21.04.2011 - UNESCOPRESS

La Directora General pide que se investigue la muerte en prisión de dos profesionales de la prensa en Bahréin

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, pidió hoy que se investiguen las muertes de Karim Fakhrawi, cofundador de Al-Wasat, un periódico independiente de Bahréin, y de Zakariya Rashid Hassan, ciberperiodista del mismo país. Ambos murieron en prisión a principios de mes.

“Karim Fakhrawi y Zakariya Rashid Hassan defendían el desarrollo de unos medios de comunicación libres y plurales, objetivo que la UNESCO también defiende y considera una de las garantías del buen gobierno y del respeto por los derechos civiles y humanos”, dijo la Directora General. “Las circunstancias que rodean sus muertes son verdaderamente preocupantes y urjo a las autoridades de Bahréin a que investiguen a fondo estos incidentes”.

Karim Fakhrawi, de 49 años, era miembro del consejo de redacción de Al-Wasat, periódico que él mismo cofundó en 2002. Fakhrawi murió en prisión el 12 de abril, una semana después de su detención.

Las autoridades afirman que la muerte de Karim Fakhrawi se debió a problemas de insuficiencia renal, según recoge Reporteros Sin Fronteras (RSF). Su familia, sin embargo, asegura que Fakhrawi gozaba de buena salud en el momento de su arresto.

Zakariya Rashid Hassan murió en prisión el pasado 9 de abril, según informa también RSF. Rashid Hassan fue detenido siete días antes acusado de incitación al odio, publicación de informaciones falsas, promoción del sectarismo y de hacer llamamientos para derrocar el régimen bahreiní. Zakariya Rashid Hassan era moderador de un foro en Internet actualmente cerrado. Su familia rechaza la versión oficial de su muerte, según la cual Rashi Hassan habría fallecido a causa de una drepanocitosis, o anemia de células falciformes.

 

                                                                ****                

La UNESCO es el único organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página