30.05.2016 - UNESCO Office in Santiago

Seis países comienzan a implementar a nivel local el monitor de inundaciones y sequías para América Latina y el Caribe

Representantes de los países durante el seminario. Foto: Marcela Tamborino, Ministerio de Obras Públicas (Chile)

Miles de estaciones climáticas de la región proveerán información para optimizar el monitoreo y alerta temprana de eventos hidrometeorológicos y que ayudarán a determinar riesgos de inundaciones y de sequías.

Las cuencas de los ríos Vilcanota (Cusco, Perú) y Cachapoal (región de O’Higgins, Chile) serán lugares piloto para estudios de caso sobre alerta temprana de inundaciones.

Disponer de herramientas adaptadas a las realidades nacionales para detectar el riesgo de desastres naturales y reducir su impacto en la población fue el objetivo del seminario sobre el uso del Monitor de Inundaciones y Sequía realizado el 23 y 24 de mayo de 2016 en las dependencias del Ministerio de Obras Públicas en Santiago de Chile.

La actividad, organizada por la UNESCO, se enmarca en el Proyecto ENHANS Incrementar la resiliencia frente a los riesgos de origen natural en América Latina coordinado por la Unidad de Gestión de Riesgos de la Oficina de Montevideo. La iniciativa contó con la participación de investigadores de la Universidad de Princeton y representantes de servicios públicos relacionados con los sistemas hidrológicos de México, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Ecuador. Además, contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Agricultura, de la Oficina Nacional de Emergencia, Dirección Meteorológica y Dirección General de Aguas de Chile.

La reunión tuvo como objetivo aterrizar a nivel local la versión regional del sistema informático de monitoreo de inundaciones y sequías para América Latina y el Caribe, instrumento que, mediante el ingreso de combinaciones históricas y datos en tiempo real, permite obtener información oportuna para enfrentar riesgos inminentes de fuertes lluvias e inundación. El monitor fue desarrollado por la Universidad de Princeton en colaboración con la UNESCO.

Esta adaptación a nivel local implica la disponibilidad de información detallada suficiente para gestionar los riesgos de inundaciones y sequías a nivel subnacional. Para lograrlo, los países incluirán sus bases de datos nacionales para calibrar el sistema con información observada. Esto significa que miles de estaciones climáticas de la región proveerán de esta información para optimizar el monitoreo y la alerta temprana de eventos hidrometeorológicos.

Los representantes presentes en el seminario acordaron realizar la transferencia tecnológica de esta plataforma en sus países, lo que se traducirá en la implementación del sistema de monitoreo de alerta temprana en las agencias gubernamentales de los países mencionados, lo que fortalecerá su capacidad de responder en forma proactiva a estos eventos catastróficos.

En la reunión en Santiago los representantes definieron también dos lugares piloto para realizar estudios de caso sobre alerta temprana de inundaciones. Las cuencas elegidas son las del río Vilcanota (Cusco, Perú) y la del río Cachapoal (región de O’Higgins, Chile). El objetivo será determinar riesgos de inundaciones con una previsión de hasta seis días y de cuatro meses para el caso de las sequías. Se trata de una oportunidad única para mostrar que la capacidad tecnológica ayuda a enfrentar estos peligros.

Koen Verbist, especialista de programa de Sistemas Hidrológicos y Cambio Global en la UNESCO Santiago explicó que “este taller apoya a los países en la toma de decisiones en materia hídrica, lo que incluye la reducción del riesgo ante las amenazas a través del desarrollo de herramientas que provee la ciencia aplicada. Es parte del rol de la UNESCO fortalecer las capacidades de los Estados Miembros y así reducir el impacto de los eventos climáticos extremos en la población más vulnerable“.

A su vez, el director general de Aguas del Ministerio de Obras Públicas de Chile, Carlos Estévez, señaló sobre este tema que “la OCDE en julio próximo planteará recomendaciones a Chile para los próximos 10 años, una de ellas será precisamente introducir el enfoque de riesgo en una política nacional de recursos hídricos. En Chile, en general, se ha visto el riesgo desde la escasez, el exceso de recursos hídricos y la calidad del agua”.

*****

El Proyecto ENHANS

Esta reunión forma parte del proyecto de la UNESCO Mejorando la resiliencia frente a riesgos de origen natural en América del Sur (ENHANS, por su sigla en inglés de Enhancing Natural Hazards resilience in South America). Esta iniciativa, financiada por el Gobierno de Flandes, contribuye a la reducción de la vulnerabilidad de comunidades ante eventos extremos, ya sean de origen volcánico, telúrico, por deslizamientos de tierra e inundaciones y sequías.

En este contexto el proyecto ENHANS se ha propuesto desarrollar e implementar métodos y herramientas para lograr cambios en la vulnerabilidad y riesgo a los que están expuestas las comunidades de Sudamérica.

Más información:




<- Back to: All news