27.09.2011 - UNESCOPRESS

La Directora General condena el asesinato de la periodista mexicana María Elizabeth Macías y pide medidas urgentes para detener las matanzas

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato de la periodista mexicana María Elizabeth Macías y pidió que se adopten medidas urgentes y enérgicas para detener la violencia contra los periodistas en México.

"Condeno el horrible asesinato de María Elizabeth Macías", dijo la Directora General. "María Elizabeth Macías es una más de los valientes periodistas mexicanos, incluidas varias mujeres, asesinada porque mantuvo su integridad profesional y escribió sobre las actividades del crimen organizado. Es esencial para la democracia y la restauración del estado de derecho que los periodistas y jefes de redacción puedan ejercer su profesión sin temer por sus vidas", agregó Bokova.

"Por eso insto con urgencia a las autoridades a tomar todas las medidas a su alcance para mejorar la seguridad de los periodistas y llevar ante la justicia a aquellos que los atacan”, continuó. “La impunidad se ha convertido en una amenaza directa a la libertad de expresión y la libertad de prensa en México", concluyó la Directora General.

El cadáver decapitado de María Elizabeth Macías, de 39 años, jefa de redacción del diario Primera Hora de Nuevo Laredo (estado de Tamaulipas) fue hallado el 24 de septiembre con un mensaje que relacionaba su asesinato con su actividad periodística.

María Elizabeth Macías utilizaba las redes sociales para informar sobre las actividades del crimen organizado en su región. Es la cuarta mujer periodista asesinada este año en México.

Según Reporteros sin Fronteras, el pasado año fueron asesinados 80 periodistas en México. Muchas de las víctimas perdieron la vida porque informaban sobre las actividades de los cárteles del narcotráfico y el crimen organizado.

                                                             ****

La UNESCO es el organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.

 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página