09.05.2011 - UNESCOPRESS

La Directora General condena el asesinato del periodista brasileño Valério Nascimento

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato del periodista brasileño Valério Nascimento, propietario del diario Panorama Geral, perpetrado el pasado 3 de mayo.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato del periodista brasileño Valério Nascimento, propietario del diario Panorama Geral,  perpetrado el pasado 3 de mayo.

            “Valério Nascimento era periodista, propietario de un diario y político. Su asesinato supone un ataque claro al derecho de los ciudadanos a debatir y a comprometerse en la acción política, dos derechos esenciales e interrelacionados fundamentales en cualquier democracia libre”, dijo la Directora General. “Condeno su asesinato y confío en que las autoridades brasileñas no dejarán que este crimen, perpetrado además el Día Mundial de la Libertad de Prensa, permanezca impune”.

            Valério Nascimento fue asesinado a disparos en el jardín de su casa en Río Claro (estado de Río de Janeiro). Unos días antes, había publicado un artículo hablando de presuntas irregularidades en la ciudad de Bananal, en el estado de São Paulo. Valério Nascimento había sido candidato a presidente de la asociación de ciudadanos de esta localidad.

 

            Según Reporteros sin Fronteras, se trata del segundo periodista asesinado en Brasil en un mes. Luciano Pedrosa Leitão, de Radio Metropolitana FM, fue asesinado en el estado de Pernambuco a principios de abril. Además, el bloguero Ricardo Gama sufrió un ataque a finales de marzo y quedó gravemente herido tras ser disparado en la ciudad de Río de Janeiro.

****

La UNESCO recuerda a los periodistas asesinados (en inglés)

 

La UNESCO es el organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen…”.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página