La educación relativa a la reducción del riesgo de desastres tiene cada vez más prioridad para la UNESCO

21-08-2010

En el último decenio, los desastres han causado la muerte de casi un millón de personas y han provocado pérdidas económicas calculadas en más de 750 mil millones de dólares estadounidenses. Por desgracia, va en aumento el riesgo o la probabilidad de que sobrevengan catástrofes de ese tipo.

Una escuela utilizada como refugio para familias desplazadas, Líbano
©UNESCO/As Safir

http://cms01.unesco.org/http://

“Sobre esto nada podemos hacer, pero las repercusiones de los desastres en un país dependen de la capacidad de resistencia de su sociedad y de las medidas que se apliquen para responder a sus consecuencias. Sobre esos aspectos sí podemos trabajar”, afirma Matthew Stephensen del Equipo de trabajo sobre el papel de la UNESCO en situaciones posteriores a crisis o desastres (PCPD).

La UNESCO ha realizado múltiples actividades positivas en este campo y está dando respuesta a un número cada vez mayor de solicitudes formuladas por las unidades fuera de la Sede y los Ministerios de Ecuación, para participar en cursos de educación relativa a la reducción de riesgos de desastres. Por ejemplo, en Myanmar, tras el paso del ciclón Nargis, la UNESCO creó una carpeta didáctica sobre el tema dividida en siete secciones, que formó parte de la labor de capacitación que llevó a cabo con el Ministerio de Educación. Tras el tsunami ocurrido en el Océano Índico en 2004, la UNESCO elaboró un juego didáctico denominado “Disaster Master,”, que contribuye a preparar a los alumnos adolescentes para que puedan hacer frente a las catástrofes. 

Como se puso de manifiesto recientemente durante el terremoto de Haití, los desastres naturales no sólo trastornan el desarrollo de un país, sino que son capaces de revertirlo de manera significativa. En la medida en que es posible evitar una catástrofe y atenuar sus repercusiones, la educación en materia de reducción de riesgos forma parte integral del desarrollo sostenible. Esa formación aborda todos los aspectos del ciclo de preparación contra los desastres, desde la respuesta temprana hasta la recuperación a largo plazo.

La UNESCO se ha comprometido a fortalecer la capacidad de resistencia de las comunidades y a fomentar la preparación contra los desastres y la prevención por medio de la educación, y está elaborando actualmente un documento conceptual para asegurarse de que la ampliación de sus esfuerzos en la materia se corresponde con la prioridad cada vez mayor que los países le otorgan, en consonancia con su mandato de promover oportunidades de aprendizaje de calidad para todos y apoyar el desarrollo sostenible de las sociedades.  

Enlaces

Informe del Seminario sobre reducción de riesgos en situaciones de crisis o desastres, del Sector de Educación, 20 de Julio de 2010

Educación sobre las situaciones posteriores a crisis o desastres (PCPD)

Orientaciones de la Red Interinstitucional para la Educación en Situaciones de Emergencia (INEE) relativas a la construcción de escuelas más seguras

Herramientas y documentación para la atenuación de riesgos, de la Red Interinstitucional para la Educación en Situaciones de Emergencia (INEE)