El coche del presentador de televisión explotó

Kamiran Salaheddin era presentador de televisión y animador de programas de debate. Tikrit, su ciudad natal del norte del Iraq, se ha convertido en un lugar peligroso para los periodistas © Journalistic Freedoms Observatory

Asesinato condenado por la Directora General de la UNESCO, el 10 de abril de 2012

Kamiran Salaheddin – Iraq - Asesinado el 2 de abril de 2012

Kamiran Salaheddin, presentador de televisión y animador de un programa de debate político en el canal local iraquí Salahaddin, en la provincia de Salah ad Din, había salido tarde del trabajo el 2 de abril de 2012.

Circulaba en coche por el centro de Tikrit, capital de la provincia, cuando de repente se produjo una enorme explosión y el vehículo quedó envuelto en llamas.

Una “bomba lapa” magnética había sido adosada a los bajos del vehículo de Kamiran Salaheddin y el periodista –figura local famosa– murió instantáneamente en la explosión. El canal de televisión para el que trabajaba había sido creado en 2004 después de la guerra de Iraq, con fondos estadounidenses. Nadie se manifestó para reivindicar el asesinato.

El periodista de 35 años de edad, padre de dos hijos, llevaba siete años trabajando para la cadena de televisión. Durante ese periodo, Tikrit sufrió un sinnúmero de matanzas sangrientas. A finales de marzo de 2011, por ejemplo, un grupo de rebeldes y hombres armados que llevaban chalecos con explosivos atacó los locales del consejo provincial en la ciudad con coches bomba.

El asalto mortal incluyó la toma de rehenes y duró varias horas. Entre las decenas de personas que murieron en el lugar se encontraban dos periodistas iraquíes. Sabah al-Bazee, que trabajaba para CNN, Reuters y el canal panárabe de televisión por satélite Al Arabiya, murió alcanzado por la metralla. Muammar Khadir Abdelwahad, que cubría una reunión del consejo para la agencia de prensa Al-Ayn, murió también en el ataque, y Saad Khaled, cámara del canal de televisión
Al-Fayhaa resultó gravemente herido.

Fue un día absolutamente horrendo para los habitantes de Tikrit. En total murieron 65 personas y más de cien resultaron heridas. Iraq tiene una reputación espantosa en lo que atañe a la seguridad de los periodistas. Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), en los últimos 20 años 94 periodistas han sido asesinados en este país desgarrado por la guerra y las tensiones. Lo que empeora aún más la notoriedad del Iraq en este ámbito es el hecho de que muchos de esos asesinatos nunca han sido investigados ni resueltos.

Enlaces relacionados:

Descargo de responsabilidad:

Este artículo se publicó originalmente en el diario finlandés Ilta Sanomat. El contenido del artículo puede haberse modificado o actualizado de haberse recibido información después de la fecha de publicación.

La UNESCO alienta a todos los medios de comunicación a que informen al público acerca de las violaciones de la libertad de prensa, a sensibilizar sobre las cuestiones que afectan la seguridad de los periodistas en todo el mundo y a rendir homenaje a los periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión.

El artículo original en finlandés se puede consultar aquí.

Principio de la página