2009 - Lasantha Wickrematunge, Sri Lanka

© Leaders Publications

El fallecido periodista de Sri Lanka Lasantha Wickrematunge, editor del Sunday Leader, asesinado el 8 de enero de este año, ha sido galardonado con el Premio Mundial de Libertad de Prensa de la UNESCO 2009. Así lo anunció hoy el Director General de la Organización, Koichiro Matsuura, aceptando el dictamen del jurado del premio, formado por 14 periodistas profesionales de todo el mundo.

"Los miembros del jurado estuvieron de acuerdo de manera casi unánime en elegir a un hombre que era claramente consciente de los peligros que le acechaban pero que, sin embargo, eligió expresarse, incluso desde la tumba”, declaró el presidente del jurado, Joe Thloloe, Ombudsman del Consejo de la Prensa de Sudáfrica, refiriéndose al editorial póstumo de Lasantha Wickrematunge, en el que recalcaba su compromiso con la libertad de expresión aun a riesgo de su vida. “Lasantha Wickrematunge continúa siendo un ejemplo para periodistas de todo el mundo”, agregó Thloloe.

Por su parte, Matsuura reconoció la elección del jurado con estas palabras: “Al conceder el Premio Mundial de Libertad de Prensa 2009 a un periodista comprometido que se opuso a la guerra, la UNESCO y otros profesionales de los medios del mundo entero reconocen el papel crucial que desempeña la libertad de expresión en la promoción del mutuo entendimiento y la reconciliación, que son los temas elegidos para la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año”.

Ese día, 3 de mayo, el Director General hará entrega del premio en una ceremonia que tendrá lugar en Doha (Qatar).

Nacido en 1958, Lasantha Wickrematunge era abogado y miembro de la Asociación de la Abogacía de Sri Lanka. Al tiempo que trabajaba como abogado, comenzó a hacer periodismo de investigación para el diario Sun/Davasa.

En 1994, Wickrematunge fundó el Sunday Leader junto con su hermano y utilizó esta publicación para militar vigorosamente contra la guerra entre el ejército de Sri Lanka y los rebeles tamiles.

En 2000, cuando el gobierno cerró el Sunday Leader, Wickrematunge consiguió una breve victoria que desembocó en la abolición de la ley que permitía al gobierno reprimir a los medios informativos. En noviembre de 2007 el Sunday Leader sufrió un ataque incendiario que Wickrematunge denunció como similar a “una acción de comando”.

Wickrematunge esperaba su asesinato, hasta el punto de que había escrito un editorial para que fuese publicado después de su muerte. El Sunday Leader lo publicó el 11 de enero de 2009, tres días después del crimen. En el texto, el periodista subrayaba su compromiso con la libertad de expresión y su disposición a morir por ello: “Hay una voz que está por encima de los cargos importantes, de la fama, el dinero y la seguridad: es la voz de la conciencia”.

 

 

 

 

 

Principio de la página