15.09.2011 - UNESCO

Preservación de documentos: La UNESCO presta ayuda a Uzbekistán para la preservación del patrimonio documental de Asia Central

Capacitación de restauradores del Instituto Al-Beruni - © Marco di Bella

La Oficina de la UNESCO en Tashkent ha organizado varias sesiones de capacitación para especialistas del Instituto de Estudios Orientales Al-Beruni de Tashkent (Uzbekistán) para mejorar su capacidad de almacenar, manipular, preservar y conservar los manuscritos. El Instituto alberga una de las más importantes colecciones de manuscritos de Asia Central que son testimonio del papel decisivo que, debido a su situación geográfica, desempeñó esa parte del mundo como encrucijada de la Ruta de la Seda. En el Registro “Memoria del Mundo” de la UNESCO figuran alrededor de 26.000 manuscritos de los siglos IX al XX.

En el marco del proyecto de la UNESCO “Preservación de la colección de manuscritos del Instituto de Estudios Orientales Al-Beruni de la Academia de Ciencias de Tashkent (Uzbekistán)”, financiado por Arabia Saudita, los restauradores del Instituto Al-Beruni aprendieron a realizar su trabajo con gran precisión y adquirieron conocimientos sobre los métodos de tratamiento para la conservación del papel, y para la producción de recipientes para proteger los manuscritos en almacenados; y aprendieron técnicas para la desempolvar los manuscritos.
Todos esos conocimientos prácticos se complementaron con la introducción del UNESCO Cultural Heritage Protection Handbook, Care and Handling of Manuscripts (Manual de la UNESCO sobre protección del patrimonio cultural. Cuidado y manipulación de manuscritos.

Todas esas actividades de capacitación, que tuvieron lugar a lo largo de dieciocho meses, ayudaron a los restauradores a aumentar su responsabilidad, aunque las actividades de formación deben englobarse en un proceso permanente en el que los alumnos necesitarán “más práctica bajo supervisión profesional para adquirir más autonomía en la adopción de decisiones”, afirma Marco di Bella, experto internacional y consultor de la UNESCO que impartió el curso de encuadernación de libros.

Otro gran logro del proyecto son los trabajos de renovación dirigidos por el Instituto Al-Beruni. Se renovaron todas las zonas de almacenamiento pintándolas, instalando aire acondicionado y mejorando las condiciones de seguridad. Se enseñó al personal a manipular los manuscritos y se los sensibilizó acerca de la preparación, respuesta y recuperación en casos de desastre. También se hicieron trabajos de renovación en el laboratorio de conservación  y se adquirió equipo, material y productos nuevos. La renovación permitió mejorar las salas de exposición, los lugares de lectura y las infraestructuras en general. El Instituto ha mejorado así su imagen y se ha beneficiado de la primera iniciativa de este tipo que se ha llevado a cabo en Uzbekistán.

Uno de los resultados del proyecto será la publicación de un manual redactado por un experto internacional, el Sr. Mirabile, para ayudar al Instituto Al-Beruni a establecer y diseñar políticas y procedimientos para la adquisición, la comunicación, la conservación y el almacenamiento de los manuscritos. Esta publicación podría tener otros efectos muy prometedores; por ejemplo, podría aplicarse a otras colecciones de manuscritos, que son abundantes en Uzbekistán.

Además, se publicará por vez primera un catálogo trilingüe, el Tesoro de los Manuscritos Orientales del Instituto de Estudios Orientales Al-Beruni. La organización de una exposición en la que se exhibirán algunos manuscritos contribuirá asimismo a sensibilizar al público con respecto a esta colección única.

No cabe duda de que todos estos esfuerzos mejorarán las condiciones de los 25.261 volúmenes de la colección Al-Beruni, y de que se adoptarán prácticas idóneas para su mantenimiento y  gestión. Estos valiosos documentos, inscritos en el  Registro "Memoria del Mundo" de la UNESCO, se conservarán por más tiempo, serán más accesibles a los estudiosos, a los investigadores y al público, y serán tratados con mayor respeto a su integridad, autenticidad y condiciones.

Proyecto conjunto de fondos fiduciarios de la UNESCO y Arabia Saudita

Esta singular iniciativa se basa en el intercambio de conocimientos y mejores prácticas. Su objetivo no es solamente mejorar la capacidad del Instituto Al-Beruni de Uzbekistán, si no también estimular el desarrollo de una red real de especialistas, investigadores y estudiosos que colaboren con Centro Rey Faisal para la Investigación y los Estudios Islámicos (KFCRIS) de Riyadh (Arabia Saudita). El proyecto se propone, asimismo, crear un sistema de referencia para optimizar la conservación y la preservación de los manuscritos antiguos y valiosos.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página