Un veterano de guerra no podía defender la causa de la paz

Isaiah Diing Abraham Chan Awuol, observador político y ex oficial del ejército sursudanés, fue tiroteado en la puerta de su casa en diciembre de 2012. © Reuters

Asesinato condenado por la Directora General de la UNESCO el 21 de diciembre de 2012

Isaiah Diing Abraham Chan Awuol – Sudán del Sur – Asesinado el 5 de diciembre de 2012

Isaiah Diing Abraham Chan Awuol, ex comandante del Ejército Popular de Liberación de Sudán, había sobrevivido a la guerra civil a cuyo término Sudán del Sur se independizó de Sudán. Pero el hecho de ejercer de columnista y de escribir para sitios de noticias en línea probablemente acabó costándole la vida.

La guerra civil llegó a su fin con el Acuerdo General de Paz de 2005, y en enero de 2011 el Sudán del Sur votó por una abrumadora mayoría en favor de la independencia. Aun así, ni los más optimistas se atreven a pronosticar una desaparición completa de las tensiones, pues ambos Estados siguen enfrentados por cuestiones ligadas a las zonas fronterizas y los recursos petrolíferos. A veces las disputas políticas internas acaban resolviéndose por la vía de las armas.

Isaiah Diing Abraham Chan Awuol, de 50 años de edad, tuvo una carrera pintoresca. Antes de sus hazañas militares había seguido el ejemplo de su madre y sido ordenado pastor por la Iglesia Episcopal de Sudán. También era titular de una maestría en administración de empresas por la Universidad de Nairobi, y en los años 90 fue funcionario de la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS). Para cuando acabó la guerra civil ya había visto demasiada sangre: tres de sus hermanos habían muerto en combate.

Al antiguo héroe de guerra se le encontró un buen trabajo de oficina en el nuevo Gobierno de Sudán del Sur. Al mismo tiempo, bajo el bíblico pseudónimo de “Isaiah Abraham”, siguió escribiendo columnas de opinión y artículos políticos para publicaciones en línea como el Sudan Tribune y sitios web como Gurtong y SudaneseOnline.

En sus populares columnas, Isaiah se erigió en paladín de la democracia, la igualdad tribal y los ideales que presidieron el conflicto. No tardó en criticar a los miembros del nuevo Gobierno por la corrupción ligada a los ingresos del petróleo y por permitir un clima de disturbios callejeros. El veterano de guerra tampoco tenía reparos en escribir sobre la necesidad de paz y reconciliación.

Su columna en línea aparecida en el Sudan Tribune del 27 de noviembre de 2012 fue el último artículo que publicó. En él se preguntaba qué beneficios podía reportar al Gobierno y al pueblo de Sudán del Sur el continuo apoyo a los rebeldes que operaban en la frontera septentrional con el antiguo enemigo sudanés, sobre todo cuando los enfrentamientos en las provincias fronterizas no engendraban más que una masiva afluencia de refugiados hacia el sur. Abraham estaba convencido de que la administración de Juba “debe elegir entre la paz y la guerra, y no quedarse con ambas. Lo que la gente quiere es paz, no guerra.”

Sus posiciones públicas le habían valido a Isaiah Diing Abraham Chan Awuol numerosas amenazas, que se materializaron a primeras horas del 5 diciembre de 2012, cuando un grupo de pistoleros no identificados apareció ante la puerta del antiguo soldado, en el barrio de Gudele (oeste de Juba), lo arrastró fuera de casa y lo mató a tiros.

Los asesinos no fueron capturados. En cambio, el mismo fin de semana en que tenía lugar el funeral de Isaiah Diing Abraham Chan Awuol, las fuerzas de seguridad sursudanesas abrieron fuego contra una multitud que protestaba contra los dirigentes locales en la ciudad de Wau y mataron a 11 manifestantes. Las Naciones Unidas han advertido que la permanente inestabilidad en la zona fronteriza entre Sudán del Sur y Sudán amenaza con provocar una situación de grave hambruna para la próxima primavera.

Enlaces relacionados:

Descargo de responsabilidad:

Este artículo se publicó originalmente en el diario finlandés Ilta Sanomat. El contenido del artículo puede haberse modificado o actualizado de haberse recibido información después de la fecha de publicación.

La UNESCO alienta a todos los medios de comunicación a que informen al público acerca de las violaciones de la libertad de prensa, a sensibilizar sobre las cuestiones que afectan la seguridad de los periodistas en todo el mundo y a rendir homenaje a los periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión.

El artículo original en finlandés se puede consultar aquí.

Principio de la página