Documentos audiovisuales del movimiento antinuclear internacional "Nevada-Semipalatinsk”

Patrimonio documental propuesto por el Kazajistán y recomendado para su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo en 2005.

El patrimonio documental propuesto es una colección única de documentos relativos a la acción del movimiento antinuclear internacional “Nevada-Semipalatinsk”, que logró poner fin a los ensayos nucleares que se venían realizando en el polígono de Semipalatinsk con repercusiones desastrosas en el medio ambiente y el patrimonio genético de la población del Kazajistán. La colección se conserva en dos archivos de la República del Kazajistán: los Archivos Centrales del Estado y el Archivo Estatal de cine, fotografía y registros de sonido.

El movimiento antinuclear “Nevada-Semipalatinsk” fue la primera organización no gubernamental antinuclear creada en 1989 en el territorio de la antigua URSS como una reivindicación natural de protección del ser humano frente a los riesgos nucleares. Su objetivo era el desmantelamiento de todos los polígonos de ensayos nucleares existentes en territorio kazajo, la instauración de un control público sobre los desechos industriales y el establecimiento de un mapa ecológico de la región. El movimiento poseía estatutos, estructura organizativa y símbolos culturales.

Desde agosto de 1949 y durante más de 40 años, las estepas kazajas fueron campos de pruebas nucleares, centros de procesamiento de uranio y lugares de enterramiento de desechos nucleares. En síntesis, el impacto total de las explosiones nucleares realizadas en el Kazajistán ha sido 45.000 veces superior al de la bomba atómica de Hiroshima. Como demuestra la investigación científica, aproximadamente 2,6 millones de personas han sido víctimas en el Kazajistán de mutaciones genéticas como resultado de una exposición prolongada a la radiactividad.

El movimiento situaba entre sus objetivos:

- la organización de acciones encaminadas a lograr la prohibición total de los ensayos nucleares, la erradicación de las armas nucleares, de los misiles y de otros tipos de armas de destrucción masiva, y del enterramiento ilegal de desechos radiactivos y tóxicos;

- la protección y revitalización de la naturaleza, el hombre y la cultura;

- la protección de los derechos humanos;

- la atención a los problemas ecológicos a nivel nacional e internacional.

"Nevada-Semipalatinsk" contribuyó positivamente a concienciar al gran público sobre la necesidad de luchar contra la amenaza nuclear. Consiguió un amplio respaldo en todo el mundo y fue un agente histórico real en la búsqueda de soluciones a los problemas ecológicos globales.

Principio de la página