19.09.2011 -

Primeros pasos hacia la adopción de un Plan de Acción de Naciones Unidas para mejorar la seguridad de los periodistas y combatir la impunidad

Representantes de organismos, programas y fondos de Naciones Unidas reunidos en la sede de la UNESCO redactaron un proyecto de plan de acción destinado a mejorar la seguridad de los periodistas y combatir la impunidad de los crímenes cometidos.

En los últimos diez años más de 500 periodistas y otros trabajadores de prensa han sido asesinados en todo el mundo y muchos más resultaron heridos o lesionados en el ejercicio de su profesión. La gran mayoría de las víctimas no eran corresponsales internacionales de guerra, sino periodistas locales que trabajaban en sus propios países, en tiempos de paz, y cubrían historias locales. Por lo general, los culpables de estos crímenes permanecen impunes.

La UNESCO, que en el seno de Naciones Unidas tiene el mandato de “promover la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y la imagen”, organizó los días 13 y 14 de septiembre una reunión cuyo objetivo era elaborar un enfoque coordinado a escala de la ONU para prevenir y combatir dichos crímenes.

Entre las medidas previstas en el plan de acción cabe citar la creación de un mecanismo inter-agencias destinado a tratar las cuestiones relativas a la seguridad de los periodistas y a la impunidad. Este mecanismo se encargaría también de examinar los avances conseguidos a nivel nacional e internacional. Seguridad e impunidad se integrarán en las estrategias nacionales elaboradas por las Naciones Unidas, en particular a través de programas de ayuda al desarrollo. También se estudiará la posibilidad de incluir a profesionales de los medios en algunos procesos preparatorios de los proyectos de desarrollo.

El proyecto de Plan desarrollará el trabajo que ya realiza la UNESCO para prevenir los crímenes contra periodistas, que consiste, por ejemplo, en prestar ayuda a los países para desarrollar legislaciones y mecanismos favorables a la libertad de expresión y de información, en apoyar los esfuerzos para lograr la aplicación de reglas  principios ya existentes, tales como la resolución adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO, que estipula que los crímenes contra la libertad de expresión no deberían prescribir.

También se lanzarán campañas de sensibilización dirigidas a los Estados Miembros de la UNESCO, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y otros organismos para subrayar la importancia de la libertad de expresión, la seguridad de los periodismos y el peligro que supone la impunidad en las democracias.

Este proyecto de Plan de Acción se presentará en marzo de 2012 en la próxima reunión del Programa Internacional de Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO y a continuación a los organismos de coordinación de Naciones Unidas.

Entre los participantes en la reunión, que dirigió Raghu Menon, presidente del PIDC, figuraban Irina Bokova, Directora General de la UNESCO; Kiyo Akasaka, Subsecretario General de Comunicación e Información Pública de la ONU, Frank la Rue, Relator Especial de Naciones Unidas para la promoción y la protección del derecho a la libertad de opinión y expresión, Dunja Mijatovic, representante para la libertad de los media de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Catalina Botero, Relatora Especial de libertad de expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Faith Pansy Tlakula, relatora especial de libertad de expresión en África y acceso a la información de la Comisión de la Unión Africana. También acudieron representantes de las principales organizaciones de defensa de la libertad de expresión y la libertad de prensa.

La reunión recibió el apoyo del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon y de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Navi Pillay, que enviaron mensajes a los participantes.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página