Elementos del patrimonio de la Memoria del Mundo. Una ventana audiovisual al mundo

© NFSA/Kelly Gang Poster, 1906

El Registro Memoria del Mundo de la UNESCO contiene películas francesas de los hermanos Lumière, en las que por primera vez se captaron la vida y costumbres de países de Europa y otros lugares, el primer verdadero largometraje narrativo producido en Australia en 1906, noticiarios de 1960 a 1990 con los acontecimientos mundiales vistos con ojos cubanos y material cinematográfico sobre los últimos años del apartheid y el nacimiento de la democracia en Sudáfrica.

En nuestro mundo de televisión por satélite, telefonía móvil e Internet, la población de los lugares más remotos puede tener acceso instantáneo a los sucesos y la información de todo el mundo. Pero hace solo un siglo esto no era así, y la gente estaba aislada del acontecer exterior. Los registros audiovisuales han transformado la sociedad y hoy son considerados custodios del patrimonio documental del mundo.

Las películas de los hermanos Lumière

Datos básicos:

Las películas realizadas por dos de los primeros cineastas del mundo, los franceses Auguste y Louis Lumière, son una de las colecciones que figuran en el Registro Memoria del Mundo. Entre 1896 y 1900 los camarógrafos Lumière filmaron 1.423 cintas en Francia, Europa, África e inclusive Asia y América del Norte. Suelen ser las primeras filmaciones realizadas en esos países y en ellas figuran personalidades de primer plano como la Reina Victoria de Gran Bretaña.

En diciembre de 1895 los hermanos Lumière proyectaron en París diez de sus películas a espectadores que habían pagado para verlas, lo que para los historiadores del cine representa la primera utilización de éste como medio de comunicación de masas. Un poco más tarde, en 1906, Charles Tait, de Australia, escribió y dirigió lo que se considera el primer largometraje de ficción realizado en el mundo.

La historia de la banda de Kelly (“the Kelly Gang”)

© NFSA/The police surrounding Glenrowan Hotel

Datos básicos:

The Story of the Kelly Gang, dirigida por Charles Tait en 1906, es el primer largometraje de ficción producido en el mundo. Relata la vida del legendario forajido Ned Kelly y su banda, cuyas aventuras le hicieron famoso en la segunda mitad del siglo XIX.

Así como Metropolis (1927), de Fritz Lang, es un testimonio del cine mudo alemán, The Story of the Kelly Gang simboliza no solo el nacimiento de la industria cinematográfica australiana, sino también el surgimiento de una identidad nacional.

Aunque en los años 1940 se consideraba perdida, el descubrimiento de algunos fragmentos permitió a los Archivos Nacionales Cinematográficos y Sonoros (NFSA) elaborar una película de 17 minutos. También forman parte de la colección los originales del cartel y el folleto publicitario de la película.

Negativos originales del Noticiero ICAIC Latinoamericano

© Ana Ines Manzano/Analysis of newsreel images

Datos básicos:

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), fue la primera institución cultural creada después de la revolución cubana, en marzo de 1959, es decir, pocos meses después de ésta. Entre 1960 y 1990, el ICAIC produjo cada semana el Noticiero ICAIC Latinoamericano, sobre acontecimientos ocurridos en Cuba y el mundo, entre ellos momentos históricos como la Crisis de los Misiles de 1962 y la Primavera de Praga, en 1968.

La importancia de esos noticieros rebasa el ámbito local. Se refieren no solo a la situación en Cuba después de la revolución, sino también a la manera en que los cubanos percibían lo que ocurría en el mundo.
Los cortes de electricidad en los años 1990, las dificultades económicas y los problemas del clima tropical han complicado la preservación de la colección y se necesitan medidas urgentes para protegerla y transferirla a un formato electrónico.

 

Archivos vivientes de la lucha por la liberación

Datos básicos:

La Colección Doxa de Sudáfrica contiene secuencias de eventos de los años finales del apartheid, la liberación de Nelson Mandela de la cárcel y el paso del país a la democracia. La colección de 674 cintas abarca el periodo de comienzos de los años 1980 hasta las históricas elecciones de 1994 y la asunción del mando por Mandela, primer presidente del país elegido democráticamente.

También figuran documentos de la Comisión Verdad y Reconciliación, que estableció una norma mundial mediante su propósito de atender a las faltas cometidas en la época del apartheid. Debido a la censura aplicada en ese tiempo a los medios de comunicación locales, muchos sudafricanos no podían ver el material filmado por compañías extranjeras y en gran parte ignoraban lo que sucedía en su país. Las lecciones que se pueden extraer de la transformación de Estado paria en una democracia sin derramamiento generalizado de sangre tienen una trascendencia universal.

Mediante el proyecto de Archivos de la lucha por la liberación, Doxa Productions, que filmó el material original, junto con sus asociados, espera transferir toda la película a un formato electrónico para facilitar su consulta por estudiantes y el público.

Los documentos están escritos en tamil, una de las dos lenguas clásicas de la India, en folios fabricados con hojas de palmera secadas, alisadas y ahumadas, que se usaban comúnmente como soporte de escritura en la India antigua.

Los manuscritos en hojas de palmera se deterioran fácilmente en climas tropicales y por ello eran copiados en hojas nuevas cada vez que era necesario.

Los manuscritos que se encuentran en el Instituto son demasiado frágiles para ser prestados, pero se ha puesto en marcha un proyecto de microfilmación para proteger la información que contienen y facilitar su consulta.

Actualmente, la capacidad de leer la escritura arcaica en las hojas de palmera es una aptitud en vías de extinción que sobrevive únicamente entre estudiosos especialmente formados, y el Instituto está preparando una traducción de los textos en tamil moderno.

Los medicamentos explicados en los manuscritos y preparados a la manera antigua todavía se utilizan en el sur de la India.

Inscripción en el Registro Memoria del Mundo

La inscripción de temas como éste en el Registro Memoria del Mundo  tiene por objeto despertar el interés y contribuir a conservar el patrimonio documental, que nos ayuda a comprender nuestra sociedad con sus múltiples complejidades.

Sin embargo, nuestro patrimonio documental ha sufrido considerables daños debido a la guerra, la agitación social, el saqueo, el tráfico ilícito, la destrucción, la conservación inapropiada y la falta de financiación.

Una creciente conciencia de estas circunstancias, junto con la convicción de la UNESCO de que el patrimonio documental del mundo pertenece a todos y debe ser preservado y protegido, culminó en la creación del programa Memoria del Mundo en 1992.

El objetivo del Programa es localizar los fondos de archivos y las colecciones de bibliotecas de todo el mundo que presentan un elevado interés, facilitar su preservación y contribuir a su difusión. La inscripción de una colección en el Registro Memoria del Mundo, creado en 1995, forma parte de este proceso.

Hasta la fecha se han incorporado al Registro unos 193 elementos, de grabaciones de música folclórica a películas y vestigios de documentos antiguos.

El Programa es supervisado por su Comité Consultivo Internacional, que celebrará su 10ª reunión bienal del 23 al 25 de mayo de 2011.

 

 

 

 

 

Principio de la página