Elementos del patrimonio de la Memoria del Mundo. La esclavitud en el Caribe y América Latina

Un Anglais de la Barbade (Enslaved Peoples of the Caribbean)

El Registro Memoria del Mundo de la UNESCO tiene colecciones de archivos sobre la esclavitud en las colonias españolas y británicas del Caribe y América Latina, en las que se documentan los sufrimientos y maltratos de los esclavos, y se describe el comercio británico transatlántico de esclavos.

El 22 de agosto de 1791, esclavos de la colonia francesa de Santo Domingo (hoy Haití), inspirándose en la revolución francesa, se levantó en armas contra sus amos.

La rebelión se produjo en oposición a la esclavitud que aumentaba en Gran Bretaña, Europa y partes de los Estados Unidos de América y a la larga culminó en la abolición de la trata transatlántica de esclavos y la emancipación de los esclavos en las Américas.

Esta es la razón por la cual el 23 de agosto se celebra el Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición. Durante el periodo de trata de esclavos, los africanos que llegaban habían pasado meses en lugares estrechos y antihigiénicos y, como generalmente llegaban en muy mal estado de salud, se solía mantenerles encerrados durante un tiempo antes de venderlos, para que engordaran y aumentara así su precio.
Tres importantes colecciones inscritas en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO no solo ofrecen un retrato de esos tiempos, sino que también ayudan a comprender el persistente impacto de la esclavitud en la sociedad actual.

Patrimonio documental de los pueblos esclavizados del Caribe (Barbados)

© Barbados Museum & Historical Society/Nègres au travail (Enslaved

Datos básicos:

 

La importancia del patrimonio documental de los pueblos esclavizados del Caribe, de Barbados, inscrito en 2003, rebasa los límites de esa isla.

La colección, que se conserva en el Museo y Sociedad Histórica de Barbados, consta de documentos jurídicos, libros contables de las plantaciones, inventarios de los barcos, libros raros, grabados y pinturas originales que datan de los siglos XVII al XIX. Su significación global reside en el sistema esclavista británico en Barbados, que se utilizaba ampliamente como un modelo para el desarrollo de las economías de plantación del Caribe y América del Norte.

Las escrituras y testamentos de la colección demuestran hasta qué punto los esclavos eran considerados una mercancía antes que como seres humanos, pues se vendían para pagar una deuda o se daban como un regalo.

A medida que la población negra de la isla aumentaba hasta convertirse en una mayoría, los plantadores, intimidados por el número de esclavos y las posibilidades de rebelión, imponían reglamentos para controlarlos, estableciendo así un sistema económico y político sumamente represivo. En virtud de esos reglamentos, los esclavos necesitaban un permiso para salir de su plantación, no podían tocar sus tambores u otros instrumentos, y sufrían muchas otras restricciones.

Registro de esclavos del Caribe británico 1817-1834

© National Archives, St. Kitts/Original Register of Slaves, St. Christopher

Datos básicos:

 

 

Tras la rebelión de los esclavos haitianos, Gran Bretaña tuvo que afrontar las presiones de los grupos antiesclavistas y el 1807 aprobó una ley por la que abolía el comercio de esclavos en el Imperio Británico. La Ley de abolición de la esclavitud entró en vigor en 1834, pero obligaba a los hombres, mujeres y niños esclavizados a permanecer en calidad de aprendices con sus amos por un periodo de cuatro años.

Para vigilar a la población esclava y prevenir el comercio ilegal de esclavos, el gobierno británico ordenó la creación de registros de esclavos en todo el Caribe. En su mayor parte fueron compilados entre 1816 y 1817; el último territorio que lo hizo fue Honduras, en 1834. El gobierno británico estableció además un registro central en Londres donde se anotaban todas las ventas, legados, transferencias o movimientos de esclavos entre las colonias.

Los registros, propiedad de los gobiernos de Bahamas, Belice, Dominica, Jamaica, St. Kitts, Trinidad y Tobago y el Reino Unido, conocidos colectivamente como el Registro de Esclavos del Caribe Británico 1817 1834, fueron inscritos en el Registro Memoria del Mundo de la UNESCO en 2009.

Los registros fueron la primera documentación oficial de personas que hasta entonces habían sido consideradas simplemente como bienes, y eran obligados a vivir, trabajar y morir sin identidad. Por su gran alcance, proporcionan un inestimable panorama histórico del mayor sistema esclavista del mundo.

Negros y Esclavos

Datos básicos:

 

La colección Negros y Esclavos, del Archivo Nacional de Colombia, que fue inscrita en 2005, documenta la llegada de africanos a las colonias españolas de Nueva Granada, actualmente Colombia, Ecuador, Venezuela y Panamá.
Debido a la prominencia de la Iglesia Católica en las colonias españolas y su inclinación a llevar registros, se pudo hallar información sobre el maltrato de los esclavos, sus protestas, la manera en que fueron comercializados y vendidos, el trabajo que realizaban e inclusive sobre los casamientos entre esclavos.

La colección colombiana tiene gran importancia debido a que quedan pocos de los documentos producidos en Cartagena entre los siglos XVI y XVIII. Los documentos restantes se conservan en el Archivo nacional de Bogotá y el Archivo de Indias de Sevilla.

En Colombia la colección fue duplicada en formato electrónico para facilitar el acceso de los investigadores y también para proteger los originales. Sin embargo, en algunas islas el clima tropical, además de la negligencia y las catástrofes tanto naturales como de origen humano, han causado pérdidas en la colección o la han dañado. Los esfuerzos por conservar estos valiosos documentos están limitados por los fondos disponibles y algunos ya no se exhiben al público debido a su fragilidad.

Se espera que la inscripción en el Registro Memoria del Mundo suscite interés y contribuya a la conservación del patrimonio documental. Hasta la fecha se han inscrito en el Registro unos 193 elementos, de grabaciones de música folclórica a películas y documentos antiguos.

Inscripción en el Registro Memoria del Mundo

La inscripción de temas como éste en el Registro Memoria del Mundo  tiene por objeto despertar el interés y contribuir a conservar el patrimonio documental, que nos ayuda a comprender nuestra sociedad con sus múltiples complejidades.

Sin embargo, nuestro patrimonio documental ha sufrido considerables daños debido a la guerra, la agitación social, el saqueo, el tráfico ilícito, la destrucción, la conservación inapropiada y la falta de financiación.

Una creciente conciencia de estas circunstancias, junto con la convicción de la UNESCO de que el patrimonio documental del mundo pertenece a todos y debe ser preservado y protegido, culminó en la creación del programa Memoria del Mundo en 1992.

El objetivo del Programa es localizar los fondos de archivos y las colecciones de bibliotecas de todo el mundo que presentan un elevado interés, facilitar su preservación y contribuir a su difusión. La inscripción de una colección en el Registro Memoria del Mundo, creado en 1995, forma parte de este proceso.

Hasta la fecha se han incorporado al Registro unos 193 elementos, de grabaciones de música folclórica a películas y vestigios de documentos antiguos.

El Programa es supervisado por su Comité Consultivo Internacional, que celebrará su 10ª reunión bienal del 23 al 25 de mayo de 2011.

 

 

 

 

 

Principio de la página