12.04.2012 - Education Sector

Dotar de autonomía a las adolescentes en Etiopía y Tanzania

UNESCO

Las muchachas que viven en los distritos de Shinyanga Rural, Kahama y Micheweni, en el Norte de Tanzania, están confrontadas a la pobreza, el matrimonio precoz y el embarazo, y en general a la escasa prioridad que sus comunidades le otorgan a la educación.

Muchos padres consideran que, para sus hijas, el matrimonio es más importante que la escolarización.

Una gama de problemas similares afecta al Estado Regional de Benishangul Gumz, en Etiopía, donde la desigualdad entre los jóvenes de uno y otro sexo es mucho más amplia que la media nacional.

Las jóvenes de esas zonas rurales de Etiopía y Tanzania son ahora objeto de una nueva iniciativa conjunta de la UNESCO y la Fundación Packard, que tiene por cometido dotarlas de las competencias necesarias para que puedan completar su escolaridad. Este proyecto de base comunitaria fomenta la solución colectiva de los problemas según el método que en inglés se denomina crowdsourcing, es decir, un foro en línea para recoger ideas y sugerencias sobre cómo contribuir a la consecución de los objetivos fijados.  Al alentar a las niñas y las comunidades a que propongan soluciones para los múltiples obstáculos que les impiden completar los estudios secundarios, este método aporta una nueva estrategia para concebir y ejecutar proyectos orientados a mantener a las muchachas en la escuela.  

Bajo el título “Crowdsourcing Girls’ Education: A Community-Based Approach to Lowering Drop-Out Rates in Secondary Schools in Ethiopia and Tanzania” (Análisis de la educación de las niñas mediante el crowdsourcing: Un enfoque comunitario para reducir la deserción en las escuelas secundarias de Etiopía y Tanzania), el proyecto se inició con la colaboración de los gobiernos de Etiopía y Tanzania, y con el apoyo de la Fundación Packard, que aportó un millón y medio de dólares estadounidenses, repartidos equitativamente entre ambos países. El proyecto forma parte de la Iniciativa mundial de la UNESCO para la educación de las niñas y las mujeres  “Una vida mejor, un futuro mejor”, cuyo primer aniversario se cumplirá el 25 de mayo de 2012.

Etiopía

La sección etíope del proyecto se propone mejorar los resultados del aprendizaje de unas 1000 alumnas de secundaria. La iniciativa fue inaugurada por el gobierno de Etiopía, la UNESCO y la Fundación Packard el 7 de marzo de 2012, en el Estado Regional de Benishangul Gumz.  Durante el taller inaugural, alumnas, padres, docentes y funcionarios del departamento regional de educación encomiaron el nuevo proyecto. Una estudiante señaló que “las muchachas que asistimos a las escuelas secundarias situadas en comunidades rurales afrontamos varios problemas, entre otros la falta de confianza, los pocos conocimientos acerca de la salud reproductiva y la escasez de instalaciones sanitarias”.

“Es una auténtica innovación la de congregar a las escuelas, las comunidades y los institutos de formación de docentes, a fin de abordar la sensibilidad a los problemas de género y los resultados del aprendizaje”, declaró el director adjunto de la oficina regional de educación, Akasha Ismael. “Les damos las gracias por esta iniciativa y por las repercusiones positivas que tendrá sobre la permanencia de las muchachas en la escuela, para que puedan completar sus estudios con buenos resultados”.

 Tanzania

Veinticinco escuelas de Tanzania podrán aprovechar una estrategia comunitaria similar con el fin de retener a las niñas en la enseñanza secundaria y mejorar sus resultados académicos. El proyecto se presentó el 5 de marzo de 2012, en el curso de un taller de consultas destinado a los interesados del sistema educativo en los planos provincial y nacional. Esta estrategia tiene por objeto apoyar a las muchachas de Shinyanga y Micheweni, regiones escogidas por sus bajas tasas de retención de las niñas en la enseñanza secundaria y sus pobres resultados escolares.

En el marco del proyecto se han previsto medidas tanto en el ámbito escolar como el comunitario, así como actividades individuales con cada una de las alumnas.

Los programas de alfabetización funcional ayudarán a que los padres, y en particular las madres, puedan apoyar la instrucción de las muchachas. Para ellas, el proyecto creará “lugares seguros”, donde puedan desarrollar aptitudes de liderazgo y competencias empresariales para dotarlas de autonomía, a fin de que lleguen a ser agentes de cambio en sus propias comunidades.

La UNESCO ejecutará el proyecto en estrecha colaboración con el gobierno de Tanzania y con organizaciones no gubernamentales de ámbito nacional e internacional que gozan de firme arraigo en las comunidades respectivas.

 

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página