Archivo mercantil de la Officina Plantiniana

Patrimonio documental propuesto por Bélgica y recomendado para su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo en 2001.

La Officina Plantiniana se puede considerar como la empresa de edición e impresión más importante que jamás haya habido en Bélgica. Fue fundada en 1555 por Cristóbal Plantino (Christoffel Plantin), quien logró ser el mayor tipógrafo de su tiempo en uno de los períodos más turbulentos de la historia occidental, y continuó hasta 1876 en manos de sus herederos, los Moretus.

La expansión de la Officina y su edad de oro en los siglos XVI y XVII coinciden con un período en el que los eruditos de los Países Bajos –hoy Bélgica y Holanda– estaban en condiciones de desempeñar un papel extremadamente importante en el desarrollo del pensamiento occidental.

La historia de la Officina Plantiniana es, pues, más que la crónica de las fortunas de una gran empresa capitalista: también es reflejo y parte de las grandes corrientes culturales de Occidente. Ya que providencialmente el archivo mercantil de la empresa se ha conservado casi intacto, permite iluminar trescientos años de la historia del libro en todos sus aspectos y problemas, con un lujo increíble de detalles y precisiones.

  • Año de presentación: 2001
  • Año de inscripción: 2001
  • País: Bélgica
Principio de la página