21.06.2013 - UNESCOPRESS

Los Fuertes de las Colinas de Rajastán y las Iglesias de madera de la región de los Cárpatos inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

© National Heritage Board of PolandTserkvas de madera de la región de los Cárpatos en Polonia y Ucrania

Nom Pen, Camboya, 21 de junio — El Comité del Patrimonio Mundial inscribió hoy dos nuevos sitios culturales, uno en India y otro en la frontera de Polonia y Ucrania, en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Fuertes de las colinas del Rajastán (India) - Situado en el Estado de Rajastán, este sitio está integrado por una serie de componentes y comprende seis fuertes majestuosos, cuyo perímetro de circunvalación llega a medir hasta 20 km en algunos casos. El eclecticismo arquitectónico de estas construcciones militares constituye un testimonio del poderío los estados señoriales de los rajás que prosperaron en la región del Rajput entre los siglos VIII y XVIII. Dentro de sus recintos amurallados hay núcleos urbanos importantes, palacios, centros comerciales, diversos edificios y templos que con frecuencia fueron construidos antes de la edificación de las fortificaciones y que, al amparo de éstas, contribuyeron a la creación y el desarrollo de una cultura cortesana, base del fomento de la enseñanza, la música y las artes. Algunos de los núcleos urbanos cercados por las fortificaciones han perdurado hasta nuestros días y en ellos se encuentran muchos de los templos y edificios religiosos del sitio. Para la construcción de los fuertes se aprovecharon las defensas naturales ofrecidas por los cerros, ríos, desiertos y bosques frondosos. Hoy en día, se siguen utilizando todavía las grandes estructuras de captación de agua creadas para el abastecimiento de estas construcciones militares.

 

Tserkvas de madera de la región de los Cárpatos en Polonia y Ucrania – Situado en los confines orientales de Europa Central, en los Cárpatos polacos y ucranianos, este sitio transnacional está compuesto por una selección de 16 tserkvas, iglesias de madera construidas entre los siglos XVI y XIX con troncos de árbol dispuestos horizontalmente por comunidades religiosas ortodoxas orientales y greco-católicas. Las tserkvas encarnan la expresión cultural de cuatro grupos etnográficos y de los cambios formales, decorativos y técnicos que adoptaron a lo largo del tiempo. Son el testimonio de una técnica de construcción anclada en la tradición ortodoxa que intercala elementos del lenguaje arquitectónico local y referencias simbólicas a la cosmogonía de las comunidades. Las tserkvas están construidas en un plano con tres partes cubiertas de cúpulas y bóvedas abiertas sobre un espacio cuadrado u octogonal. Se caracterizan también por la presencia de campanarios de madera e iconostasios, por la decoración interior policroma y por camposantos, predios y cementerios.

 

El Comité del Patrimonio Mundial, que celebra en Nom Pen su 37ª reunión, continuará examinando nuevas candidaturas de inscripción el sábado. La clausura de la reunión tendrá lugar el 27 de junio en Angkor. 




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página