» Declaración de la Directora General de la UNESCO sobre la suspensión de fondos por parte de Estados Unidos
02.11.2011 -

Declaración de la Directora General de la UNESCO sobre la suspensión de fondos por parte de Estados Unidos

© UNESCO / Eric Bouttier - Irina Bokova, Directora General de la UNESCO

En este momento de crisis económica y transformación social, creo que el trabajo vital de la UNESCO para promover la estabilidad global y los valores democráticos está en el centro de los intereses de los Estados Unidos.

Estados Unidos es un aliado esencial del trabajo de la UNESCO. La retención de la financiación de Estados Unidos y otras contribuciones financieras –requerida por la legislación de Estados Unidos– debilitará la eficacia de la UNESCO y socavará su capacidad para construir sociedades libres y abiertas.

La financiación de Estados Unidos ayuda a la UNESCO a desarrollar y mantener medios de información libres y competitivos en Iraq, Túnez y Egipto.

Los programas de alfabetización de la UNESCO en zonas en conflicto dotan a la población de la capacidad de tener un pensamiento crítico y la confianza que precisan para combatir el extremismo violento. Para apoyar el espíritu democrático de la Primavera Árabe, la UNESCO está capacitando a periodistas para que puedan cubrir los procesos electorales de manera objetiva.

En todo el mundo, nos levantamos en defensa de cada periodista atacado o muerto, porque somos el organismo de Naciones Unidas que tiene un mandato de proteger la libertad de expresión. Este año, en Washington, entregué el Premio UNESCO de Libertad de Expresión a la periodista iraní encarcelada Ahmad Zeidabadi.

La UNESCO es también el único organismo de Naciones Unidas que tiene el mandato de promover la educación sobre el Holocausto en todo el mundo. Utilizando financiación aportada por Estados Unidos e Israel, la UNESCO desarrolla programas educativos para garantizar que el Holocausto nunca se olvide.

En febrero de 2011 hice una visita histórica al Campo de Concentración de Auschwitz-Birkenau acompañada por más de 150 líderes políticos y religiosos, la mayoría procedentes de países árabes y musulmanes. Todavía recuerdo las palabras que pronunció ese día el doctor Mustafá Ceric, Gran Mufti de Bosnia, que dijo: “En mezquitas, iglesias y sinagogas, debemos enseñar a los jóvenes qué es lo que ocurrió aquí”.

Con apoyo de Estados Unidos ponemos también la ciencia al servicio de la población. La UNESCO lidera el esfuerzo mundial para poner a punto un sistema de alerta contra los tsunamis en los océanos. Este sistema contribuyó a salvar decenas de miles de vidas cuando un tsunami azotó a Japón. En Medio Oriente, el Programa Sesame de la UNESCO da lugar a proyectos de investigación de primer nivel y tiende puentes científicos y culturales entre países vecinos, incluidos Israel y Egipto.

El Gobierno de Estados Unidos reconoce el valor de todo este trabajo. Según el Departamento de Estado, “el compromiso de Estados Unidos con la UNESCO sirve a muchos de nuestros intereses nacionales en los ámbitos de la educación, la ciencia, la cultura y las comunicaciones… trabajaremos con el Congreso para asegurarnos de que se preserven los intereses y la influencia de los Estados Unidos”.

La UNESCO celebra que Estados Unidos vaya a continuar siendo miembro de la Organización y espera que pronto se halle una solución al problema de la financiación. Hasta que eso ocurra, nos será imposible mantener nuestro nivel de actividad actual.

El anuncio de la retención de la contribución financiera de Estados Unidos para el año 2011 afectará de manera inmediata nuestra capacidad de llevar a cabo programas en ámbitos de suma importancia, tales como: lograr la educación universal, apoyar nuevas democracias y luchar contra el extremismo. Por lo tanto, pido a la administración de Estados Unidos, al Congreso y al pueblo de los Estados Unidos que hallen un camino para avanzar y continúen apoyando a la UNESCO en estos tiempos turbulentos.

Irina Bokova

2 de noviembre de 2011




<- Back to: All news
Back to top