El Mago de Oz (Victor Fleming, 1939), película producida por la Metro-Goldwyn-Mayer

Patrimonio documental propuesto por los Estados Unidos de América y recomendado para su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo en 2007.

© George Eastman House, Motion Picture Department
The Land of Oz Theme Park Beech Mountain, North Carolina, 1970-1980

En 1939, mientras el mundo se sumía en el caos de la guerra, la Metro-Goldwyn-Mayer lanzó a las pantallas una película que celebraba la bondad, la caridad, la amistad, la valentía, la fortaleza, el amor y la generosidad.

Dedicada "a los jóvenes y a quienes lo siguen siendo de corazón", aún hoy sigue siendo una de las obras más queridas del séptimo arte, que ha sabido conquistar a un público de todas las edades a lo largo y ancho del mundo. Es una de las cintas más populares e influyentes de toda la historia del cine.
El Mago de Oz (1939) es un auténtico clásico, que transmite un mensaje de esperanza y amor cada vez que Dorothy Gale (el personaje que hizo célebre a la inimitable Judy Garland) canta con anhelo en "Over the Rainbow" por un mundo en el que "los males se funden como gotitas de limón" y el cielo siempre es azul.

El Museo de la George Eastman House se enorgullece de presentar El Mago de Oz para su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo porque, en su condición de depositario, ha conservado fielmente los negativos originales en Technicolor sobre triple película y las copias negativas de las secuencias en blanco y negro y la banda sonora, asegurando así la supervivencia de este filme para las generaciones futuras. En asociación con el actual propietario legal, la Warner Bros., el Museo ha hecho posible que este entrañable clásico del cine siga encantando y deleitando a los públicos. Los negativos originales en tricromía se conservan en el Museo desde 1975, y la Warner Bros. completó recientemente ese acervo confiando a su custodia las copias mejor conservadas de las secuencias iniciales y finales en blanco y negro y de la banda sonora. Todas las copias que se realizan en la actualidad (fotografías, vídeo y acceso digital) lo son a partir de esos materiales.

El Mago de Oz iba a ser la película presentada oficialmente por los Estados Unidos en el Festival de Cannes de 1940, pero la Segunda Guerra Mundial obligó a cancelar el certamen. Esta película, que con el transcurso de los años iba a convertirse en una de las más célebres de todos los tiempos, era una lograda adaptación de la obra de L. Frank Baum The Wonderful Wizard of Oz (El maravilloso mago de Oz), un clásico de la literatura infantil. Dorothy (Judy Garland), el profesor Marvel y Mago de Oz (Frank Morgan), la Bruja Mala del Oeste (Margaret Hamilton), Glinda, la Bruja Buena (Billie Burke), el Espantapájaros (Ray Bolger), el Hombre de Hojalata (Jack Haley) y el León Cobarde (Bert Lahr) forman ya parte de la cultura universal. Esta obra singular del arte del cine merecía ser inscrita en el Registro con todos los honores.

Principio de la página