09.11.2012 - Sector de Comunicación e Información

UNESCO lanza un Estudio mundial sobre privacidad en Internet y libertad de expresión en el Foro para la Gobernanza de Internet

Taller sobre privacidad en Internet y libertad de expresión en el FGI de 2012 - © UNESCO/Cedric Wachholz

¿En qué medida las «huellas virtuales» de los usuarios de Internet y de teléfonos móviles afectan su privacidad? ¿Qué consecuencias tiene esto con respecto a la libertad de expresión? Estas preguntas son centrales en el nuevo estudio publicado la semana pasada por la UNESCO.

Este nuevo informe sirvió también como base para el concurrido taller del miércoles, dirigido por un panel de expertos de renombre en el Foro para la Gobernanza de Internet (FGI) de 2012. Katitza Rodriguez, de la Electronic Frontier Foundation (Fundación de la Frontera Electrónica), señaló que la correlación de datos puede llevar a deducir las opiniones religiosas o la orientación sexual de un individuo, en esta época en que la privacidad es aún un derecho en germen.

En el taller, organizado en colaboración con Global Partners & Associates, el Consejo de Europa y Article 19, también participaron Andrew Puddephatt y Ben Wagner, quienes habían contribuido en el estudio mundial.

Los dos expertos subrayaron el hecho de que los retos a la protección de la privacidad se han multiplicado debido a la recolección de una mayor cantidad de información de diversos tipos. Asimismo, insistieron en los problemas relacionados con el almacenamiento y análisis de datos, la supervisión por parte de entidades públicas y privadas, y la expansión de mercados de datos personales.

Además, Puddephatt y Wagner explicaron que los derechos de privacidad y el anonimato pueden fomentar la libertad de expresión pero, al mismo tiempo, también limitarla, como por ejemplo cuando los periodistas no pueden publicar información sobre cuentas bancarias personales que sirven como evidencia de corrupción. Los dos investigadores afirmaron que, cuando la libertad de expresión y la privacidad se contradicen, la decisión sobre cuál de las dos prima debe tomarse de acuerdo con el beneficio del interés general.

Ambos recalcaron las recomendaciones del informe según las cuales una fuerte protección constitucional es necesaria para asegurar tanto la privacidad como la libertad de expresión. Para proteger la privacidad, propusieron que el derecho penal tenga muchas más limitaciones y que, en cambio, para estas cuestiones, se haga énfasis en las soluciones civiles.

Entre otros oradores, Gabrielle Guillemin, de Article 19, refutó el hecho de que la privacidad sea protegida antes de la publicación, mientras que Sophie Kwasny, del Consejo de Europa, subrayó la importancia de los esfuerzos por establecer normas para la protección de los datos y de la privacidad.

Max Senges, de Google, advirtió acerca de poner muy altas las barreras de la privacidad, apoyándose en los ejemplos de los servicios personalizados según los datos de cada individuo, al igual que el uso de estos para el desarrollo de la interpretación simultánea en línea. También insistió en que tanto la autorregulación corporativa como la instrucción del usuario sobre los medios de comunicación y la información pueden proteger la privacidad y la libertad de expresión.

Ceren Ünal, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Bilkent, en Turquía, hizo hincapié en la importancia de instrumentos para la protección de la privacidad simples y fáciles de usar que están ya disponibles en varios idiomas para apoyar la formación del usuario.

David Souter, de ICT Development Associates, encomió el estudio de la UNESCO por hacer el vínculo entre libertad de expresión y derechos de privacidad, en vista de un Internet en constante mutación y en el que muchas personas aún no han adaptado su comportamiento a las nuevas amenazas a la privacidad.

Guy Berger, director de la División de la Libertad de Expresión y el Desarrollo de los Medios de Comunicación (FEM), presidió el taller y comunicó las conclusiones en la sesión principal del FGI sobre seguridad, privacidad y apertura, que tuvo lugar el jueves.

El Estudio mundial sobre privacidad en Internet y libertad de expresión (Global Survey on Internet Privacy and Freedom of Expression) hace parte de la Serie sobre la libertad en Internet de la UNESCO y está enmarcado por el mandato de la Organización para promover una libertad de expresión más íntegra en la web y en general.




<- Atrás, a la lista de noticias
Principio de la página