto, la prioridad de la UNESCO es favorecer el establecimiento de infraestructuras de información descentralizadas que faciliten la adopción de decisiones políticas de las autoridades locales en materia de lucha contra la exclusión. A partir de una red de "Ciudades por la Paz" se ha podido constituir una base de datos con más de setecientas buenas prácticas de convivencia urbana. El proyecto "Cultura de barrio", basado en asociaciones entre países africanos y europeos y que pone énfasis en la integración social y la participación de los habitantes, representa una lente de aumento de este esfuerzo de diálogo intercultural en medio urbano.

Para conocer mejor la acción de la UNESCO en este campo: